En los anaqueles de supermercados falta casi la mitad de los productos

Por Venezuela Real - 1 de Octubre, 2008, 10:43, Categoría: Economía

KATIUSKA HERNÁNDEZ
El Nacional
01 de octubre de 2008

Alimentos, bebidas y productos del hogar son los más afectados
El estudio realizado por GS1 revela que los consumidores ya no son fieles a las marcas

La falta de productos en los anaqueles de los supermercados, hipermercados farmacias y otros comercios de autoservicio es de 48,1%, según el cuarto estudio de Productos Faltantes, efectuado por la empresa de consultoría GS1 que mide la efectividad en la distribución y colocación de los artículos en los puntos de venta.

Venezuela, comparada con otros países latinoamericanos, posee un alto índice de ausencia de productos, el promedio de la región es de 22% y en algunos casos por debajo de 7% como algunas naciones andinas.

Ricardo Rizzi, gerente comercial de GS1 Venezuela, aclara que este informe no se refiere directamente a escasez o desabastecimiento, aunque los problemas de importación, falta de divisas, permisos y otros que inciden en la elaboración de productos de consumo masivo, terminan afectando los inventarios de los comercios.

"Cuando las empresas tienen problemas de abastecimiento, por ejemplo, que no consiguen empaques o tienen bajo inventario de materia prima para producir, se ve afectado el suministro a las cadenas de autoservicio e indudablemente se reducirá la disponibilidad del producto al consumidor", apunta Rizzi.

Igualmente señala que la demanda que supera con creces la oferta de los productos es otro indicador que incide en la disponibilidad de mercancía en los pisos de venta.

"El índice de faltantes se mide por los productos que han sido elaborados o están en proceso de fabricación, pero que por alguna razón, bien sea problemas de despacho o ineficiencia de la cadena de suministros, no llegan a exhibirse en los estantes de los comercios y por ende no están disponibles para que el consumidor los adquiera".

Por categorías, los alimentos son los que mayor porcentaje de ausencia tienen en los comercios con 53,1%. Seguido de bebidas con 51,8%, mantenimiento del hogar 51,8%, cuidado personal 46%, y consumo impulsivo (galletas, dulces, pasapalos entre otros) con 38,2%. En Valencia, Maracay, y Caracas se reporta el más alto índice de faltantes de productos en los autoservicios.

Rizzi advierte que la ausencia de artículos genera problemas de comercialización para proveedores y detallistas, que se refleja en menos ventas. Además, causa la insatisfacción de los consumidores que deciden cambiar de marca, dejar de comprar o desplazarse a otros establecimientos hasta que encuentran el producto de su preferencia. Incluso ante la falta de productos, los consumidores sienten la sensación de escasez, pese a que en realidad estos artículos se encuentren en la trastienda de los autoservicios.

"El consumidor ha dejado de ser fiel a una marca y está más preocupado por encontrar los productos que por las comodidades que ofrece un establecimiento sin importar la ubicación. Lo que busca es el abastecimiento", explica Rizzi.

¿De quién es la culpa?

La responsabilidad de que un producto no esté en el anaquel es compartida por proveedores y detallistas. En el caso de los primeros se ven afectados por problemas para producir.

Mientras que en la tienda lo más común es el problema de reposición de la mercancía que debe ser trasladada por el pasillero desde el almacén que está en el mismo piso de venta o también llamado trastienda, hasta el estante.

Los promotores de los proveedores también tienen una cuota alta de responsabilidad al no exhibir los productos de forma inmediata para que los consumidores la adquieran.

"En muchos comercios de autoservicio no hay un control del inventario y cuando se dan cuenta de que no está el producto, la reposición no se hace inmediatamente". La mercancía mal ubicada es otra razón para que los consumidores no encuentren los productos.

También afecta los productos en mal estado y que los encargados de la tienda no ordenen a tiempo los pedidos para garantizar un inventario que se adapte al consumo. Curiosamente el estudio reseña un alto índice de faltantes entre viernes y domingo, cuando debería garantizarse un mayor suministro por el aumento de las visitas de los consumidores a los autoservicios.

En la mayoría de los casos, los productos que han pasado por distintos procesos a la hora de ser despachados se quedan en los últimos 60 metros que separan las fábricas de las cadenas de venta. Rizzi sostiene que la falta de productos debe ser vista como una oportunidad para que la cadena de suministro aplique medidas que le permitan ser más eficiente para garantizar el abastecimiento.

"48,1% de faltantes de productos representa un potencial de mercado de 610 millones de dólares que se puede aprovechar si se garantiza un mejor abastecimiento", señala.

Entre las medidas que se aplican para reducir los faltantes con un mínimo de 8%, está sacar los productos de la trastienda hasta el anaquel de manera inmediata. "No hace falta cambiar de sistema o contratar más personal, simplemente estar pendiente para sacar los productos y ponerlos en exhibición".

Otra de las formas para reducir la ausencia de productos es la verificación del inventario de acuerdo con el ciclo de compra de los consumidores, mejorar la distribución y el uso del espacio en los anaqueles y realizar una promoción efectiva de los productos.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Octubre 2008  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog