n CNE ciego, sordo y mudo

Por Venezuela Real - 8 de Octubre, 2008, 15:34, Categoría: Electorales

Andrés Cañizales
TalCual
08 de octubre  de 2008

No hubo Aló, Presidente el pasado domingo, pero todo acto público del Presidente suele ser transmitido en vivo y directo por el conjunto de medios gubernamentales

Es conocida la imagen delos tres chimpancés. Uno tiene tapados los ojos, otro los oídos y el tercero la boca. Cuando se piensa en la Venezuela actual la imagen pierde gracia, ya no resulta chistosa. Es una imagen que como pocas simboliza el papel que está jugando el Consejo Nacional Electoral (CNE) en materia de veeduría y control, cuando se trata del presidente Hugo Chávez y el enorme ventajismo gubernamental en la campaña para los comicios de gobernadores y alcaldes el 23 de noviembre venidero. Cuatro de los cinco rectores del CNE, con la excepción de Vicente Díaz, que ha jugado un papel honroso dentro de la institución, tienen la misma política de taparse los ojos, los oídos y la boca. No ven, no oyen y menos aún hablan, cuando se trata del desequilibrio en la campaña, del cual una muestra grotesca la tuvimos el pasado domingo, en vivo y directo, como suele decirse en el argot televisivo.

El presidente Chávez anuncia que su programa, Aló, Presidente, saldrá del aire mientras se desarrolle la campaña electoral. Decisión saludable, si se hubiese quedado allí. El programa implica una enorme producción que se paga con fondos públicos, ocupa durante largas horas el espectro de la radio y televisión del Estado, que debería ser de todos, y en buena medida su mensaje es el siguiente: hay que votar por los candidatos del PSUV; los otros candidatos, a pesar de que están acogidos a las reglas democráticas, son unos golpistas que no recibirán ni un bolívar en caso de que triunfen en noviembre. El CNE no se atreve a ordenarle al jefe de Estado que suspenda el programa. Si fuese realmente un poder autónomo, el Electoral, no debería tener tanta sumisión ante el Ejecutivo. Con un tono más de súplica, el CNE le pide al presidente que ayude a cumplir la pauta electoral, que en el papel habla de equilibrio.

Rápidamente comienza otro show televisivo: la inauguración de obras, que pueden comprender tanto la inauguración efectiva o el anuncio de que estarán listas las infraestructuras en algún momento del 2009 o 2010. Los usuarios del Metro de Caracas, por ejemplo, vieron cómo en 2006 se inauguró el sistema hasta La Rinconada, y dos años después el tramo sigue sin operar a plenitud. Seguramente habrá otra inauguración en estas semanas. No hubo Aló, Presidente el pasado domingo, pero Chávez tuvo un tinglado y una producción muy parecida a su programa, y que además se transmitió por más de dos horas desde el estado Carabobo, en compañía de los candidatos del PSUV, y con frases que no dejan lugar a dudas: "cuando esta planta esté en funcionamiento y Mario Silva sea el gobernador de Carabobo...". Ese mismo domingo hubo otra alocución presidencial. El sábado también.

En cada una de estas alocuciones presidenciales, y no hace falta nada más que ver alguna de ellas, no sólo se cumple un rol de gobierno, al inaugurar una obra o anunciar un plan oficial, sino que es el más descarado e impúdico acto de campaña. Hay una utilización de un sinfín de recursos del Estado, que es de todos, en función de una parcialidad política, que si nos guiamos por los resultados electorales de la última década representa exactamente la mitad del país. La otra mitad, entre tanto, es objeto de señalamientos, acusaciones y falseamientos por la sencilla razón de haberse opuesto, también de forma bastante sostenida en el tiempo, al proyecto político hegemónico. Sólo hace falta ver u oír Venezolana de Televisión y Radio Nacional de Venezuela, y a estos medios de alcance nacional, se suman Vive, ANTV, en algunas ocasiones la red radial de la otrora YVKE Mundial, Telesur en su señal para Venezuela, Ávila TV y obviamente lo que fue la joya de la corona: TVES en la señal que usó por décadas RCTV. No puede obviarse un circuito de medios radioeléctricos "comunitarios y alternativos".

Todo ello, visto en su conjunto, es clara demostración de esa plataforma mediática oficial que se ha conformado en los últimos años. Plataforma que se activa apenas hay una alocución del jefe de Estado: todo acto público del Presidente suele ser transmitido en vivo y directo por ese conjunto de medios gubernamentales. Desde hace un par de meses, tal plataforma mediática está enteramente al servicio del PSUV. Sólo cuatro de los cinco rectores del CNE parecen no verla, no oírla, y mucho menos van a hablar para criticar tal actuación.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Octubre 2008  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog