Una década de abusos

Por Venezuela Real - 30 de Septiembre, 2008, 11:29, Categoría: Derechos Humanos

Eddie A. Ramirez S.
El Universal
30 de septiembre de 2008

Gracias a la rabieta del teniente coronel el Informe de Human Rights Watch será conocido por millones de demócratas en el mundo. Su mentalidad primitiva y la sumisión de su entorno le hicieron cometer uno de sus más grandes errores: expulsar a José Miguel Vivanco y a Wilkinson, directivos de esa prestigiosa ONG que vela por los derechos humanos. El Informe es contundente e irrebatible. Ahora nadie podrá alegar que no sabía que en Venezuela se violan descaradamente los derechos humanos.

Los despidos de la administración pública y de las empresas del Estado por motivos políticos quedaron asentados en el Informe. Fogade, CNE, Comisión de Fronteras, Pdvsa y muchos otros casos constituyen ejemplos de abuso del poder. Igualmente la ruptura de contratos de suministro de materiales o insumos a empresas cuyos directores aparecen en las tristemente célebres listas Tascón y Maisanta, así como la negativa a otorgar créditos por parte de instituciones del Estado a quienes no comulgan con el régimen.

Los Tribunales, llamados de Justicia, salieron muy mal parados. Retrasos, violaciones al debido proceso y   sumisión al Ejecutivo indican que en Venezuela no hay justicia.   La persecución a los medios  y a los comunicadores sociales, el cierre de RCTV y la restricción a la información son aspectos que destaca el Informe. La intolerable situación de nuestras cárceles tiene una mención especial.

El caso de los trabajadores ilegalmente despedidos de Pdvsa es tratado con bastante amplitud. Los despidos, la prohibición que tienen de trabajar, las descalificaciones públicas por parte del ministro Roberto Hernández quien declaró que "son 23.000 delincuentes" están recogidos en el Informe. También las palabras del presidente de Pdvsa cuando amenazó con despedir a quienes no se identifiquen plenamente con la revolución, así como el aval del teniente coronel a esas amenazas. El Informe hace referencia a las resoluciones de la Organización Internacional del Trabajo, las cuales reconocen como una huelga legítima la acción del 2 de diciembre del 2002.

El Informe no recoge los asesinatos, los encarcelamientos, ni los exilios  por motivos políticos. Tampoco el alevoso atropello de Los Semerucos, ni las recientes declaraciones de Bernal, Cabello e Istúriz, quienes quieren "quemar vivos"  y aplicar juicios populares a quienes ellos señalen. Tenemos que insistir en esas denuncias y documentarlas.

Al rechazar la expulsión de los ciudadanos citados, saludamos el Informe presentado por HRW, el cual corrobora lo que los venezolanos sabemos: este es un régimen que no respeta los derechos humanos. La importancia del Informe se deriva no solo de que el mundo tendrá ahora otra visión de la "revolución", sino también porque el mismo dará pie a sentar responsabilidades cuando recuperemos el estado de derecho. Tendrán  que responder quienes dieron las órdenes violatorias de los derechos humanos y  también  los ejecutores, como ya se ha establecido en los organismos competentes, sin que valga como excusa el cumplimiento de órdenes. 





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2008  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30      

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog