El cascabel al gato - Mega sueldos

Por Venezuela Real - 9 de Octubre, 2008, 13:17, Categoría: Gente de Chávez

El Editorial
El Nacional
09 de octubre de 2008

Mega es una palabra de origen griego que significa grande. La acepción común nos invita a pensar que es grande, muy grande, aquello que define, y por eso se apela a su uso cuando se desea acentuar las dimensiones de aquello a que nos referimos. La disertación viene a cuento porque la palabra "mega" fue usada por el Presidente de la República en una escala de su angustiosa peregrinación electoral, esta vez por tierras del estado Carabobo.

Entre las cosas que prometió el jefe de Estado hizo mucho ruido su compromiso de recortar lo que llamó mega sueldos de los ejecutivos de Pequiven. Todos los que están allí, desde su presidente para abajo, tienen carnet del PSUV, o sea, del Partido Socialista Unido de Venezuela, instrumento llamado a implantar el socialismo, y lo que es más ambicioso, a crear "el hombre nuevo".

No se sabe a cuánto ascienden esos mega sueldos, pero en una administración donde los sueldos de los funcionarios públicos han roto todos los parámetros, para que el propio jefe del Estado se alarme y prometa podarlos, ya podemos imaginar cuáles serán sus magnitudes.

Los mega sueldos son una característica de la revolución bolivariana. Más parecen sueldos de quienes llegaron a gobernar por poco tiempo y no por las décadas que el designio presidencial nos regala. En otras épocas de la administración pública, los sueldos tenían escalas determinadas por organismos estatales que velaban por un orden y unas limitaciones indispensables, y no se dejaban al garete, o sea, a la iniciativa y ambiciones de los propios funcionarios o ejecutivos.

Antes existían normas, reglamentos, regulaciones. El sueldo no dependía del funcionario. Cuando la persona llegaba a ejercer un cargo, el salario estaba ya predeterminado. Debe reconocerse que en ciertos organismos autónomos se daban casos en los cuales aquellas regulaciones eran alteradas. Eran las excepciones.

Los sueldos, en todo caso, no eran un secreto de Estado. Constaban en las "Memorias" que los ministerios o institutos presentaban al Congreso. El Gobierno nacional haría bien en informarle a los venezolanos -en este 2008 que augura tempestades financieras, que nos permite vislumbrar vacas flacas, muy flacas, en nuestro futuro inmediato-, cuáles son las escalas y magnitudes de los sueldos, o mejor, de los mega sueldos, para usar el lenguaje presidencial.

Siempre hemos abogado por la transparencia. Si la transparencia hubiera sido adoptada por la revolución, el jefe del Estado no estaría condenado a estos descubrimientos y a estas sorpresas poco agradables para un mandatario. La cuestión de los sueldos no es algo banal. Y no se trata aquí de hacernos eco de una crítica circunstancial. Esto va mucho más lejos del caso específico de Pequiven. Cuenta para el Ejecutivo, como cuenta para los otros poderes del Estado. Como cuenta, asimismo, para gobernaciones y alcaldías, y órganos legislativos regionales. ¿Quién le pone el cascabel al gato, si el gato tiene tantos colores?






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Octubre 2008  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog