Presupuesto armado

Por Venezuela Real - 5 de Noviembre, 2008, 10:02, Categoría: Temas Militares

TELMO ALMADA
El Nacional
05 de noviembre de 2008

El gasto militar previsto para 2009 sitúa a Venezuela como líder en la carrera armamentista regional

Después de décadas de letargo, América Latina ha vuelto a convertirse en factor importante en el mercado global de armas y equipos militares.

Y el país que lidera la nueva carrera armamentista en la región, de acuerdo con un reciente informe de Economist Intelligence Unit, es Venezuela.

El relativamente largo pe ríodo de auge de los precios de las materias primas –que finalizó con el estallido de la crisis financiera en EE UU y sus repercusiones globales– favoreció a la mayoría de los países latinoamericanos, y especialmente a Venezuela, que disfrutó una larga temporada de cotizaciones petroleras récord.

Ésta, según el reporte, es una de las razones que explican la nueva moda regional de prepararse para la guerra.

"Los gastos de defensa se han disparado entre los gobiernos de Suramérica, impulsados por crecientes ingresos fiscales y por motivaciones estratégicas", recoge el documento de la empresa filial de The Economist. "A pesar de que América Latina se mantiene aún como una de las regiones del mundo con menores gastos militares, se aprecian signos de que esto ha comenzado a cambiar".

Potencia bélica
<zb:break¡
El país que más recursos ha invertido en el sector militar es Brasil, algo fácil de prever en vista de que se trata de la economía más grande de la región. El gobierno del presidente Luiz Inácio Lula Da Silva incluso ha superado la tendencia histórica e incrementado los gastos militares en forma sostenida durante los últimos años. Sorprendentemente, durante 2007 Brasil se situó entre los 15 mayores compradores de armas del mundo, por delante de Canadá, Australia y España, según el ranking que elabora el Instituto Internacional de Investigaciones para la Paz de Estocolmo. El año pasado, el país destinó a compras de armamento cerca de 2,6% de su producto interno bruto.


El único país en la región que se situó cerca de este récord fue Venezuela, con un gasto anual equivalente a 1,2% del PIB.

The Economist, sin embargo, destacó que entre 2003 y 2006, las compras militares de Venezuela saltaron exponencialmente y sumaron 4,4 millardos de dólares. El documento no registra los gastos militares anunciados y ejecutados durante 2008, el año en que se calcula que este tipo de gasto ha alcanzado el tope histórico.

Conflicto permanente Colombia, el tercer país de la región en cuanto a gastos totales en armamento, es sin embargo el mayor gastador de la región en términos relativos; es decir, cuando se comparan proporcionalmente economías de muy diferentes tamaños: durante 2007 destinó a la guerra 3,4% de su producto interno bruto. El país, que mantiene un conflicto bélico con grupos insurgentes internos desde hace 40 años, ha aumentado en forma sostenida su arsenal, con la ayuda de un paquete de cerca de 5 millardos de dólares que aportó EE UU en ayudas contra el narcotráfico y directamente al sector militar.

Lo que ha sorprendido a los analistas es el comportamiento reciente de Venezuela como comprador de armas.

The Economist directamente califica al gobierno del presidente Hugo Chávez como el motor principal de la carrera armamentista regional. Entretanto, reportes de la Agencia de Inteligencia de Defensa de Estados Unidos, citados por The New York Times, señalan que los 4,4 millardos de dólares destinados a armamento y equipo militar durante 2005 y 2006 sitúan al país por delante de Pakistán (con 3 millardos) e Irán (1,7 millardos de dólares). El proyecto de presupuesto de 2009 asigna al Ministerio de Defensa 8,9 millardos de bolívares fuertes, lo que representa 1,3% del PIB de la nación y 5,4% del presupuesto total.

Amenaza percibida

"El aumento de los gastos militares en Brasil y en otras naciones, especialmente Venezuela, Colombia y Chile, responde a distintos motivos y tiene significativas implicaciones", sostiene Economist Intelligence. "La decisión de los gobiernos de adquirir nuevos equipos militares incluye años de crecimiento económico combinados con nuevos objetivos de política exterior basados en nuevas amenazas, ya sean reales o sólo percibidas".


La excepción más notable en esta tendencia es Argentina. "A pesar del deseo de este país de recuperar un rol importante en la región, el aumento del gasto militar ha estado fuera de la agenda". Esto posiblemente tenga que ver, como recuerda el informe, con la intención de los su cesivos gobiernos de los Kirchner de llevar a la justicia a personas vinculadas con el sector militar acusadas de abusos de los derechos humanos durante la época de la dictadura argentina.

La tendencia regional al aumento en las adquisiciones de armas tiene que ver, además –según interpreta el informe–, con la disminuida influencia de Estados Unidos en América Latina, y la oportunidad detectada por otros actores en el mercado global de armas, como Rusia y China.

Concretamente, Venezuela ha liderado las adquisiciones de material bélico ruso, con la compra de 24 aviones Sukhoi, 50 helicópteros de ataque y de transporte, 100.000 fusiles Kalashnikov, además de una planta para fabricar localmente estos fusiles.

Deudas de Guerra

El presupuesto de gastos del Ministerio de la Defensa para 2009 se asemeja al del año 2008, al igual que la inversión que se realizará en los diferentes componentes militares. Ambos frentes se financiarán utilizando nuevamente la figura del endeudamiento público, para llevar adelante las tareas de seguridad y defensa del país. En el proyecto de ejercicio fiscal del próximo año se observa que el despacho de la Defensa tendrá una asignación presupuestaria de 8,9 millardos de bolívares fuertes, monto que representa 1,3% del producto interno bruto de la nación y 5,4% del gasto total, fijado en 167,4 millardos de bolívares fuertes. Para el año que está por terminar se le había asignado la cantidad de 7,1 millardos de bolívares fuertes. Este ministerio contará además con 1,3 millardos de bolívares fuertes de un total de 6,5 millardos de bolívares que serán utilizados por los diferentes organismos del Estado para la compra de bienes y servicios. En 2008 este despacho utilizó una partida de Bs F 1,2 millardos. El proyecto de ley de endeudamiento de 2009 establece igualmente que el Ministerio de la Defensa ejecutará una inversión militar por 161,7 millones de bolívares fuertes, cifra superior a los 156,3 millones establecidos para este año. El Ejército llevará a cabo proyectos por 20,3 millones; la Aviación utilizará una partida de 26,9 millones; la Armada ejecutará inversiones por 60,1 millones, y para el mantenimiento de unidades de la Armada se contará con un monto de 54,4 millones de bolívares fuertes. En este mismo proyecto entregado a la Asamblea Nacional se observa que existen contratos vigentes con el Gobierno venezolano por 74,3 millones de dólares. Pero lo más curioso es que el Ministerio de Agricultura y Tierras mantiene contratos suscritos con diferentes acreedores internacionales en los años 2004, 2006 y 2008 por 63 millones de dólares por la compra de 45 misiles, la repotenciación de 6 helicópteros y la adquisición de repuestos para sistemas blindados. A pesar de estas cifras, el instrumento más utilizado por el Gobierno para realizar compras de arsenal bélico es el Fondo de Desarrollo Nacional (Fonden), del cual se utilizaron recursos por 1,5 millardos de dólares para la adquisición de aviones y armamento, además de 237,2 millones de dólares para la construcción de plantas de fabricación de municiones y de fusiles de asalto AK-103. Un ejemplo del desvío de recursos de este fondo, creado para atender programas de emergencia, grandes obras de infraestructura y compra de equipos y materiales médicos.


 





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog