Los imitadores de Nick Leeson

Por Venezuela Real - 11 de Octubre, 2008, 13:41, Categoría: Economía

FAUSTO MASÓ
El Nacional
11 de octubre de 2008

¿Recuerdan a Nick Lesson? Alguna vez fue noticia mundial. Hoy dicta charlas en las universidades, posee su propia empresa y especula en el mercado: lo consideraron un héroe por haber quebrado el banco Baring fundado en 1762: en unos días perdió 1,4 billones de dólares en especulaciones sobre contratos a futuro de moneda. Hoy ocurre en el mundo algo en una escala muchísimo mayor. Le achacan la culpa a las hipotecas basura; estas fueron el detonante que derribó el edificio de los derivativos financieros y los Hedge Funds, complejos mecanismos de transacciones financieras que Allan Greenspan rechazó regular y entrelazan bancos, empresas de inversión o manufactureras, donde el fallo de un eslabón provoca una reacción en cadena. Se habla, ¡oh herejía!, de nacionalizar Stanley Morgan y Morgan Sachs. Sobraron los avisos. Hace cinco años, Warren Buffet llamó armas financieras de destrucción masiva a los contratos derivativos; George Soros señaló que "nadie sabe realmente cómo funcionan"; Felix G. Rohatyn, el banquero que salvó de la catástrofe financiera a Nueva York en 1970, los describió como bombas de hidrógeno. Nadie está seguro de la solidez financiera de cualquier empresa, los bancos no le presten a los bancos, quiebren las empresas de seguro. China rechazó la presión de Estados Unidos para desregular su sistema financiero y no permitió el funcionamiento de los Hedge Funds. Se decía que para 2025 la economía china igualaría a la de Estados Unidos. Hay que adelantar la fecha. Hoy el dinero está en China y las deudas en Estados Unidos. China anuncia un plan de privatización del campo, una medida riesgosa políticamente pero que desarrollará un enorme mercado interno que atenuaría la caída de las exportaciones hacia Estado Unidos. La bolsa cayó en China, pero una capacidad de ahorro resguarda al Gobierno y a los propios chinos de la tragedia que vivirán las familias norteamericanas, endeudadas hasta la coronilla. Producir bienes reales, automóviles, maquinarias confiere una mayor solidez que la economía de servicio.

Asia produce y Estados Unidos consume. Chávez no abandona su charlatanería revolucionaria y, como diría Pavel Gómez, nos asfixia "una enorme pobreza intelectual, las ideas son áridas, básicas y simplonas". Paradoja de paradojas: las economías más cerradas como las de la India y algunos países africanos sufrirán menos. ¿Sabe Chávez como enfrentar los cambios que se avecinan en el mundo? No. ¿Y la oposición? Tampoco. ¿Y el país? Menos. El presidente Calderón le propone una respuesta a México, Chávez inventa el cuento del Banco Petrolero Mundial, proclama unas alianzas con Rusia y China, que desmienten inmediatamente rusos y chinos. A esta revolución provinciana y petrolera le queda un destino: el ridículo. El debate político se limita a la pretensión de Chávez de gobernar hasta el siglo XXII y, el de la oposición, a suponer que bastará con sacarlo de Miraflores para que seamos felices, algo imprescindible pero no suficiente. Con Chávez en el poder no vamos hacia ninguna parte; sin Chávez en Miraflores, tampoco sabremos cómo llegar a buen puerto. Nos amenaza una depresión como la provocada por el pánico de 1873 (busquen en Wilkipedia). Un sabio barbudo afirmaba que el capitalismo necesitaba las crisis; no adivinó que salía fortalecido de ellas aunque cambiarse el mapa del poder económico y político mundial.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Octubre 2008  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog