Inutilidad pública

Por Venezuela Real - 4 de Octubre, 2008, 10:39, Categoría: Política Nacional

RAMÓN HERNÁNDEZ
El Nacional
04 de octubre de 2008

El poder depredador del socialismo, especialmente en esta versión paternal-autoritaria criolla, es tan devastador y destructivo que no se necesita tener poderes adivinatorios para imaginar los daños ambientales, tremendos muchos e irreversibles los peores, que le ocasionará tanto a la sociedad como a las riquezas naturales del país este fardo de demagogos y arribistas con la ley que declara hasta las letrinas y su contenido de utilidad pública. Ayy.

Basta levantar la vista en los primeros kilómetros de la Panamericana y de la carretera de El Junquito para constatar el desdén que estos emisarios de la calamidad sienten por la gente y por la naturaleza, su baja calaña humana. La destrucción de zonas verdes y su permisividad para que se construyan tugurios en terrenos inestables, sin servicios mínimos y a merced del hampa es la única obra de gobierno de la demagogia populista que administra el Estado en nombre de la revolución ¿progresista? Su voz de mando, su lema, es dejar hacer ranchos y dejar que maten a sus habitantes. El socialismo putrefacto. Tuvimos un pasado imperfecto, el presente es subjuntivo y el futuro está condicionado a una caterva de adulantes que alza la mano y baja la cabeza para que el mandón no los ponga a sembrar piedras.

Incapaces de afrontar el dilema de la urbanización y su complejidad, carentes de imaginación y de preparación, no encuentran maneras, técnicas ni métodos para edificar viviendas y dotarlas de agua, luz y cloacas, mucho menos de teléfono.

Después de diez años de pasividad y de verborrea, reconocen que la construcción de ranchos, de esas indignidades de tablas, cartones y zinc, ha superado en términos superlativos la inversión gubernamental en techos.

Los pobres, los excluidos, los olvidados, han sido más eficientes dotándose de refugio que ese aparatoso, verboso e impotente dinosaurio en el que ha devenido el Estado, ya de suyo corrupto, ineficaz y manganzón.

La camarilla en el poder no admite discusiones ni críticas. Nos quiere indefensos, sometidos a sus caprichos, órdenes, decretos y demás jerigonzas. Pretenden declarar la libertad de expresión, el debate y sus similares de "utilidad pública" para arrebatárselos a la ciudadanía, y que sea el comandante-presidente quien decida de qué hablar, cómo y cuándo hacerlo, en función de la seguridad nacional. Póngase firme y cállese. Cedo lote de mentiras inéditas.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Octubre 2008  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog