Hospitales en quiebra - Salud y despelote

Por Venezuela Real - 19 de Octubre, 2008, 13:25, Categoría: Salud

El Editorial
El Nacional
19 de octubre de 2008

Nadie se explica cómo ni por qué el Presidente de la República tiene una afición tan grande por el centralismo y la concentración de poder, una tendencia tan fuerte que no se detiene siquiera en aquellas áreas que, tradicionalmente, han demostrado complejidad y muy pocas probabilidades de éxitos cantados. Si a esta extrañeza le añadimos el tiempo empleado en determinadas reformas, los gastos incurridos, lo que significa en la administración pública ese constante dar pasos adelante y atrás, pues no se le encuentra explicación a la incógnita.
 
En los años 90 se inició un proceso de descentralización del sector salud. Los hospitales fueron transferidos paulatina y dificultosamente a gobernaciones o alcaldías, porque el poder central estaba en vísperas del colapso, y porque estudios técnicos aconsejaban la descentralización.
 
El presidente Chávez lo detuvo de repente, y lo adelantado se echó atrás. En Caracas el problema tiene dimensiones graves. Como se lee en el reportaje "Récipe único para la salud", el sector público dedicado a la atención de la salud en la zona metropolitana está en el más absoluto laberinto. Los 14 hospitales y 96 ambulatorios fueron regresados al control del vetusto e inoperante ministerio del ramo.
 
Como se lee en el reportaje de Mireya Tabuas, no hay drama que no se haya radicado en los hospitales: conflictos gremiales, falta de recursos, infraestructura sin mantenimiento, y en última instancia, incapacidad para prestar los servicios que la gente reclama. Según el Cendes, son cada vez más los pacientes que se ven obligados a recurrir a las clínicas privadas.
 
Para el Presidente de la República la explicación de tantos problemas no tiene sino un solo nombre: la descentralización. Coincidiendo con él o dándole la razón porque no es juicioso pensar distinto al jefe, los gobernadores y alcaldes le han dado su respaldo a la vieja tradición de hospitales en manos del poder central. De modo que vamos y venimos. Pero sin aterrizar en ninguna parte.
 
Es obvio que la cuestión de los recursos es un asunto que cuenta.
 
Descentralizar no quiere decir que el Estado se desentienda de sus responsabilidades. Es perfectamente posible encontrar fórmulas mixtas en casos especiales como la zona metropolitana. La lectura del reportaje "Récipe único para la salud" pone de manifiesto los antagonismos reinantes en el área.
 
Como quiera que se trata de una responsabilidad fundamental del Estado, lo discreto sería establecer políticas a través de la concertación, y establecerlas sin concesiones a dogmas que pueden condenar al sector salud a esta especie de limbo en que naufraga, mientras la gente está más allá de ese limbo.
 
Como se cita en el reportaje, el Presidente dijo en un momento: "Esos hospitales, dámelos, yo me los echo al hombro". Ah, demasiado optimismo, demasiada confianza, demasiados espejos engañosos. Ni esos hombros ni todos los hombros juntos bastan para resolver los problemas de la salud. Ni las magias de Barrio Adentro.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Octubre 2008  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog