Un magnate de la era chavista

Por Venezuela Real - 4 de Noviembre, 2008, 14:08, Categoría: Prensa Internacional

La Nación - Argentina
04 de noviembr de 2008

La caída de Franklin Durán, uno de los más enfáticos en el operativo para convencer al "valijero" Guido Antonini Wilson de que callara el origen de los 800.000 dólares decomisados en el Aeroparque bien puede emparentarse con el fin de una época durante la cual el empresario vivió sin límites.

El hombre que ayer fue encontrado culpable de espionaje por los Estados Unidos era considerado "el más pensante" de un grupo de "amigos" del gobierno de Hugo Chávez. A ese círculo íntimo también pertenecían el Antonini, Carlos Kauffmann y Moisés Maiónica, los otros involucrados en el affaire . Todos lograron desarrollar inmensas fortunas bajo el paraguas del chavismo.

Soltero, sin hijos, con una novia de Miami y una mansión de 4 millones de dólares en Key Biscayne, Durán era socio de Kauffmann y amigo de Antonini. De esa amistad se valió para presionar a este último, según las cintas grabadas por el "valijero".

Durán era parte de la "boliburguesía", nombre algo despectivo con el que se conoce a los ejecutivos más ligados al chavismo. La oposición venezolana denunció que en los últimos 10 años los "boliburgueses" protegidos por la relaciones políticas chavistas acumularon un capital de 3000 millones de dólares.

A Durán, claramente, la economía no le resultaba una preocupación. Adoraba autos como Ferrari, McLaren o Porsche. Para él, significaban estatus social. Seguramente por eso tenía un ejemplar de cada máquina en su casa de la North Mashta Drive, una mansión que primero figuró a nombre de Antonini Wilson y que sólo después de que estallara el escándalo cambió de nombre: ahora se sabe que el dueño era Durán.

También tiene una casa en Londres y tiempo de ocio -y negocios- desperdigado por Caracas y Montreal. Problemas para visitar sus ciudades predilectas no se le conocen, pues Durán, además, viajaba generalmente en su avión privado.

Los negocios del único detenido acusado de espionaje que no aceptó declararse culpable -como sí lo hicieron Kauffmann y Maiónica- eran variados.

Armas y petróleo

Se hizo rico abasteciendo de armas a la policía de Venezuela, pero después ingresó en la industria petrolera, que en Venezuela es altamente rentable.

Aunque Antonini Wilson repartía tarjetas de presentación como directivo de Venoco, la segunda empresa petroquímica del Caribe, la firma pertenecía a Durán y a Kauffmann. Estos dos también son socios en otra empresa que provee taladros a Pdvsa, la petrolera estatal venezolana acusada de enviar el dinero en la valija descubierta por la policía María del Luján Telpuk.

Hay más negocios con el Estado chavista en el portafolios de Franklin Durán: incluyen desde compra de reactores nucleares hasta planes agroalimentarios. Venezuela importa el 80% de lo que consume y semejante detalle no pasó inadvertido para Durán.

Los negocios dejaron de mimar a Durán en cuanto estalló el caso del espionaje en los Estados Unidos. Inmediatamente, la justicia venezolana resolvió congelar los bienes que el empresario "boliburgués" tenía en suelo bolivariano.

En las cuentas que se le conocieron a Durán, los movimientos de dólares resultaban permanentes. Un día había ingresos por 50.000 dólares; otro día, por 80.000 dólares. Los ejemplos pueden seguir.

Ahora, Durán vive en una celda conocida como "El Hoyo", donde apenas si hay espacio para estirar las piernas. Es el fin de una vida sin límites.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog