Capitalismo con rostro humano Sergio Muñoz Bata

Por Venezuela Real - 22 de Octubre, 2008, 12:35, Categoría: Política Internacional

Sergio Muñoz Bata
TalCual
22 de octubre de 2008

Un gobierno federal como defensor del bien público y más oportunidades para quienes no las han tenido formarían parte del nuevo sistema de Obama en la presidencia de EEUU
De triunfar el candidato demócrata, EEUU habrá superado finalmente la llamada Era de Reagan

Sin siquiera parpadear, este fin de semana John McCain volvió a desbocarse en su afán por asustar a los votantes estadounidenses y acusó a Barack Obama de querer implantar el socialismo en Estados Unidos.

Sin entrar aquí en una discusión sobre las virtudes o los vicios de los distintos tipos de socialismo que existen en el mundo, lo evidente es que con su acusación, McCain quiere engañar a los votantes pintando como catastrófico el posible triunfo de su contrincante.

Lo interesante, sin embargo, es que en el lenguaje que utiliza hay una admisión tácita de que, si como vaticinan las encuestas, Obama gana la presidencia de forma abrumadora, y el partido demócrata aumenta su mayoría en la Cámara de Representantes y en el Senado, el país habrá superado finalmente la llamada Era de Reagan. Es decir, el sistema político norteamericano que mantuvo a la derecha en el poder por casi tres décadas y que le permitió dictar los términos del discurso político nacional sin confrontación efectiva ni cuestionamiento profundo, habrá terminado. Para entender la trascendencia del cambio histórico que representaría el triunfo de Obama es imprescindible enmarcarlo en su contexto histórico y relacionarlo a las dos grandes transformaciones políticas que el país experimentó en el siglo XX.

LA ERA DE ROOSEVELT

La época que va de la Gran Depresión en los años 30 hasta fines de los 70, se distingue por el fortalecimiento del papel rector del Estado en la economía. Su paladín es Franklin Delano Roosevelt, un aristócrata defensor de la economía de libre mercado que crea el New Deal y saca al país del quebranto financiero; combate el desempleo con programas masivos de obras públicas; crea el Estado de Bienestar; establece el sistema de jubilación financiado con los aportes de trabajadores, patronos y Estado e instaura el salario mínimo con carácter obligatorio.

En los 60 Lyndon B. Johnson promulgó leyes que establecieron igualdad de derechos para todas las razas y declaró la "Guerra Contra la Pobreza"; un ambicioso programa de política social para reducir la pobreza y la desigualdad que incluyó planes de viviendas, de alimentación, de ayuda a madres solteras, de asistencia a los niños y de servicios médicos para los pobres.

La supremacía del modelo implantado por Roosevelt se sostuvo, sin mayores alteraciones, durante las administraciones republicanas de Dwight Eisenhower y Richard Nixon y no fue sino hasta que Ronald Reagan ganó la presidencia en 1980 cuando el panorama político nacional cambió radicalmente.

LA ERA DE REAGAN

Reagan partió del supuesto que "el gobierno no es la solución sino el problema" y emprendió una cruzada para eliminar la regulación del sector privado. Recortó los impuestos argumentando que así se estimularía el consumo, el ahorro, la inversión, el crecimiento económico y la generación de empleo.

Al mismo tiempo redujo programas sociales que a su entender estimulaban a la gente a vivir del dinero de las ayudas del Estado sin trabajar. Su "Revolución Conservadora" hizo más ricos a los ricos pero acentuó las desigualdades sociales, dejando fuera del avance económico a las clases menos pudientes. Además, durante su administración la deuda pública alcanzó su récord histórico.

En esos ocho años, EE UU pasó de ser el mayor acreedor del mundo a ser el mayor deudor.

LA ERA DE OBAMA

Para el siglo XXI, si se cumplen las predicciones de las encuestas, la era de Obama cambiaría el paradigma político actual. Para lograr sus metas, se ha planteado investigar la forma como operan las industrias que ofrecen sus servicios al público, como por ejemplo las de telecomunicaciones, financiamiento, biotecnología y farmacéuticas, con el fin de reforzar los controles existentes o reimplantar las regulaciones eliminadas por gobiernos complacientes que facilitaron el abuso.

Del extenso programa de reformas y cambios que propone me limito a exponer como muestra, las ideas principales de su política en el campo del cuidado de la salud.

Obama piensa que todos los estadounidenses tienen derecho a recibir atención médica a un costo razonable.

Para lograrlo, será necesario negociar con los grandes negocios para que ofrezcan seguro médico a sus empleados o contribuyan a pagar su costo. Y para quienes no tienen la suerte de tener trabajos fijos con seguro médico, el Estado proveerá los subsidios para que se atienda a los más pobres y ofrecerá cobertura obligatoria gratuita para todos los niños.

¿Socialismo? Yo no lo veo así.

Lo que Obama propone es una nueva forma de capitalismo con rostro humano que parte del respeto a los valores universales, plantea un reforzamiento adecuado del papel del gobierno federal como defensor del bien público y establece como propósito irreversible crear mayores oportunidades para quienes no las han tenido nunca.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Octubre 2008  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog