La pelea con Vivanco

Por Venezuela Real - 20 de Octubre, 2008, 16:20, Categoría: Política Internacional

El Tiempo - Colombia
20 de octubre de 2008

Preocupante, por la imagen que proyecta de un Gobierno al que le incomodan las obligaciones en derechos humanos, la nueva polémica entre el vicepresidente Francisco Santos y José Miguel Vivanco. Human Rights Watch es una de las ONG más prestigiosas y escuchadas en el Congreso de Estados Unidos, y el rifi rafe se ha prestado para incómodos paralelos entre Colombia y Venezuela, cuyo régimen expulsó abusivamente hace unas semanas a Vivanco.

La comparación entre Uribe y Chávez es, desde luego, un exabrupto. Colombia está muy lejos de caer en un autoritarismo como el de la revolución bolivariana, que concentra el control de todos los poderes en el Presidente. Tampoco es igual el tratamiento que recibió Vivanco en Caracas y en Bogotá, donde se reunió con las personas que quiso, convocó ruedas de prensa y recibió un amplio despliegue para su informe en los medios de comunicación. Descalificar a las ONG es un error innecesario que facilita a los enemigos de la seguridad democrática su macartización como intolerante.

Aunque el Gobierno tiene muchos avances que mostrar en derechos humanos, no se puede desconocer que aún hay problemas. Los organismos formales y no gubernamentales del sistema internacional que se interesan por la situación del país deben ser bienvenidos con espíritu abierto y constructivo. En el informe de HRW hay apartes que recogen de manera ligera el debate político interno sobre cómo se ha llevado a cabo el proceso judicial de la 'parapolítica', pero en un país con un conflicto interno como el de Colombia, y con una penetración como la que llegó a tener el paramilitarismo en el Estado, hay preocupantes limitaciones de la vigencia plena del Estado de Derecho. Es la cruda verdad.

La respuesta del Gobierno al informe de HRW debería ser más serena, a pesar de que con el paso de los años la relacióVer opciones avanzadasn entre el presidente Uribe y Vivanco pasó de una fructífera cooperación a una abierta confrontación. Quedó la sensación de que el rechazo airado al informe fue prematuro y no contempló una lectura tranquila del texto. El cual es mucho más equilibrado de lo que dijo el Gobierno, pues, a la vez que formula críticas, también reconoce avances en el proceso de la Ley de Justicia y Paz.

La controversia entre el Gobierno y Vivanco coincide con la preocupación que se ha generado por informaciones sobre asesinatos de jóvenes que después aparecen como muertos en combate. Los famosos 'falsos positivos', que han tenido víctimas en Soacha y en otros lugares del país y cuyos cadáveres han aparecido cerca de Ocaña, en Norte de Santander. Los casos -que sobrepasan el centenar- están en investigación de la Procuraduría y de la Fiscalía, pero las hipótesis de que puedan ser 'ejecuciones extrajudiciales' son alarmantes.

El Comandante de las Fuerzas Armadas, general Freddy Padilla De León, convocó la semana pasada una oportuna reunión para examinar el tema, a la cual asistieron todos los generales y almirantes. Las inquietudes sobre los derechos humanos se plantearon con franqueza y el general Padilla fijó una posición inequívoca sobre su compromiso con métodos de combate ajustados a la ley. Una posición que no siempre es compartida por el cuerpo de generales, empeñados a toda costa en la victoria frente a la guerrilla, pero que a todas luces debe consolidarse como doctrina del Ejército. Pues además de ser una cuestión de principios, un país sin credibilidad sobre su disposición para garantizar los derechos humanos no puede vivir en paz en estos tiempos por la censura implacable de la comunidad internacional.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Octubre 2008  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog