Solicitud de Diaz-Balart genera la polémica

Por Venezuela Real - 24 de Octubre, 2008, 12:06, Categoría: Política Internacional

DAN CHRISTENSEN
The Miami Herald
24 de octubre de 2008

Una firma de alta tecnología, de Perrine, que le entregó equipos de vigilancia a la agencia de inteligencia de Hugo Chávez va a recibir un contrato federal de $2 millones a solicitud del representante Lincoln Diaz-Balart.


El representante republicano hizo la solicitud de fondos a finales de septiembre. Se espera que la compañía, Phoenix Worldwide Industries (PWI), use los fondos para desarrollar plataformas móviles provistas de sensores biológicos y de videos para el Ejército de EEUU.

En el 2001, Phoenix le entregó a la DISIP, la policía secreta de Venezuela, $225,256 en equipos, según muestran expedientes federales.

Díaz-Balart, cuyo distrito se extiende desde Perrine a través de Pembroke Pines, es un duro crítico de Chávez -un fuerte aliado del gobierno cubano- y en marzo se sumó a otros legisladores republicanos para pedirle al presidente Bush que pusiera a Venezuela en la lista de países que patrocinan el terrorismo.

No está claro si Diaz-Balart sabía de las ventas de Phoenix a Venezuela o si su oficina no investigó la compañía de Miami-Dade antes de recomendar el contrato federal.

Diaz-Balart declinó comentar haciendo una breve declaración a través de una portavoz.

''El congresista Lincoln Diaz-Balart seguirá luchando por empleos de defensa, de alta tecnología, para nuestra comunidad'', expresó Ana Carbonell, su gerente de campaña.

Los legisladores suelen separar fondos para fines específicos (earmarks) dentro de los proyectos de ley. Es una práctica criticada, porque suele asignar fondos para proyectos del interés de los legisladores dentro de propuestas de ley con fines totalmente independientes y que, además, pasa por sobre el proceso normal de licitación.

El presidente de Phoenix J. Al Esquivel Shuler dijo que Diaz-Balart buscó la asignación a solicitud de Phoenix.

''Fue un tiro al azar para nosotros'', comentó Esquivel Shuler. ``Y el lo aceptó''.

Esquivel Shuler ha dicho que su compañía no ha hecho negocios con ''la dictadura de Chávez''. En un mensaje electrónico a The Miami Herald la semana pasada, señaló que Phoenix ''no ha vendido, embarcado, ni entregado ningún producto o servicio o ha solicitado permiso para embarcar a este país'', y que ``cualquier declaración de que PWI haya embarcado o esté en el proceso de embarcar equipos a ese gobierno es completamente falsa''.

Sin embargo, los expedientes de una corte federal en una demanda del 2004 contra la compañía muestran que Phoenix tuvo contratos con la DISIP y con la agencia de inteligencia militar de Venezuela, la DIM, entre el 2001 y el 2004.

Cuando se le preguntó sobre esos expedientes, Esquivel Shuler reconoció esta semana que su compañía sí entregó en una ocasión, en el 2001, equipos a la inteligencia venezolana. Pero señaló que la venta se había negociado en 1998, un año antes de que Chávez llegara al poder. Dijo que el acuerdo concluyó tres años más tarde.
''Un día el financiamiento simplemente llegó'', expresó. ''Nosotros nunca hemos buscado ni tratado de venderle algo'' al gobierno de Chávez.
Y añadió: ``Teníamos que entregar los equipos o hubiéramos sido demandados y hubiéramos perdido''.
Esquivel Shuler dijo que el trabajo resultó en un contrato de $225,256 para suministrarle a la DISIP un sistema de intercepción de teléfonos celulares. El Departamento de Estado aprobó la venta.
El Departamento de Estado declinó comentar diciendo no discutir sus licencias de exportación.
Poco antes de la entrega de equipos a la DISIP en el 2001, Estados Unidos canceló su cooperación con la agencia de la policía secreta debido a crecientes preocupaciones sobre las tendencias izquierdistas de Chávez y su amistad con La Habana.

Funcionarios de EEUU dijeron que agentes secretos cubanos estaban ayudando a la DISIP a monitorear a los opositores de Chávez.

Esquivel Shhuler dijo haber cancelado un contrato aprobado para vender $9929,120 en equipos de espionaje al DIM -también pedidos en 1998, según dijo- debido a las declaraciones antiamericanas de Chávez tras los ataques del 11 de septiembre.

También se abandonaron otros cuatro contratos pendientes, potencialmente valorados en millones de dólares y listados en los expedientes del caso del tribunal federal, dijo Esquivel Shuler.

Phoenix los mantuvo en ediciones posteriores de su lista de contratos porque ``teníamos la esperanza de que hubiera un cambio de gobierno''.

Las asignaciones específicas como
 el contrato de $2 millones promovido por Díaz-Balart están siendo cada vez más criticadas.

El año pasado, tras varios escándalos, el Congreso aprobó nuevas regulaciones éticas, incluyendo reformas que, por primera vez, requerían que los mimebros pusieran sus nombres en esas asignaciones.

Pero el Congreso no obliga a sus miembros a investigar las compañías a las que otorgan asignaciones.

''No hay nada que los obligue a hacer cualquier tipo de evaluación'', manifestó Leslie Page, de Citizens Against Government Waste, una organización no partidista. ``Los contribuyentes estamos a lamerced de sus decisiones''.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Octubre 2008  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog