Disidencia y puntofijismo chavista

Por Venezuela Real - 17 de Octubre, 2008, 13:25, Categoría: Gente de Chávez

Argelia Ríos
El Universal
17 de octubre de 2008

El país se está uniendo, pero no alrededor del gendarme. ¡Muy interesante!

Ahora la pelea será más ardua. Los disidentes no tienen más alternativa que ganar sus propios espacios. Se trata de un acto de sobrevivencia política. El Presidente ha prometido exterminarlos y el éxito electoral es el único antídoto contra el decreto de guerra a muerte. Chávez reproduce los extravíos iniciales del puntofijismo. ¡Las vueltas que da la vida! Al excluir del "proceso" al PCV, no hace sino repetir la historia. Por el camino que han tomado las cosas, los demócratas tendrán una gran oportunidad para sanar las viejas heridas que produjeron esta prolongada vendetta. Chávez ha ofrecido aniquilar al PCV, pretendiendo convertir al marxismo en un trofeo de guerra. Se ha metido en camisa de once varas. Donde hay democracia, hay partidos comunistas; sólo las dictaduras se jactan de haberlos desaparecido. ¡Esto se pone bueno! A nadie debe extrañar que los comunistas venezolanos terminen siendo parte de la solución. La política tiene caminos inesperados.

El líder está decidido a impedir que la revolución sea vaciada precisamente por quienes hablan en su nombre. Chávez conoce muy bien la receta. De hecho, fue la misma que él le ha aplicado a la democracia. Cuando ascendió al poder, hace diez años, lo hizo en nombre de ella, pero con el propósito de destruirla desde adentro y empleando sus propios ritos. Ahora son los revolucionarios quienes amenazan al sistema. El PCV es como la Iglesia: tiene a cuesta una historia que el jefe del "proceso" no podrá borrar. Descalificar su condición revolucionaria resta credibilidad al presidente. ¿Quién puede creer que él es más revolucionario que Jerónimo Carrera?

En todo caso, no es cierto que Chávez esté nervioso: creerlo es jugar al triunfalismo. El tipo lo que está es fajado, haciendo lo que hasta ahora le ha dado resultados. Lo suyo es una apuesta elevada, a la que asume como una inversión riesgosa, buscando un eficiente control de daños. Si pierde, tendrá que bregar con un nuevo mapa político. En ese mapa, la disidencia adquirirá estatura y personalidad propia. También obtendrá el respeto de los dos campos de la política nacional: tanto del chavismo como de la oposición. Sólo al final, cuando veamos los resultados, sabremos si el Presidente erró en el cálculo: su estrategia luce a contracorriente del rechazo de la gente a la polarización. Pero hasta este tema se encuentra en suspenso: lo que ocurra el 23N debería expresar la profundidad de ese repudio a la confrontación.

Con el tiempo, las disidencias se han vuelto multicolores. A estas alturas, son vinotinto, moradas, azules y rojas. Con toda esa gama enfrente, el pueblo raso debería estar viendo a Chávez como a un muchacho malcriado: no es posible que todos estén equivocados, menos el presidente. Ya no es sólo el "escualidismo". Los cuestionamientos son los mismos de un lado y de otro. Las coincidencias son inocultables. El país se está uniendo, pero no alrededor del gendarme. ¡Muy interesante!





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Octubre 2008  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog