Tres huracanes azotan Cuba

Por Venezuela Real - 13 de Octubre, 2008, 18:56, Categoría: Política Internacional

Editorial II
La Nación - Argentina
13 de octubre de 2008

En las últimas semanas, Cuba ha sufrido el impacto directo de dos formidables huracanes. Primero, el llamado Gustav, que azotó el oeste de la isla. Sólo diez días después, otro huracán, conocido como Ike, que la cruzó del Este al Oeste y sembró una terrible devastación.

Como consecuencia de ello, Cuba se esfuerza por tratar de reparar su vetusta infraestructura, así como medio millón de viviendas dañadas, y atraviesa una muy difícil situación humanitaria en la que los alimentos escasean. En rigor, mucho más que lo habitual. Lo cierto es que la combinación de ambos huracanes provocó pérdidas inmensas, del orden de los 5000 millones de dólares, lo que representa casi el 10 por ciento del producto bruto interno (PBI) del país.

El ineficiente régimen comunista cubano, recordemos, tiene ociosas nada menos que el 50 por ciento de sus tierras cultivables y debe importar el 80 por ciento de sus alimentos de algunos países aledaños, como Venezuela, que en esto no puede hacer mucho ya que padece carencias similares en su propio sector agrícola.

La respuesta de las autoridades cubanas a la grave escasez alimentaria que sufre la población fue aumentar aún más los infinitos controles sobre la producción, la distribución y la comercialización y, además, castigar, en juicios sumarios, a los "especuladores" que comercian alimentos en el mercado negro o venden productos robados.

Pese a que la producción de níquel y el turismo, dos de los rubros más importantes de la economía local, no parecen haber sufrido demasiado, lo sucedido sugiere que la arrasada Cuba debe considerar, una vez más, su absurda política económica, que ha sumado fracaso tras fracaso.

Hoy, si no fuera por la ayuda que, por razones políticas, llega desde Venezuela en forma de hidrocarburos, la economía cubana estaría en situación de total desastre y el pueblo cubano sufriría aún más privaciones que las que está desgraciadamente acostumbrado a padecer.

Raúl Castro ha pedido paciencia y esfuerzo a una población cuyo salario mensual promedio equivale a 17 dólares. Muchos artículos de primera necesidad se han evaporado.
Los dos huracanes han pasado, pero un tercero, mucho más dañino, si
gue castigando implacablemente a la población local: el comunismo, cuya incompetencia ha relegado al pueblo a tener que vivir en la escasez, así como sumido en una inmerecida pobreza. Un experimento económico y social que se inició hace casi cinco décadas, en enero de 1959 con Fidel Castro, y que se ha convertido en un azote permanente y destructor, cual terrible huracán que no cesa de soplar.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Octubre 2008  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog