Enrique Santos ; "El caso más flagrante es la hostilidad de Chávez"

Por Venezuela Real - 8 de Octubre, 2008, 12:05, Categoría: Libertad de Expresión

FRANCESCA CORDIDO
El Nacional
08 de octubre de 2008

Enrique Santos, presidente de El Tiempo, de Bogotá, asumió presidencia de la SIP
Piden investigar la declaratoria de periodistas y medios independientes como "objetivos militares", por seguidores oficialistas
El presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, compartió sus reflexiones sobre la prensa en la región con Miguel Henrique Otero, presidente editor de El Nacional

El codirector del diario El Tiempo, Enrique Santos, asumió la presidencia anual de la Sociedad Interamericana de Prensa, con una advertencia sobre el impacto que la crisis económica global tendrá sobre los medios y la libertad de prensa en Latinoamérica.

Santos, que sustituye a Earl Maucker, director del Sun Sentinel, declaró que "hay un panorama económico muy preocupante que está afectando a todos los medios, particularmente al periodismo impreso".

En cuanto a las relaciones con el poder, expresó su preocupación por la actitud "de la Argentina de los Kirchner, la Bolivia de Morales, la Honduras de Zelaya, el Ecuador de Correa, la Venezuela de Chávez y la Nicaragua de Ortega".

Hizo una mención especial a la actitud del presidente Chávez, y la consideró "muy preocupante por su hostigamiento y persecución a los medios". "El caso más flagrante es la actitud de hostilidad, de intolerancia, de hostigamiento contra los medios independientes en Venezuela", subrayó.

"No nos inquieta, ni nos preocupa, ni nos sorprende que el Gobierno de Chávez cuestione a la SIP", dijo Santos.

La 64 Asamblea de la SIP, reunida hasta ayer en Madrid, aprobó, tal como se había anunciado preliminarmente, denunciar ante el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas "las agresiones por parte del gobierno del teniente coronel Hugo Chávez contra medios de comunicación y periodistas independientes, y solicitar una profunda investigación acerca de las limitaciones a la libertad de expresión y el derecho a la información, consagrados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos de la ONU y en los artículos 56 y 57 de la Constitución venezolana".

Tras la aprobación del informe sobre libertad de prensa, presentado por el vicepresidente de la SIP en Venezuela y presidente del Bloque de Prensa Venezolano, David Natera, la asamblea decidió en su resolución final "condenar la violencia verbal del presidente Chávez contra los medios de comunicación y los periodistas venezolanos independientes y señalarla como directa motivación para las amenazas y agresiones por parte de funcionarios oficiales y activistas".

Además, en ese documento la organización condena también "que la asignación de la pauta publicitaria del Estado sea utilizada por el gobierno del presidente Chávez para favorecer a medios oficialistas y promover la autocensura".

Repudia también "el señalamiento por parte de activistas relacionados con el presidente Chávez contra periodistas y medios independientes declarados públicamente como `objetivos militares’, y solicitar a la Relatoría para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA una investigación al respecto".

La medida hace referencia al caso de Globovisión y de su director, Alberto Federico Ravell, que fueron declarados como objetivos militares por los dirigentes del grupo que se atribuyó el ataque con bombas lacrimógenas contra la sede del canal de televisión el 23 de septiembre en la madrugada.

Lina Ron se ha referido públicamente, en repetidas ocasiones, a varios periodistas como "objetivos militares" e incluso ha advertido que cuando dice "patria, socialismo o muerte, es muerte".

Por último, la SIP acordó, en clara alusión al caso de Radio Caracas Televisión, exigir al gobierno de Hugo Chávez "el esclarecimiento de cualquier medida de toma por la fuerza de edificaciones de medios o su devolución inmediata hasta esclarecerse cualquier procedimiento legal al respecto".

Si bien en su resolución la asamblea de la SIP acordó exhortar a los gobiernos de Bolivia, Brasil, Colombia, Cuba, Ecuador, Guatemala, Nicaragua y Venezuela a garantizar el derecho público a la información y a la libre difusión del pensamiento, como parte fundamental de la democracia, el caso venezolano será el único que se llevará a los organismos de derechos humanos de la OEA y la ONU.

En el caso de Cuba, la SIP exige como punto principal al gobierno de Raúl Castro la "liberación incondicional de los periodistas encarcelados y el reconocimiento gubernamental al ejercicio independiente de la profesión".

En el caso de Nicaragua, la asamblea decidió solicitar al presidente de la SIP el envío de una delegación especial para que investigue las condiciones de la libertad de expresión en ese país.

En la jornada conclusiva de la 64 Asamblea de la SIP, el organismo anunció los miembros de la nueva junta directiva de la asociación para el período 2008-2009, que presidirá el periodista colombiano y editor del diario El Tiempo, Enrique Santos.

Otros miembros de la junta serán Bruce Brugman del San Francisco Bay Guardian, Verónica Dillon, de The Washington Post Company, Gerardo García Gamboa, de Novedades de Mérida (México), y Miguel Henrique Otero, presidente editor de El Nacional.

La próxima reunión de la SIP se llevará a cabo en la capital paraguaya, Asunción, del 13 al 16 de marzo de 2009.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Octubre 2008  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog