Comercios con bajos inventarios por cautela ante la crisis

Por Venezuela Real - 21 de Octubre, 2008, 9:40, Categoría: Economía

Aristrimuño Herrera & Asociados / Cadena Global
Banca y Negocios
21 de octubre de 2008

Muchos comerciantes decidieron detener sus compras y prefieren esperar a ver qué pasa, de lo contrario deben realizar adquisiciones que en el orden de ropa y calzado alcanzan aumentos de hasta 20 %, mientras que los artefactos tecnológicos llegan a 40 %.

Los aumentos para ropa y calzado se calculan entre 15% y 20% para esta nueva temporada. No obstante, el panorama ante la crisis financiera se torna turbio. El dólar caro también se opone al ahorro.

El último aumento del año, de cara a la época decembrina, ya se cocina en las cajas registradoras de los diversos comercios de Caracas y entre tienda y tienda, diversos panoramas económicos se dibujan.

Algunos dueños están tranquilos, pues sus mercancías a ser expuestas en el último trimestre, fueron prepagadas a principio de año, mucho antes de que la crisis financiera, el aumento de los precios del dólar de permuta y rumores de una futura devaluación de la divisa, golpearan las etiquetas de los diferentes bienes.

Ahora bien, contrario es el caso de muchos otros comerciantes que decidieron detener sus compras, pues ante los panoramas inciertos y los aumentos de los proveedores, prefieren esperar a ver qué pasa, de lo contrario deben realizar adquisiciones que en el orden de la ropa y el calzado alcanzan aumentos de hasta 20%, mientras que para el rubro de los artefactos tecnológicos llegan a 40%.

Una muestra: Los iPod

La mayor parte de las vidrieras del conocido "mall de Caracas", muestran descuentos por el final de la temporada.

La encargada de una tienda de ropa para caballeros comentó que intentan "salir de la mercancía", pues las nuevas remesas están por llegar la próxima semana.

"Compramos mercancía recientemente pero todavía tenía precio viejo, por eso la exhibimos en oferta, todavía no hemos afrontado grandes aumentos, esperaremos el lote de navidad, a ver", explicó la gerente.

Sin embargo, ese no fue el caso que marcó la constante durante un recorrido realizado por El Mundo por diferentes tiendas albergadas bajo el icónico centro comercial capitalino ubicado entre la avenida Libertador y la autopista Francisco Fajardo.

Y es así que uno de los dueños de una tienda tecnológica que hace vida bajo el mismo centro, al ser abordado sobre su nivel de compras con respecto a la época navideña, período por tradición de alto consumo, replicó y no con buena cara que "eso está trancado. Vamos a aguantar lo más que podamos las nuevas compras, por las demoras en las aduanas y la situación del dólar permuta.

Mientras que la divisa siga mostrándose al alza, nosotros seguiremos aumentando".

El entrevistado prosiguió mientras atendía una venta, "la última compra fue hace 20 días y esos productos ya vinieron 40% más caros y es que, después de que la crisis tocó la bolsa americana, nos subieron los precios, unido a eso las ventas están por el piso y aunque este mes no es de gran movimiento, ya la cosa no es normal".

Por último, el mercader agregó con pesimismo que, "aunque no estemos totalmente abastecidos para afrontar la temporada, tendremos que esperar hasta el próximo mes, para ordenar los despachos".

Para tener una idea, productos de este rubro como el popular iPod en su versión nano de 8 GB, se exhibe por Bs.F. 1.690, mientras que hace poco más de un mes, se vendía por Bs.F. 1.250.

Otros artefactos de última generación, como el Nintendo Wii muestra precios que rondan los Bs.F. 1.900, mientras que el popular teléfono inteligente Blackberry en sus versiones recientes no baja de Bs.F. 3.300.

Ni hablar del añorado iPhone que ya alcanza los 6.600 bolívares fuertes.

La banda de los precios ataca de nuevo

"En julio se aumentó 30% a todos los productos y para quienes hacen compras para esta temporada, el alza se promedia entre 15% y 20%", comentó de entrada la dueña de un local que sólo comercializa productos importados.

"Ya estoy trayendo la nueva mercancía, para finales de octubre el 70% de lo puesto en anaqueles deberá ser nuevo y para noviembre dejo de recibir", enumeró a detalle la joven empresaria, mientras acotó que realizó sus compras navideñas por adelantado lo que fue beneficioso para el negocio.

"Muchos están afectados y arrepentidos de no haber amarrado precios en enero, pero de igual manera creo que el movimiento errático que han demostrado los precios en el mercado internacional, a causa de la locura que vive la Bolsa de Nueva York, nos empezará a afectar a todos por igual a partir del próximo año. Ahorita nos salvamos porque los proveedores respetaron las órdenes de compra, pero nadie estará exento en enero", adelantó.

En otro grupo de tiendas los anaqueles todavía no se visten, ni de Haloween. Varios cajeros, vendedores y encargados calcularon períodos de quince días para recibir los inventarios decembrinos, mientras que otros movieron hasta mediados de noviembre, la fecha de llegada.

El centro comercial, a pesar de atravesar por plena quincena, se ve vacío y sin compradores en las cajas.

Juguetes en huelga por retrasos en las aduanas

Sólo unos pocos nuevos juguetes han llegado. La gerente de uno de esos comercios especializados adelantó que "a lo mejor dentro de 20 días, los recibimos".

La misma fórmula, de precios inciertos, dada por la avanzada del dólar y las demoras en las aduanas, se repite en las jugueterías y algunas librerías que también comercializan con este tipo de productos.

Sobre el tema de los libros, la comisionada del departamento de publicidad de una reconocida franquicia de librerías, papelerías y afines celebró que han tenido un período de "ventas rápidas y en esa medida vamos comprando nuevamente. No nos movemos por temporada, lo único que se compra en especial por diciembre son juguetes y eso ya empezó a venir", comentó mientras las vidrieras eran modificadas.

Los aumentos y las nuevas etiquetas, esperaban por el departamento de ventas, para ser establecidos.

Aumentos en el licor

Otro rubro de importante consumo que sufrió el impacto de la nueva temporada y sus renovados precios fue el de la cerveza, que en total sufrió un incremento de 30%.

La gerente de una licorería aclaró que "por ahora eso es lo único que ha aumentado". Y es que al parecer, ni los rubros de consumo elemental para el venezolano, como la cerveza, se salvó de esta nueva ola de aumentos que golpea al consumidor final.

El quinto incremento

Es justo mencionar que el aumento de precios que se materializa paulatinamente durante este mes de octubre y la primera quincena de noviembre, viene a ser el quinto incremento que sufren los bienes diversos durante este año.

El primero de ellos se produjo en enero de 2007, cuando a la ropa le incrementaron 15% y a los restaurantes, en cierta medida marcadores del mercado alimenticio, entre 20% y 30%.

El segundo aumento se produjo en el mes de marzo, en previsión a lo que venía: el aumento salarial.

En mayo, al resultar dicho incremento de 30%, los comerciantes trasladaron en ocasiones íntegra esa alza, directo a los precios. Finalmente fue en septiembre cuando otra nueva temporada llegó a los anaqueles.

En ese entonces, nada lejano, los restaurantes aumentaron hasta 19% y algunos artículos de ropa y calzado, repentinamente se pecharon por el doble. En general los productos sumaron por lo menos Bs.F. 10 a sus costos finales.

A grandes rasgos y sumando sólo "por encima", durante un año los diferentes bienes de consumo no han parado de subir en todo 2008 como lo revelan las cifras de inflación (21,8%) registradas hasta el momento.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Octubre 2008  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog