Capitalismo intoxicado

Por Venezuela Real - 28 de Septiembre, 2008, 10:47, Categoría: Economía

Domingo Fontiveros
El Universal
28 de septiembre de 2008

Lo propuesto puede funcionar al costo de agravar la inflación y la deuda americana

Desde que hace 6 meses sucumbió el banco de inversión Bear Stearns, los problemas financieros en EEUU siguieron creciendo, a pesar de ajustes costosos en muchas instituciones bancarias, hasta llevar al sistema a hacer crisis con el hundimiento en estos días de Merrill Lynch y Lehman Brothers, encima del ocurrido poco antes con las centrales hipotecarias Fannie Mae y Freddie Mac, y del gigante asegurador AIG.

Las autoridades americanas están compelidas a intervenir masivamente, creando esta vez un macro-fondo de $700.000 millones para adquirir "activos tóxicos" que penetraron la entraña de Wall Street, en la mayor operación de rescate de la historia. Sumando por lo menos los $300.000 millones que ya perdieron las instituciones, el tamaño mínimo visible del cráter financiero se ubica en un billón de dólares (o trillón sajón).

Se ha generalizado el término "toxic assets", o activos tóxicos, para los valores en que muchos invirtieron a nivel mundial, incluyendo bancos, aseguradoras, compañías y personas, de EEUU, resto del mundo, y Venezuela, y que ahora perdieron todo o parte importante de su valor. Para colmo, estas pérdidas contagiaron a otros mercados, provocando bajas en cotizaciones accionarias y valor de innumerables compañías, con implicaciones muy negativas para su base patrimonial y accionistas. Se trata de una espiral con ramificaciones mundiales que hace recordar al famoso "crash" de 1929.

Asombra descubrir que el origen de este macro-descalabro estuvo en sencillas operaciones de financiamiento hipotecario de viviendas, que en apariencia ayudaban a las familias al otorgar una proporción muy alta de financiamiento en condiciones favorables. Estos créditos hipotecarios eran titularizados y los bonos se vaciaban como inversiones atractivas en otros mercados, en donde se emitían nuevos bonos estructurados con respaldo parcial de los anteriores, surgiendo varias generaciones de títulos. De esta forma se suponía que se diluían los riesgos de las hipotecas originales y de los bonos que seguían fluyendo en el mercado.

Lo que inicialmente parecía un círculo virtuoso de aumento en los valores inmobiliarios y de acceso de centenares de miles a vivienda propia, en un ambiente de crédito barato y abundante, pasó a convertirse en una espiral viciosa cuando los deudores originales comenzaron a incumplir pagos en forma masiva, y las ejecuciones hipotecarias se multiplicaron. El valor de inmuebles y bonos vinculados se fue al piso.

En el camino se cometieron infinidad de fraudes. Centenares de personas e instituciones están bajo investigación por el FBI, aunque ello sea poco consuelo para los efectos globales desatados. Ahora, los perjudicados esperan que funcione la cura ofrecida por el paquete Paulson-Bernanke, lo cual implica estabilizar los mercados y restaurar la confianza. Sin embargo, lo propuesto puede funcionar al costo de agravar la inflación y la deuda americana.

El capitalismo mundial está intoxicado como resultado de la emisión excesiva de dinero durante muchos años. Greenspan, por ejemplo, alertó hace mucho sobre la "burbuja" inmobiliaria, pero no la corrigió.

Factores distintos a lo estrictamente financiero están ahora en juego en este mundo globalizado. Veremos cómo cierra Bush esta tercera macrocrisis de su presidencia.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2008  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog