Pueblicidio

Por Venezuela Real - 5 de Octubre, 2008, 20:42, Categoría: Seguridad/Inseguridad

Tulio Hernández
El Nacional
05 de octubre de 2008

Si la élite cívico-militar que nos gobierna dedicara a la inseguridad ciudadana por lo menos un décimo de la energía que invierte en proteger al Presidente de la República del supuesto pero aún no demostrado plan para asesinarlo, serían miles las vidas de hombres y mujeres del pueblo venezolano que se salvarían anualmente de la enloquecida espiral de crimen y violencia que azota al país.

Es decir, si el Ejecutivo Nacional, mostrara similar valoración por la vida de cada venezolano como la que muestra por la del Presidente, podríamos estar seguros de que el pueblicidio que desde hace años padecemos, con cada vez más intensidad, por lo menos se vería reducido en sus crueles dimensiones.

No sé con exactitud quién lo acuñó. Pero pueblicidio es un término acertado que describe gráficamente lo que está ocurriendo con los miles de venezolanos, la mayoría pertenecientes a los estratos más pobres, que pierden sus vidas en medio de la orgía de homicidios de la que nadie se ocupa con responsabilidad e inteligencia, dejando a los ciudadanos en un estado de absoluto desamparo.

Obviamente no estamos ante un caso de genocidio.

Porque el genocidio consiste en el exterminio o eliminación sistemática de un grupo social por motivo de raza, religión o política. Pero el hecho de que casi 100.000 personas –según cifras del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas– hayan sido asesinadas entre 1999 y 2008, el período que lleva Hugo Chávez al frente del país, hay que verlo como un fenómeno de eliminación masiva de miembros del pueblo venezolano que debe calificarse de alguna manera.

Y pueblicidio es, mientras no aparezca otra mejor, una manera acertada de hacerlo.

En su última edición, la prestigiosa revista Foreing Policy revela que Caracas se ha convertido en la ciudad más peligrosa del mundo con el récord nada envidiable de 130 homicidios por cada 100.000 habitantes, seguida, y muy de lejos, por Ciudad del Cabo en Suráfrica con 62 homicidios por 100.000 habitantes.

Para tener una idea del mal, hay que recordar que las organizaciones internacionales de salud consideran que más de 12 homicidios por cada 100.000 habitantes debe ser considerado un motivo de preocupación.

Según esta investigación, que coincide con los datos de los centros de estudios venezolanos, desde que Hugo Chávez asumió el poder hasta el presente, la tasa de homicidios ha subido 67%.

Y, según Latinobarómetro, un estudio de opinión que se aplica periódica y comparativamente en todos los países latinoamericanos, Venezuela es el país en donde más ciudadanos –casi 75%– consideran que la inseguridad es el principal problema, seguido también muy de lejos por Guatemala, en donde 52% de los encuestados declara lo mismo.

Lo que está ocurriendo en Venezuela es una calamidad, una violación del sagrado derecho a la vida establecido en la Constitución de 1999 y una evidente prueba de desamor por parte de nuestros gobernantes hacia su población.

Las frecuentes manifestaciones de taxistas protestando por el asesinato de alguno de sus compañeros; los cíclicos motines en las cárceles donde la muerte de 10 o 12 reclusos se ha convertido en un hecho de rutina; o la reciente quema y destrucción de un módulo de la PM en La Dolorita de Petare, por la comunidad desesperada y desencantada por la indolencia policial, son la prueba evidente de una endemia que nadie puede ocultar.

Las preguntas quedan sin contestar: ¿por qué un gobierno que presume de interesarse por los excluidos no ha tomado iniciativas de envergadura para afrontar un mal que afecta precisamente a los más pobres? ¿Por qué, salvo estrambóticas y costosas iniciativas como los inútiles globos-vigía de Barreto, o los temporales operativos policiales de siempre, el Gobierno no ha diseñado y ejecutado estrategias de largo y mediano plazo para afrontar un problema que diezma a una parte de su población más joven? ¿Por qué tanto desprecio por la vida? ¿De dónde tanto desamor por los demás? Una cosa es el magnicidio supuesto y otra el pueblicidio real.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Octubre 2008  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog