TULIO HERNÁNDEZ : «Chávez cree que el periodismo independiente es una amenaza»

Por Venezuela Real - 13 de Octubre, 2008, 11:42, Categoría: Cultura e Ideas

ALBINSON LINARES
El Nacional
13 de octubre de 2008

TULIO HERNÁNDEZ El sociólogo explica los riesgos del ejercicio intelectual
El establecimiento de una Venezuela paralela fundamentada en la recreación de una memoria del resentimiento es uno de los fenómenos analizados por este analista que, desde hace más de una década, opina cada domingo sobre el país

Con ánimo pausado, sin alzar la voz, Tulio Hernández bosqueja las grandezas y miserias de los tiempos que corren. Ingenio y brillo caracterizan las columnas que escribe y que cada domingo los lectores buscan afanosamente en EL NACIONAL para establecer una bitácora que les permita entender lo que pasa en el país o para encontrar un eco ante el asombro que despierta lo real maravilloso de nuestra escena política.

Así como devoción despiertan sus juicios en algunas personas, desde hace varios días los ataques arrecian contra el sociólogo desde el seno mismo de la Asamblea Nacional. Los diputados Mario Isea y Earle Herrera han declarado su repudio por lo expresado en uno de sus recientes artículos de opinión. Al respecto, Hernández sonríe y aclara: "Otro elemento de esta época es la naturalización de la violencia, el maltrato, la injuria y el escarnio. Esto que nos ha pasado a algunos columnistas, que recibimos agravios en la calle porque hombres protegidos en su fuero de diputados nos descalifican y acusan de cosas indemostrables, lo que evidencia es una pérdida cada vez mayor del respeto y la dignidad".

Ensayista, docente universitario, escritor, editor e investigador abocado al estudio de la historia contemporánea del país, Hernández posee un agudo sentido del buen uso de la disidencia y la crítica necesaria que define el ejercicio intelectual en los gobiernos democráticos.

El investigador define varios escenarios en los que se ve reflejada cierta decadencia de los valores sociales del venezolano. El comportamiento de los actores políticos es uno de los elementos preponderantes en sus análisis: "Si un presidente puede darse el lujo de gritar `yanquis de mierda’ y un hombre llega a gobernador porque eructa, la comunidad termina actuando igual. Se comen los semáforos, botan la basura en la calle y se burlan ante cualquier llamado de atención. Se convierte en una sociedad de cobradores de peaje, porque todo el mundo siente que se le debe algo".

Entre hegemonías y boas constrictor

 –¿En qué hechos sustenta su tesis del país paralelo?

–Creo que el principio que orienta a la elite cívico-militar que nos gobierna es que si no logra controlar políticamente al país, lo divide; y si no puede dividirlo, crea un aparato paralelo. Por eso existen las universidades bolivarianas, los nuevos festivales de cine y jazz, la mayoría de los medios comunitarios, etc.

–¿Qué efectos tiene esta división planteada desde el Poder Ejecutivo?
–Tiene implicaciones muy graves en la vida del país. Primero lo debilita institucionalmente y le hace perder inmensos recursos. Además, instaura la idea de que un sector de la sociedad, en este caso el que tiene el poder, no considera al otro merecedor de la convivencia, no lo considera parte de su misma comunidad política y por eso tiende a degradarlo moral, intelectual y físicamente.
 

–¿Estas estrategias no coinciden con las de algunos regímenes autoritarios del pasado?
–En América Latina hay muchas experiencias de este tipo.

Son líderes que en nombre de la justicia, la redención o la libertad, como Pinochet, fracturan totalmente a sus sociedades al punto de crear dos países. Cuba es un ejemplo.

También Uruguay, que llegó a tener en la época de las dictaduras a más de la mitad de la población fuera, y las diásporas chilenas y argentinas fueron memorables. En Venezuela no ha sido tan fuerte, quizá, por el ingreso petrolero que hace que la gente pueda soportar mejor la presión psicológica.

–¿Eso explica la sublimación del pasado independentista que distingue al discurso revolucionario?
–El sustento de fondo del proyecto ideológico y cultural chavista es la condena de lo inmediato, es decir, de todo el proyecto civil que comenzó en 1948 y se frustró, y que luego se reinició en 1958. A ello se debe la conversión en mitología de la epopeya independentista, que fue básicamente militar, para demostrar que volvemos a un nuevo comienzo que retoma las banderas de Bolívar

–Muchas veces ha hablado del debilitamiento de la sociedad civil. ¿Qué puede comentar al respecto?
–Es la estrategia de la boa constrictor, que consiste en ir asfixiando a los intelectuales, al mundo productivo, a la sociedad civil y al ciudadano individual, de manera que el proyecto de poder se consolide pero sin lo cruento de un golpe de Estado. Ése ha sido el hallazgo político mas interesante de este gobierno.

–¿Los múltiples medios de comunicación del Estado son una confirmación de los intentos por establecer una hegemonía mediática?
–Por su condición militar y su mitología revolucionaria, Chávez cree que el periodismo independiente es una amenaza. Si a los demócratas siempre les ha costado entender que los medios tienen que ser aparatos de denuncia, que el periodismo tiene que mostrar los dramas de la sociedad, a este Presidente le cuesta más. Él ha ido construyendo una pared mediática, pero se olvida de algo: no basta con tener los canales si no cuentan con audiencia.

–¿Puede explicar su tesis sobre la memoria sanadora y la memoria resentida?
–La memoria sanadora es aquella que recuerda el agravio para que nunca más le vuelva a ocurrir a nadie en ninguna parte, no para revolcarse en el sufrimiento del pasado. Por eso, sin olvidar el proceso, convoca a la paz y la reunificación. Es, por ejemplo, como ha procedido Mandela, que ha tratado de reunificar al pueblo surafricano, a blancos y negros.

–¿Y qué define a la "otra memoria"?
–La resentida, en cambio, recuerda el agravio con la idea de que tiene que cobrárselo a alguien. Recuerda para mantener el odio, se revuelca obcecadamente en los daños ocurridos y no logra reconocer que el tiempo ha pasado y, como fue el caso de la Colonia en lo que hoy es América Latina, no se da cuenta de que conquistador y conquistado, expoliadores y expoliados, han quedado unidos para siempre en una nueva cultura y una nueva humanidad.
 
–¿Sigue pensando que se gesta un proyecto de reescritura de la historia?
–El autoritarismo, como ha ocurrido con el proyecto bolivariano, generalmente defiende una pureza original perdida que hay que recuperar, como el mundo indígena en el caso latinoamericano. Por ello los gobiernos autoritarios le prestan tanta atención al control de la historia que se le enseña a los ciudadanos y, al final, siempre se ven tentados de crear instituciones centralizadas, controladas ideológicamente, para que produzcan, divulguen y vigilen la enseñanza de una Historia oficial.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Octubre 2008  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog