Crisis de EE UU encarecerá las importaciones venezolanas

Por Venezuela Real - 5 de Octubre, 2008, 20:00, Categoría: Economía

BLANCA VERA AZAF
El Nacional
05 de octubre de 2008

Alta dependencia de compras foráneas hace al país vulnerable
Control de cambio será una traba para acceder al escaso crédito internacional

La crisis financiera por la que atraviesa Estados Unidos -a raíz de la moratoria en los pagos de los créditos hipotecarios (subprimes) que arrastró a la quiebra a Bear Stearn y Lehman Brothers- no sólo está contagiando fuertemente a Europa sino que afectará a Venezuela por la caída de los precios del petróleo y por las dificultades para el acceso al crédito internacional, requisito fundamental para realizar las importaciones de las que el venezolano depende hasta para comer.

El economista Ángel Alayón explica que hay una segunda dimensión de esta crisis que va mucho más allá de la caída de la demanda petrolera que afectará eventualmente a Venezuela y tiene que ver con que existe una gran contracción del crédito. "No hay préstamos en el mundo, particularmente en el sistema financiero estadounidense y eso se está contagiando al resto de la economía mundial".

Un ejemplo de la grave situación es que muchas empresas de ese país que dependen del crédito a corto plazo, incluso para pagar sus gastos corrientes, están en peligro de no cancelar la nómina a los trabajadores en las próximas quincenas, pues los bancos no están prestando ese servicio por la falta de liquidez (monedas y billetes más depósitos bancarios en circulación.

En el caso de Venezuela cuando hay una crisis de liquidez los proveedores de bienes y servicios en el exterior –que no reciben préstamos de los bancos– comienzan a cortarle las líneas de crédito a los importadores venezolanos. "El país tiene un alto nivel de importaciones en rubros muy importantes tanto de materia prima como de productos terminados y si se afectan los flujos normales de compras el exterior Venezuela puede verse afectada".

Alayón añade que si la recesión en Estados Unidos se profundiza, como parece que sucederá, habrá menos disponibilidad en los mercados internacionales de la producción de bienes que se importan. "Y no tiene que caer el precio del petróleo para que eso suceda", añade.

Otro punto relevante es que cuando se contraen los créditos en el mundo el que tiene mayor posibilidad de adquisición es aquel que posee dinero en efectivo. En el caso de los importadores venezolanos la disponibilidad de dólares es casi nula por el control de cambio y deben esperar a que la Comisión de Administración de Divisas les apruebe el cupo.

Por lo anterior se infiere que a partir de ahora Cadivi se convertirá en una piedra de tranca para llegar más rápido a los mercados internacionales y comprar los bienes que consumen los venezolanos. Cuando los importadores han tenido problemas para acceder a las divisas han acudido al mercado no oficial, lo que encarece el inventario y esa diferencia en los costos es trasferida a los consumidores finales. "Todo esto tiene un impacto en los venezolanos", destaca Alayón.

No hay plata.

Las actuales circunstancias, que tienden a agravarse, tampoco serán fáciles para el Gobierno y para Petróleos de Venezuela. Hasta ahora se habían beneficiado del exceso de liquidez mundial, lo que permitía que las emisiones de deuda fuesen apetitosas para un número muy importante de inversionistas. Fue así cono todas las versiones de Bonos de Sur con Argentina, Pdvbonos y El Venezolano encontraron gran recepción en el mercado internacional.

A partir de ahora nada será igual, no sólo por la estrepitosa caída que el valor de los títulos de la República ha experimentado –dado su alto riesgo país– sino porque los inversionistas tienen pánico de endeudarse con papeles que no tengan respaldo. El Gobierno podría ofrecer mayores rendimientos para atraer compradores pero esto significaría más erogaciones para la República.

Para Pdvsa la situación también tiende a complicarse, pues con una restricción del crédito internacional será difícil para la estatal conseguir financiamiento barato en el exterior, requisito fundamental para implementar sus planes de inversión dado lo mermada que está su producción.

"Si a esto se le añade que los precios del crudo podrían caer el escenario es muy delicado para Venezuela", afirma Alayón.

Casi todo viene de afuera. Para tener una idea de la vulnerabilidad de Venezuela y su dependencia de las compras en el exterior las cifras de la firma Grupo Soluciones Consultores indican que para el cierre de 2008 las importaciones totales –tomando en cuenta las adquisiciones públicas y privadas– pueden superar los 6 millardos de dólares, lo que equivale a un aumento de 3,44% en comparación con las de 2007, cuando sumaron 5,84 millardos de dólares.

A lo anterior se suma que el plan de seguridad alimentaria que lleva a cabo el Gobierno – cuyo objetivo es lograr que Venezuela sea un país autoabastecido–paradójicamente se ha sustentado en compras en el exterior.

Por esto, la crisis financiera de Estados Unidos va más allá de sus fronteras y las implicaciones para países como Venezuela, cuyo principal cliente es ese país, apenas comienzan a verse.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Octubre 2008  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog