Caracas segura: una promesa que sube las barriadas de la capital venezolana

Por Venezuela Real - 1 de Noviembre, 2008, 22:01, Categoría: Prensa Internacional

Patricia Torres / AFP
El Nuevo Herald
01 de octubre de 2008

Es noche de jueves, y mientras la mayoría de los habitantes de Caracas hace planes para el fin de semana, el oficial de policía Javier Guevara, junto a unos 830 compañeros, se adentra en la barriada de Catia, donde los criminales, en cambio, se preparan para salir a las calles.

La barriada, la segunda en tamaño de la capital, está ubicada en el límite oeste del valle de Caracas, y junto con la de Petare en el este y la del Valle en el suroeste, son escenario frecuente de los cerca de 50 homicidios, que en promedio, se registran todas las semanas en esta urbe sudamericana.

Por eso Guevara, de 28 años y padre de una niña, se encomienda a Dios antes de subir a su motocicleta y eleva siempre la misma plegaria: "regresar vivo a casa''.

Como cada fin de semana desde que comenzó el año, el policía y un compañero, 'escalan' con su motocicleta la vía principal de Catia con la misión de garantizar la seguridad en las más de 500 barriadas que hay en la zona.

Los dos hombres recorren la vía mal iluminada, eje del laberinto de callejuelas y escaleras estrechas alrededor de las cuales se amontonan precarias viviendas de ladrillo y techos de lata.

Con la inseguridad encabezando la lista de preocupaciones de los caraqueños, las autoridades lanzaron en enero de este año el plan "Caracas segura'' para combatir el crimen en las zonas populares.

A pesar de que en la zona habitan unas 400.000 personas, las veredas permanecen vacías y escasamente se escucha algún ruido, lo que transmite una falsa sensación de paz.

"La gente se va a casa temprano porque la noche alborota a los malandros (delincuentes)'', explica Guevara mientras hace el recorrido.

El plan "Caracas segura'' combina acciones represivas y de prevención, sobre todo orientadas a niños y jóvenes, explica Edgar Barrientos, coordinador policial del Ministerio del Interior, organismo responsable de la operación.

Al paso, los policías van deteniendo a los autobuses. Los pasajeros son obligados a bajar, son registrados y muestran sus documentos sin necesidad de que nadie se los pida.

"Uno se molesta a veces con el 'raqueteo' (requisa), especialmente cuando viene cansado de trabajar, pero sabemos que es necesario'', reconoce Alexis Gómez, un joven albañil.

Los registros se repiten ante cualquier grupo de personas que converse en la calle, especialmente si son jóvenes, que según las estadísticas, cometen la mayoría de los delitos.

José Goncalves, coronel de la Guardia Nacional, cuerpo militar encargado de la seguridad interna, asegura que la incidencia de delitos en la capital venezolana se ha reducido a la mitad desde que comenzó el plan en enero.

Los habitantes de las barriadas aprecian la iniciativa y conceden que ayuda a reducir el crimen, pero se quejan de que solamente se realice los fines de semana y se limite a las vías principales.

"Tienen que meterse por los callejones y las escaleras, allí es donde están los malandros'', afirma Gómez.

En dos horas, los oficiales han detenido a 20 personas en estas calles de Catia. La tarea no es fácil ya que muchas veces, los delincuentes conocen mejor el terreno y tienen mejores armas que la propia policía.

En estos barrios menos favorecidos de Caracas, donde faltan servicios públicos y opciones de ocio, el problema de la inseguridad se complica con el desempleo.

Para el oficial Guevara, la falta de trabajo junto a la venta de drogas es la principal causa del incremento del crimen en la capital venezolana.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog