Creen que la región está bien preparada para enfrentar la crisis

Por Venezuela Real - 19 de Octubre, 2008, 15:33, Categoría: Política Internacional

AP / Reuters
Infbae - Argentina

19 de octubre de 2008

Es porque tiene sólidos fundamentos y herramientas para preservar la integridad de sus mercados, dijeron los jefes de los bancos centrales de las mayores economías de la región durante una reunión en Santiago de Chile. El Fondo Monetario Internacional, ausente

"Se está en mejores condiciones para enfrentar las turbulencias financieras, gracias a sus sólidos fundamentos económicos", dijo una declaración conjunta de los jefes de los bancos centrales.

A la reunión, realizada en un hotel de Santiago, asistieron los presidentes de los bancos centrales de Argentina, Brasil, Colombia, Chile y Perú.

En el encuentro se destacó además que "se cuenta con instrumentos para preservar la integridad y el buen funcionamiento de los mercados monetarios y financieros".
 
El presidente del Banco Central de Brasil, Henrique Meirelles, dijo a periodistas que ningún país está inmune ante la crisis financiera internacional.

La crisis financiera global se ha reflejado en una menor disponibilidad de créditos para las empresas exportadoras de América Latina, una menor liquidez de los mercados locales y una fuerte depreciación de la mayoría de las monedas de la región frente al dólar.

La reunión de los jefes de los bancos centrales en Santiago es la continuación de un diálogo iniciado durante la reciente Reunión Anual de Gobernadores del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, realizada en Washington.

Por su lado, el presidente del Banco Central de Perú, Julio Velarde, admitió que "hay temor frente a la situación internacional, contamos con los instrumentos para reaccionar".

"La principal conclusión es que la mayor parte de los países de la región están en condiciones de actuar con los instrumentos para asegurar que el sistema financiero se mantenga estable", dijo a Reuters Velarde.

Los presidentes de los bancos centrales acordaron establecer mecanismos de intercambio de información y de cooperación técnica.

El adiós al FMI
En sus esfuerzos por combatir la crisis económica mundial, los gobiernos de América Latina aún no han recurrido a una tradicional fuente de asistencia: el vilipendiado Fondo Monetario Internacional, pues muchos líderes de la región acusan al FMI de haber empeorado sus problemas económicos décadas atrás.

El FMI fue objeto de gran resistencia en toda la región por imponer condiciones de miles de millones de dólares en la concesión de préstamos a países necesitados, como parte de una política de consenso procedente de Washington, que incluye privatización, desregulación y presupuestos balanceados.

Muchos líderes latinoamericanos alegaron que esos requisitos empeoraron los problemas económicos durante las décadas de 1980 y 1990 en vez de aliviarlos y criticaron lo que consideraban la continua mano dura del FMI.

"El Fondo no le está dando al mundo lo que necesita", comentó el ministro de Economía, Carlos Fernández, en nombre de seis naciones sudamericanas en una cita anual del FMI este mes. "Su asistencia financiera no cumple con proveer los servicios que los miembros necesitan, mientras continúa enviando señales negativas inmediatas (y) viene con demasiadas condiciones", agregó.

El recuerdo de sus experiencias con las onerosas condiciones crediticias impuestas por el fondo hacen improbable que los latinoamericanos vuelvan a solicitarle ayuda al FMI.

"Definitivamente existe un sentimiento de que la solución que les impusieron a menudo exacerbó el problema económico en vez de ayudarlos a resolverlo", destacó Shannon O'Neil, un experto en América Latina del Consejo de Relaciones Exteriores de Nueva York. "Surgen muchas dudas para pedirle prestado al FMI, porque viene concatenado con muchas condiciones", agregó.

Por estos días, Brasil, México, la Argentina, Venezuela, Uruguay y otros países ya han pagado sus deudas al fondo, obteniendo una gran independencia en sus propias políticas.

Aun cuando la crisis mundial se expande, las economías latinoamericanas ahora están más saludables que antes y si necesitasen ayuda, tienen como opción una mayor variedad de entidades multinacionales.

El Banco Interamericano de Desarrollo, con sede en Washington, el Fondo de Reservas de América Latina en Bogotá y la Corporación Andina de Desarrollo, en Caracas, ofrecieron préstamos de emergencia la semana pasada por 9.300 millones de dólares para aliviar los problemas de liquidez.

Mientras tanto, los gobiernos de Brasil, Venezuela, la Argentina, Uruguay, Paraguay y Bolivia han formado un nuevo Banco del Sur a fin de financiarse.

En la Argentina, algunos requisitos fiscales no comprendieron la necesidad de incluir medidas contra la pobreza y obligaron al Gobierno a no gastar, contribuyendo al derrumbe económico del 2001.

Un portavoz del FMI se abstuvo de hacer declaraciones para este artículo, indicó la agencia de noticias AP.

Brasil y otras naciones en desarrollo han instado a una reestructuración del FMI que ponga menos énfasis en lo que consideran políticas fallidas de los EEUU y Europa.

Desean que se imponga una mayor vigilancia a las economías avanzadas y también exigen que las naciones emergentes tengan una mayor participación en las decisiones del FMI, a fin de que aquéllos con mayor probabilidades de solicitar préstamos puedan ayudar a establecer las condiciones crediticias.

Ahora que la crisis económica está afectando a naciones más ricas del mundo que no habían sentido la pegada en años, O'Neil dijo: "Creo que muy pronto veremos cómo cambian las cosas".





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Octubre 2008  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog