El transporte está atascado en la ingobernabilidad

Por Venezuela Real - 30 de Octubre, 2008, 10:06, Categoría: Dimensión Social

CARLOS FAIGL
El Nacional
30 de octubre de 2008

La falta de planificación se refleja en zonas desprovistas de rutas y otras que tienen exceso
En total, 10 organismos están involucrados en la dirección del servicio, pero toman decisiones por separado
Funcionarios de diferentes cuerpos coinciden en las intersecciones, pero por pura casualidad

El transporte público se mueve tan lento como se lo permiten las colas. Pero hay otros obstáculos que también frenan el servicio y su eficiencia, que no se encuentran en las calles de la ciudad, sino en la estructura de su administración.
 
Desde el Ministerio de Infraestructura -el ente encargado de trazar las políticas en la materia- hasta los usuarios de los autobuses hay un organigrama de 10 instituciones que, a pesar tener funciones claramente definidas, no logran ofrecer a los ciudadanos la posibilidad de dejar los carros en casa y movilizarse en transporte público.
 
Según la nueva Ley de Transporte Terrestre, publicada en Gaceta Oficial el pasado primero de agosto, la dirección del servicio en el Distrito Metropolitano de Caracas está a cargo, en primera instancia, de Min-Infraestructura, luego siguen los institutos Nacional de Transporte Terrestre y de Vialidad de Miranda, las cinco alcaldías municipales de la ciudad y la Alcaldía Metropolitana.
Aunque el Metro de Caracas no aparece en el instrumento legal, forma parte del esquema; de hecho, los expertos lo consideran como la columna vertebral de la movilidad en la ciudad.

 
Para Carla Natera, coordinadora del posgrado en Planificación del Transporte del Instituto de Urbanismo de la UCV, no existen dudas en relación con las responsabilidades de cada organismo; no obstante, considera que el problema que mantiene al servicio sumido en la deficiencia es que no existe articulación para la elaboración de políticas integrales que incluyan a todos los actores.

La toma de decisiones por separado se refleja en zonas que se encuentran desprovistas de rutas -como ocurre en el sureste- y en otras en las que sobran líneas. Faltan tiempos estimados de recorrido, las paradas están mal distribuidas y es imposible hacer una contraloría eficiente acerca de la calidad del servicio.

Leopoldo Provenzali, ex secretario de Planificación de la Alcaldía Metropolitana, dice que el inconveniente es la "no cooperación" entre los distintos niveles de gobierno para la consolidación de una autoridad única. Con ese organismo -explica- se pudieran implantar medidas como Pico y Placa en toda la ciudad.
 
La idea de que todas las autoridades trabajen de manera conjunta no es nueva. En 2005 fue instalado el Consejo Metropolitano de Transporte para efectuar la reunión, al menos cada dos semanas, de los encargados del transporte y tránsito de cada ayuntamiento; no obstante, tres años después no se han tomado decisiones para hacer más eficiente el servicio.


Burocracia sobre ruedas.

 
Con la estructura actual de administración del transporte, para prestar el servicio los conductores deben hacer varios trámites ante autoridades diferentes. Por ejemplo, los permisos para operar en rutas intermunicipales son otorgados por la Alcaldía Metropolitana, pero la certificación de que las unidades cumplen con las normas Covenin es expedida por el INTT.

 
 
Provenzali considera que son procesos burocráticos que deberían estar en manos sólo un organismo, al igual que la revisión de las unidades y la matriculación de los vehículos. Debería ser el Instituto Metropolitano de Transporte, sugiere.

 
El presidente del Comité de Usuarios del Transporte Público, Luis Alberto Salazar, apunta en la lista de responsabilidades que debería tener el organismo la discusión de las tarifas entre municipios. En la actualidad el precio del pasaje es fijado por el INTT, pero en el caso de rutas internas, corresponde a cada alcaldía.

 
Más decisiones que se toman por separado.

 
Mientras el transporte afronta las consecuencias de la descoordinación, el tránsito no consigue un mejor panorama.
 
Con una estructura similar a la del sistema de autobuses, la circulación en las vías es lenta a pesar de que los pitos de varios organismos suenan para poner orden.
 
En la avenida Francisco de Miranda es posible ver en una esquina varios fiscales del INTT y de la Policía de Circulación de Chacao, mientras que otras intersecciones están desprovistas de vigilancia.
 
Alejandro Cañizales, conductor de Traffic Center, observa desde el aire que en oportunidades los operativos de los funcionarios congestionan más las vías. Aunque en la calle, los fiscales de los diferentes cuerpos aseguran que trabajan en equipo, no existe una planificación formal.
 





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Octubre 2008  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog