El camino de noviembre - Clima de zozobra

Por Venezuela Real - 27 de Septiembre, 2008, 12:17, Categoría: Política Nacional

El Editorial
El Nacional
27 de septiembre de 2008

No cabe duda, el país está atónito, asombrado y sometido a presiones de distinta índole por este asunto de la conspiración. Las denuncias oficiales han coincidido con el inicio de la campaña electoral para elegir gobernadores y alcaldes. Mientras los órganos de seguridad del Estado guardan silencio, las denuncias de conspiración son formuladas desde la Asamblea Nacional. Aun cuando nadie pueda negarle a la AN que se interese en asuntos capitales, el silencio y la ausencia de los órganos de seguridad y del propio Ejecutivo son, cuando menos, extraños.

Cada día aparecen más implicados, o supuestos implicados en los planes de la denunciada conspiración. Ahora se declara que la propia Iglesia católica "le hace el juego a los golpistas". Primero se dijo que la maquinación tenía origen en Estados Unidos, o sea, en el imperio. Luego que en Colombia y en Madrid. Aumentan los supuestos involucrados, los países comprometidos, y los ciudadanos.

Contra la oposición democrática se lanzan acusaciones sin fundamento. Se va creando un clima de cacería de brujas, mientras se lleva a cabo el proceso electoral. Evidentemente, esto afecta a la gente, al estado de ánimo de los ciudadanos, y probablemente se esté produciendo un fenómeno que dañará el proceso en su totalidad. Es el fenómeno de la abstención, porque la población, atemorizada, tratará de evadir inculpaciones por el simple hecho de participar en la campaña a favor de un candidato o de otro.

Lo que es evidente en este asunto misterioso de la conspiración es que sus acusados venían siendo señalados por otras "culpas", como los responsables de medios, siempre señalados de ser "oligarcas", o de representar al imperialismo. Ahora son culpados de otras cosas. A los periodistas, en particular, los tratan mal, como sucedió con Carla Angola la semana pasada y ayer, con César Miguel Rondón en Maiquetía. Les retienen el pasaporte para "fotocopiarlo" y les dan el mensaje de que periodista equivale a enemigo de la revolución. Esta mediocre manera de reprimir a los profesionales es verdaderamente una conspiración contra la libertad y contra los derechos humanos.

Presentarse en Maiquetía con un pasaporte que identifique al portador como comunicador es una mala idea, porque ya se sabe que periodista y enemigo son sinónimos. ¿Cómo, se pregunta uno, cómo escandalizarse porque José Miguel Vivanco haya venido a Caracas a decir lo que dijo? ¿Qué consejo se le puede dar a quienes trabajan en los medios y tienen esta noble y cada vez más riesgosa profesión? Una opción: ocultar que se es periodista, pasar por buhonero, o por cualquiera de las profesiones que no susciten irritación en los altos mandos de la revolución.

De modo que entre denuncias y acusaciones, discursos fogosos, represiones, el clima que nos va a conducir a noviembre no es el más propicio ni el que merece un pueblo que ha demostrado honda vocación democrática. No es posible que tanta gente esté conspirando en tantos países. Grave daño se hace cuando se acusa sin fundamento. Hasta el gobierno sale perjudicado.

Tiempo al tiempo.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2008  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog