Latrofacciosos

Por Venezuela Real - 2 de Noviembre, 2008, 11:17, Categoría: Gente de Chávez

Manuel Caballero
El Universal
02 de noviembre de 2008

Cuando un gobernante se vuelve faccioso para encubrir un robo
 
La palabra que encabeza estas notas yuxtapone dos términos diferentes pero que a veces suelen ser indisolubles. El primero designa a lo que el lugar común periodístico llama también "amigos de lo ajeno". Lo segundo, "a una pandilla de sediciosos, hombres violentos, crueles y revoltosos", lo cual entrecomillamos porque la definición la extraemos de una Biografía de las palabras del colombiano Efraín Gaitán Orjuela, uno de esos pequeños volúmenes que a veces nos saltan ante los ojos en los estantes de alguna librería de lance. Allí mismo nos enteramos de que la palabra no tenía en su origen el mal sonido de ahora, sino que designaba a los aurigas que dirigían los caballos en las competencias de carros en el circo romano. Fue a partir del momento en que comenzaron a saltarse las más elementales reglas de aquellas carreras, a buscar a cualquier precio el triunfo, cometiendo toda suerte de desafueros y desmanes contra sus adversarios, que el término faccioso comenzó a tener el poco recomendable significado presente.
 
Guerra y política

Desde siempre, la comparación inmediata de la controversia política es con la guerra. De modo que a aquella conocidísima sentencia de Von Clausewitz, según la cual la guerra es la continuación de la política por otros medios, había precedido la impresión general de que la recíproca también era verdadera y de que la política era la continuación (o por lo menos la imitación) de la guerra.

 
Pero si la lucha armada misma tiene sus reglas, mucho más debe tenerlas esa guerra sin armas que es la política. Entonces, si hoy se reconoce que la transgresión de ciertas reglas (en medio de esa irregularidad generalizada que es la guerra) ha dado origen a la existencia del concepto de "crímenes de guerra", la transgresión de las que comandan el combate político convierte a quienes las violan en lo que se puede llamar con propiedad criminales políticos. Es decir, que dejan de ser partidarios para convertirse en facciosos.
 
El mayor de los crímenes políticos es el de transformar la política en guerra. Es decir, pasar del reino de la tolerancia al de la intolerancia transformando a los adversarios en enemigos.
 
Sangrienta y sacatripas

Porque esa transformación no es en absoluto inocente: el fin que se persigue es nada más ni nada menos que la guerra, la verdadera, la sangrienta y sacatripas. El Héroe del Museo Militar lo viene anunciando desde el 4 de febrero de 1992 (aunque su actitud de aquel día precise que la sangre a derramar podía ser la de cualquiera, combatiente o simple espectador mal situado, menos la suya).

 
Aunque, como se dice, la sangre no haya llegado aún al río, hasta el observador más desprevenido puede constatar que hace más de una década (porque eso comenzó desde la intentona del 92) en este país se vive en el estado de crispación característico de los países en guerra. Porque siempre a esta le ha precedido esa propaganda de guerra que los nazis llevaron a su extremo límite y que hizo que, entre otras, nuestra Constitución de 1947 prohibiese además del racismo y todo tipo de discriminación, la propaganda de guerra. Una tal propaganda que, desde 1999, sale derecho desde Miraflores. El cual origen convierte a su emisor en un faccioso, no un gobernante.
 
Dime cómo hablas...

Un faccioso cuya manera de hablar delata su formación y a la vez su propósito real. Cuando se habla de formación, de inmediato se piensa en el cuartel y en un lenguaje que no por casualidad se llama cuartelario, y frente a cuyo emisor se suele aconsejar el alejamiento de damas y de niños pequeños.

 
Pero hay cuarteles y cuarteles. Se supone que la degeneración del lenguaje llega a los extremos abismales que en la literatura popular, se le atribuye a la Legión Extranjera que, sobre todo para ser enviada a las regiones más lejanas y peligrosas, han formado algunas naciones europeas. Es el refugio de todo tipo de delincuente que quiere hacer olvidar toda una vida de crímenes y de condenas en su país de origen: ladrones, asesinos, estafadores, nazis.
 
Allí, el lenguaje se corresponde con el origen de los hablantes: no es, como algunos pretenden que sea el habla "del pueblo". No, es el lenguaje de germanía, el que se usa para lo que los personajes de Merrimée llaman "los asuntos de Egipto", y en la Corte de los Milagros que Víctor Hugo retrata pululando en los alrededores de Notre Dame.
 
La realidad reflejada

Es el lenguaje del hampa. Como se decía antes, él puede revelar un origen, pero también, y es el caso venezolano, un propósito o cuando menos, el reflejo de una realidad. Cuando hurgando en el fondo de las letrinas, el mandón de Miraflores extrae esos insultos escatológicos que hoy por hoy pueblan su discurso, no insultaremos a sus maestros, a sus paisanos y a sus camaradas de regimiento diciendo que ellos revelan su origen. No: ellos revelan el único propósito real de toda su gestión pública. Ese propósito lo están revelando, junto a muchas otras fuentes, el estentóreo do de pecho de los canarios de Miami.

 
A saber, que toda la cháchara "revolucionaria" con la cual tratan de envolver sus acciones no resiste el menor rayo de sol: se disuelve, se derrite y aparece su condición, ya imposible de lavar u ocultar con el más brillante tinte: su condición primera de ladrones. A determinada forma de vivir y de actuar corresponde una forma de hablar, de expresarse: los hampones hablan como hampones.
 
Repitamos: cuando un político, y más aún un gobernante desciende a esos extremos revolcándose como un cerdo en el estercolero del lenguaje hamponil, se vuelve un faccioso. Si lo hace para estimular o encubrir a los ladrones, se convierte en uno de ellos, o cuando menos en su aguantador. Juntemos ambas condiciones y tendremos a un latrofaccioso.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog