Aunque pagamos todos - Monopolio

Por Venezuela Real - 5 de Octubre, 2008, 12:08, Categoría: Libertad de Expresión

El Editorial
El Nacional
05 de octubre de 2008

¿ En qué país del mundo existe un monopolio comunicacional del Estado como en Venezuela, bajo la égida de la revolución bolivariana? En Cuba, en Corea del Norte, en Irán, y pare de contar. Paso a paso y sin pausa, el Gobierno fue multiplicando sus canales de televisión. En Caracas son seis los canales de señal abierta, el 8, TVES, Vive TV, ANTV, Telesur y Ávila TV. Añádase a esto más de 80 emisoras de radio AM y FM. Los planes, según se refiere este domingo en una excelente investigación de SIETE DÍAS, contemplan la ampliación de la cobertura de Radio Nacional y de Telesur Radio.

El Gobierno no se ha detenido en los medios radioeléctricos.

Va más allá, como se advierte en el reportaje "Todos los medios para el PSUV". Financia más de 73 periódicos comunitarios y 110 páginas Web. A esta cifra se precisa añadir la red de periódicos supuestamente independientes que dependen del Gobierno, y aunque su circulación sea ínfima, sus páginas parecen un catálogo ministerial. No hay mejor negocio. Son periódicos socialistas con contabilidad capitalista. O, sea, el mejor de los mundos. Desde sus páginas se anuncia el fin del capitalismo, pero obviamente, deseando en secreto que no se precipite, que su llegada se retarde lo más posible, y que los precios del petróleo no entren en crisis porque sería el fin de tanta felicidad.

El costo de esta red comunicacional es sumamente alto, por la misma razón es inconfesable, el Gobierno no se siente aludido cuando esto se menciona. A medida que el régimen socialista consolida este monopolio oficial. A ese mismo ritmo arrecia su campaña contra los medios independientes, sus presiones grotescas, sus amenazas y discriminaciones.

Este monopolio viola la Constitución, pues su articulado consagra al Gobierno como representante de la comunidad, y prohíbe a los ministros incurrir en actividades partidistas mientras ejercen sus cargos. Las oficinas públicas están convertidas en seccionales del PSUV, con las más extravagantes consignas pintadas en las paredes. Todos los órganos estatales de comunicación están al servicio del Gobierno. En otras palabras, el Partido Socialista Unido de Venezuela es un partido oficial como lo es el Partido Comunista en Cuba. Vamos hacia el pensamiento único.

Si se piensa en estas circunstancias, no deja de ser admirable la proeza de los partidos democráticos al concurrir a procesos electorales para competir con ese muro de Berlín que es el monopolio de los medios oficiales de comunicación. No hay mejor demostración de sus convicciones democráticas que esta, la de enfrentar no a un partido, sino al Gobierno, a todo el poderoso Estado venezolano. Una campaña cuyo jefe es el propio Presidente.

Conviene añadir a este monopolio la utilización de los medios radioeléctricos independientes, la transmisión obligatoria de cuñas y las cadenas monótonas. A ese monopolio gigantesco se unen las imprentas y ediciones masivas de libros revolucionarios. En suma, una democracia sólo para los que se visten de rojo.

Aunque paguemos con nuestros impuestos. Todos subsidiamos al PSUV. ¡Sólo nos falta el carnet!





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Octubre 2008  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog