Unidos en la intolerancia

Por Venezuela Real - 30 de Octubre, 2008, 10:19, Categoría: Derechos Humanos

Andrés Cañizález
El Universal
30 de octubre de 2008

Informes de Human Rigths Watch desmuestran que Uribe y Chávez son muy parecidos

La sobrerreacción del gobierno al informe revela la predisposición del presidente a descalificar antes de reflexionar", la frase corresponde a José Miguel Vivanco, el director de Human Rights Watch, y aunque guarde muchas similitudes no se está refiriendo al jefe de Estado venezolano. Vivanco está hablando de Álvaro Uribe, el mandatario colombiano, cuyo gobierno lo descalificó duramente y a la organización que representa. ¿La razón? Un informe que denuncia las complicidades del Gobierno colombiano con los paramilitares y las acciones encaminadas a minar la institucionalidad de esa nación, especialmente de la Corte Suprema de Justicia. Una rápida lectura de la prensa de Colombia, por estos días, evidencia que detrás de toda esa hipersensibilidad está en juego un asunto de envergadura para Uribe: el tercer mandato.

Con un mes de diferencia, y anotando que no fue expulsado de Bogotá, como sí ocurrió en Caracas, Vivanco ha sido acusado indistintamente de aliado del imperialismo y de la guerrilla. Para el gobierno de Chávez el informe sobre nuestro país le hacía el juego a Washington, para la administración de Uribe, Vivanco le sirve la mesa a la guerrilla con sus críticas. Se trata de paradojas que padecen quienes defienden principios. En un caso, como otro, Human Rights Watch, se ha limitado a documentar, procesar y presentar "hechos conocidos por todos" los ciudadanos. Sobre Venezuela, el informe respectivo devela, al hacer el balance de una década con Chávez, cómo la estrategia oficial ha sido minar, ¿o deberíamos decir dinamitar?, los espacios institucionales e independientes, en aras de consolidar un poder hegemónico sobre la sociedad. De esa forma se hilan, y pueden entenderse a cabalidad, las acciones seguidas desde el Gobierno contra sectores clave: medios de comunicación, sindicalismo, organizaciones de la sociedad civil y el Tribunal Supremo de Justicia.

En el caso colombiano, el dedo de Vivanco en la llaga de Uribe está en las denuncias sobre la campaña de descrédito contra la Corte y sus magistrados, especialmente de aquellos que tienen los casos de la llamada "parapolítica". HRW cuestiona los enormes beneficios otorgados a los para, así como sus abruptas extradiciones a Estados Unidos cuando éstos comenzaban a hablar de sus cómplices dentro de la política.

Los informes de esta organización, mundialmente reconocida, demuestran que Uribe y Chávez se parecen más de lo que parece. Además de que desean permanecer largamente en el poder, y de que se presentan como una suerte de Mesías para salvar a la patria, ambos son intolerantes con la crítica. Vivanco puede dar fe de ello.







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Octubre 2008  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog