Innovación y liderazgo

Por Venezuela Real - 5 de Noviembre, 2008, 10:30, Categoría: Cultura e Ideas

GUSTAVO ROOSEN
El Nacional
05 de noviembre de 2008

Mientras unos se ocupan de la crisis financiera, otros lo hacen del futuro.
 
Así, en Harvard, las voces más respetadas insistían el mes pasado en la necesidad de mantener el liderazgo en innovación a riesgo de ver desplazado el centro de gravedad a otra nación o a otra región. Así ocurrió también en Oviedo, cuando en la XXVIII edición del Premio Príncipe de Asturias se reconocía la importancia de la nanotecnología y de sus aplicaciones para la salud, la alimentación, la energía, la preservación del ambiente, la calidad de la vida.
 
Si es verdad que la capacidad de innovación ha marcado los grandes cambios de la humanidad, los espacios para la innovación son hoy, como nunca antes, la energía y la preservación del ambiente. El centro de gravedad del liderazgo mundial girará hacia donde se produzca un mayor movimiento de innovación en estos temas.
 
Estrechamente ligados ambiente y energía, el peso de los hidrocarburos en la economía y en el futuro de la humanidad se manifiesta vivamente en dos aspectos: la dependencia energética y el efecto de las emisiones de carbono. Las innovaciones habrían de apuntar, por lo mismo, no sólo a la satisfacción de las necesidades sino también a una mayor eficiencia energética y a la búsqueda de fuentes alternas, limpias y renovables. La independencia energética se convierte para los países en tema de soberanía. Para la humanidad, la preservación del ambiente es la vida misma. La contaminación y el calentamiento global han dejado de ser inquietud de ecologistas para convertirse en amenaza cierta.
 

La entrega del Premio Príncipe de Asturias –ocasión para Venezuela de alegría por el honroso y merecidísimo reconocimiento al maestro Abreu y su Sistema de Orquestas Infantiles y Juveniles– trajo a primer plano la nanotecnología al premiar a cuatro científicos norteamericanos y un japonés residente en Estados Unidos. El propio príncipe Felipe diría en su discurso: "Sus trabajos contribuyen de forma decisiva a la salud humana, al ahorro energético y a la utilización de nuevas fuentes de energía limpias, al tiempo que permiten afrontar fascinantes desafíos y romper fronteras tecnológicas". De manera más concreta señalaría que "los nanotubos de carbono del físico Sumio Iijima son excelentes candidatos al almacenamiento seguro del hidrógeno, uno de los combustibles ecológicos del futuro". Mencionaría también la preservación del medio ambiente, el cambio climático, la dependencia de los combustibles fósiles, el calentamiento global, las bombillas ecológicas del ingeniero Shuji Nakamura que evitan la combustión de millones de toneladas de carbón, el aporte del químico Tobin Marks en el desarrollo de una nueva generación de celdas solares orgánicas.
 
Para el propósito de descarbonizar la atmósfera y descarbonizar la energía, la nanotecnología aparece, entonces, como una de las vías posibles. Su presencia puede acelerar la época del hidrógeno.
 
Se ha dicho que más que vivir en una época de cambios somos testigos de un cambio de época. Es verdad. La humanidad globalizada, que aspira a más justicia y bienestar, se inquieta ahora por dos grandes temas: energía y ambiente. El país o la región que aspiren al liderazgo deberán desarrollar las innovaciones que hagan posible esa deseada compatibilidad entre crecimiento y preservación del medio. El centro de gravedad económico del mundo en el siglo XXI estará allí donde la comunidad científica logre consolidar la transición de la energía fósil contaminante a una energía económica y limpia. La innovación y la tecnología seguirán moviendo al mundo.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog