"Evaluación de los recursos pesqueros en el Oriente venezolano"

Por Venezuela Real - 29 de Septiembre, 2008, 6:23, Categoría: Economía

Juan José Cárdenas
TalCual
29 de septiembre de 2008

Más de 25 científicos de universidades, fundaciones y organizaciones no gubernamentales, junto a varias petroleras, unieron esfuerzos para presentar una evaluación científica de nuestros recursos pesquero
En 1988 la densidad de biomasa marina arrojaba cifras de 34 toneladas por milla náutica cuadrada t/mn2. El promedio actual se sitúa en sólo 11 t/mn2.

En un estudio de linea base, dentro de los planes gasíferos de la industria petrolera, se encomendó esta evaluación que compila una data muy valiosa para entender qué pasa con nuestros recursos pesqueros, porque básicamente, la gestión racional de cualquier recurso implica el conocimiento de su inventario.

EL ADMINISTRADOR PESQUERO : ACTOR CLAVE

Lograr la estabilización de la curva de máximo rendimiento sostenible es: equilibrar el monto de las capturas con el esfuerzo de pesca que se invierte, considerando la rentabilidad económica que resulte del costo de ese esfuerzo y del valor de las capturas. Todo ello, vigilando que la cuantía de las capturas no comprometa la capacidad de reproducción y reposición de las poblaciones de peces, moluscos, y crustáceos extraídos con la pesca... ¡no la tiene fácil el administrador pesquero!

LA METODOLOGÍA

En la evaluación, se emplearon dos métodos: "Área Barrida", que calcula el índice entre la biomasa presente (peces, moluscos, camarones, etc.) y el área recorrida por una red de pesca, índice que luego se extrapola a la zona estudiada.

Este método es particularmente eficiente cuando trabajamos con animales que viven sobre o en las proximidades del fondo (fauna demersal). El otro método, "Acústica Pesquera", consiste en captar y sumar con una ecosonda, desde un barco en movimiento en el área de prospección, los ecos que rebotan sobre los peces y otros animales, para luego convertir esos ecos, que no son otra cosa que señales eléctricas, en su equivalente en biomasa. La Acústica Pesquera la hemos empleado, sobre todo, para estudiar los recursos no asociados al fondo (fauna pelágica).

LA RIQUEZA DE ORIENTE

La evaluación se practicó en las aguas orientales del país, porque estas aguas son particularmente ricas en biomasa. Ellas se fertilizan gracias a los aportes de sales minerales que acompañan la descarga del Orinoco, a las aguas frías que ascienden hacia profundidades menores, y por los efectos del viento. Esta convergencia de sales minerales en abundancia y la luz del sol, desencadena un proceso productivo que empieza por las algas microscópicas (fitoplancton) y pequeñísimos animales, larvas y huevos (zooplancton), que son la base de un sistema marino de alta biodiversidad y alta productividad pesquera. Tales atributos le confieren a estos espacios costeros y acuáticos del país, una especial significación ecológica y social que ha sido reconocida por la industria petrolera nacional, en el marco de sus planes de desarrollo gasífero de la región y de su eventual impacto en el ambiente y en el contexto socioeconómico. De allí el interés de esta industria en promover la realización de los estudios compilados en esta obra editorial.

ALGUNOS RESULTADOS

El libro presenta, para las especies de peces más importantes, desde el punto de vista pesquero, una serie de fichas que resumen sus características biológicas, ecológicas, la distribución geográfica registrada en el curso de estos estudios, e información sobre variables biológicas relevantes y referenciales para conocer la evolución de la condición de las poblaciones de estos peces, sometidos a presión pesquera. Se muestran algunas abundancias. Sin embargo, el hecho a destacar es que, en promedio para la región, las densidades de hoy en día son muy inferiores a las reveladas en un estudio similar realizado en 1988, época en que la densidad de peces arrojaba cifras de 34 toneladas por milla náutica cuadrada (t/mn2), mientras que el promedio actual se sitúa en las 11 t/mn2.

Este claro descenso de la densidad entre dos observaciones, con apenas una década de por medio, permite inferir que muchas de las poblaciones de peces se encuentran ya en fase de sobreexplotación o cercana a ella. Otro resultado obtenido en la región caribeña, por observación acústica, indica que la población de sardina en el área (hasta hace pocos años el recurso pesquero más importante del país) ha descendido dramáticamente.

Estas evidencias suponen consecuencias que, de no intervenir a tiempo, pueden resultar de enorme impacto negativo sobre la economía de la región, sobre sus actores directos, y también sobre la población en general, que por una inconveniente gestión de los recursos, dejaría de disponer de una fuente segura de alimentos. Así mismo, la disminución de la abundancia por debajo de límites críticos, implica un desequilibrio del sistema natural: una alteración de la biodiversidad y de la calidad ambiental en general.

Por tales motivos el libro hace finalmente énfasis en la necesidad de asegurar la constancia de las evaluaciones pesqueras y de los análisis como los que la obra presenta. Es la única ruta, señalan los autores, para la conservación de los recursos, integridad de sus ecosistemas y sostenibilidad de su uso.

Hicieron posible la evaluación y el libro: Pdvsa, Chevron, Statoil, Universidad Simón Bolívar, Universidad de Oriente, Intecmar-USB, Fundación La Salle, Instituto Oceanográfico de Venezuela, Fundacion The Nature Conservancy; y los editores: Ricardo Molinet, Freddy Arocha y Juan José Cárdenas.

*Juan José Cárdenas, Coordinador de Conservación Marina; Fundación The Nature Conservancy

 





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2008  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog