Método para ser boliburgués

Por Venezuela Real - 22 de Octubre, 2008, 13:35, Categoría: Corrupción

Andrés Urbáez
TalCual
22 de octubre de 2008

Carlos Kauffman dijo de viva voz lo que muchos prefieren callar: el gobierno Bolivariano de Venezuela es corrupto hasta el tuétano
Kauffman relató durante su comparecencia cómo él y su socio, el acusado Franklin Durán amasaron una fortuna gracias al pago masivo de sobornos a altos funcionarios del gabinete de Chávez

O cho semanas después de iniciado el juicio del maletín, cada vez parece importar menos si Franklin Durán será hallado culpable por el jurado, y más lo revelado por los testigos en torno a las prácticas –corruptas o revolucionarias, escoja usted– del gobierno de Venezuela.

El ex socio y ex panadería burda de Durán le robó el título de testigo "estrella" del caso a Guido Alejandro Antonini Wilson, y le dejó apenas el bastante menos rutilante apodo de "gordo". Para demostrarlo, en la audiencia de ayer no sólo se batió a gritos con el abogado de la defensa, Ed Shohat –quien tampoco se dejó, todo hay que decirlo– sino que cantó más claro que otras veces.

Kauffman relató durante su comparecencia como él y su socio Durán amasaron una fortuna que cualquier boliburgués querría para sí, gracias al pago masivo de sobornos a altos funcionarios del gabinete del presidente Chávez y no menos altos rangos de la Fuerza Armada Nacional.

Esto les permitió establecer una relación de negocios con los sobornados, en la cual él y Durán recibían el dinero mal habido de los revolucionarios, para "guardarlo, hacer inversiones, y que ellos lo tuviesen disponible en el momento que quisieran".

Los funcionarios gubernamentales podían obtener todos estos beneficios pagando a Durán y Kauffman la módica comisión de 10% del dinero involucrado, la cual se repartían a partes iguales. 5% para ti, 5% para mí.

Entre el grupo de funcionarios socialistas que habrían hecho negocios con los así llamados empresarios, Kauffman mencionó al general de la Guardia Nacional y Jefe de Finanzas de esa fuerza Víctor José Medina; Oscar Silva, quien detentó ese cargo después de Medina; Tobías Nóbrega, ex ministro de Finanzas; y Alejandro Dopazo, director de Crédito Público de esa institución.

Pero no sólo en la Guardia Nacional (el honor es su divisa); y en el ministerio de Finanzas tenían Durán y Kauffman "clientes". También pagaron sobornos a Julio Ribas, Jefe de Finanzas del Ministerio de Educación, para obtener contratos y beneficios.


CON REAL Y MEDIO
Adicionalmente, Kauffman también brindó algo de luz sobre la forma como el gobierno Bolivariano de Venezuela ha utilizado los enormes recursos provenientes de la renta petrolera, y que según el discurso oficial es el dinero de todos los venezolanos.

Según afirmó, otra fuente de negocios aprovechada por este par de socios fue coordinar la colocación de grandes sumas provenientes de los presupuestos de distintos organismos públicos –hizo mención de manera específica a Finanzas y Educación– en distintos bancos privados a cambio de una comisión que oscilaba entre 5% y 6 por ciento.

De ese porcentaje de las comisiones recibidas, Durán y Kaufman conservaban la mitad para ellos y utilizaban la otra mitad para pagar sobornos.

Kauffman reveló que utilizaron "numerosos" bancos privados para realizar estas operaciones, pero ante la exigencia del abogado de Durán, Ed Shohat, quien le pidió ser más específico, mencionó a Banesco y el Banco Federal.

En un intento por minimizar la importancia de estas decla raciones, Shohat le preguntó a Kauffman si no era cierto que este tipo de operaciones era algo "muy común en su país". Kauffman respondió que "desafortunadamente", era cierto. Respuesta curiosa en alguien que debe su fortuna, precisamente, a estas prácticas "desafortunadas".


¡BINGO! Pero la operación que les serviría para convertirse de meros aspirantes a boliburgueses en toda regla, fue la operación de compra del edificio del Citibank en Caracas.

Tal como lo denunció este diario hace años, la compra de este inmueble supuso una enorme ganancia para los involucrados. Según declaró, él y Durán pusieron el dinero para la compra, 4 millones y medio de dólares, aunque no aparecen sus nombres en ningún documento.

Luego de conservar el edificio por cerca de dos semanas, lo vendieron al Ministerio de Finanzas por 9,5 millones. Sin embargo, su buena fortuna no se debió a los cinco millones de dólares, limpios de polvo y paja, que quedaron de la operación.

Kauffman explicó que de esos cinco millones dedicaron cuatro y medio a pagar sobornos, a razón de un millón de dólares por cabeza, a Tobías Nóbrega; Lenín Aguilera; Jesús Bermúdez y Alejandro Dopazo, quien cobró millón y medio.

De este modo, aseguró Kauffman, se abrieron para ellos las puertas del Ministerio de Finanzas, y de los negocios, bastante más grandes, que harían en el futuro. Finalmente, se habían convertido en boliburgueses en toda regla.







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Octubre 2008  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog