El antídoto

Por Venezuela Real - 27 de Septiembre, 2008, 12:04, Categoría: Política Nacional

MASSIMO DESIATO
El Nacional
28 de septiembre de 2008

La promulgación del "paquetazo" muestra que el comunismo en Venezuela va en serio. Aun así, hay quien cree que nada de eso llegará a la práctica porque la cultura venezolana posee un antídoto contra esos "males". El comunismo requiere compromiso con lo social, elevados ideales de justicia y de amor por la humanidad, seriedad, organización, constancia, un innato rechazo al consumismo y una parquedad en el estilo de vida, en tanto la verdadera recompensa estriba en la misma actividad política y en el trabajo realizado. El fin del comunismo no es el dinero, sino el desarrollo de lo humano, la exteriorización vital de su ser, como decía en su época Marx.

El antídoto (remedio contra un veneno, pero también medio preventivo para no incurrir en un vicio o en una falta) consistiría no tanto en una virtud de la sociedad venezolana, sino en una serie de faltas, de vicios tales como la desorganización, la inconstancia, el escaso sentido de compromiso político con lo social, el consumismo galopante, una seriedad muy precaria en lo concerniente al mundo del trabajo, una suerte de "antiparabolismo" que hace que todo le resbale a uno. Finalmente, un amor por lo inmediato, el "aquí" y el "ahora", por lo fácil, por el no "enrollarse". En síntesis, el preventivo contra el "vicio" del comunismo serían otros vicios que plasmarían el "paquetazo" con el espíritu de lo venezolano. En este caso, el comunismo no pasaría de ser una palabra vacía.

Además, inclusive entre aquellos que militan con cierta firmeza en el proyecto de la revolución bolivariana, en la medida en que el proyecto se aplica, se requiere un grado de sacrificio cada vez mayor. Esto le hace pensar al partidario de la tesis del antídoto que al final Chávez se encontrará solo, aislado y sin poder real para llevar adelante su proyecto revolucionario.

Pero, que al final es siempre una minoría armada y dispuesta a usar las armas sin titubear la que se impone sobre la mayoría, no sólo es la tesis opuesta a la del antídoto, sino la realidad del comunismo bolchevique que la historia nos consigna. El 17 de abril de 2005, escribía para El Nacional un artículo titulado "Revolución, mayoría, minoría", donde se puede leer, entre otras cosas, lo siguiente: "La historia del socialismo enseña que el sujeto revolucionario de turno se ha encaminado hacia la forma soviética de dictadura (bolchevismo) en el momento en el cual la ebullición del movimiento social dirigido hacia la revolución choca contra la imposibilidad de realizar el propio proyecto, a no ser que se asuma la forma de la `dictadura de la minoría’, inclusive de una `dictadura de una minoría’ en el seno de los propios agentes revolucionarios.

"El bolchevismo significa, entre muchas otras cosas, el fin de la ilusión de que el sujeto revolucionario podía guiar a la mayoría del pueblo de manera pacífica y democrática hacia el camino de la transformación social. Cuando la mayoría se vuelve de veras participativa se producen una serie de divisiones que obligan, para salvar la revolución, a `suspender’ la democracia de la mayoría y a remplazarla por la `dictadura de una minoría".

Esta minoría dispara contra una mayoría, según su entender, contrarrevolucionaria, corrompida e infiltrada por el "american way of life". Es una revolución armada, porque toda revolución lo es y no puede no serlo cuando va en serio y toca los grandes intereses creados. Esta minoría conoce el poder del antídoto, y se dirige a destruirlo. ¿Podrá en su intento?.







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2008  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog