Proceso indebido

Por Venezuela Real - 8 de Noviembre, 2008, 10:23, Categoría: Derechos Humanos

RAMÓN HERNÁNDEZ
El Nacional
08 de noviembre de 2008

Nadie puede acusarla de decidir sin venda ni balanza.
No. Es peor. Se ha quedado en la inopia, paralizada, atontada, ingrávida.
Iútil. No puede articular palabra. Ni en contra ni a favor.
 
Es un saco amorfo y fofo de materia gelatinosa, que asquea y atemoriza. En el juicio que les siguen a los comisarios Henry Vivas, Lázaro Forero e Iván Simonovis, y a los ocho policías metropolitanos, el régimen utiliza su ineptitud con premeditación y alevosía como instrumento de tortura y de venganza, de castigo adicional. Un día preso en una cárcel venezolana equivale a dos años en Guantánamo. Bestias.
 
Han pasado 6 años de los sucesos de abril de 2002, y no se le ha explicado al país qué sucedió ni por qué hubo un vacío de poder, una renuncia difundida por el general en jefe Lucas Rincón, un preludio y caída de una dictadura plutocrática y boba, pero sobre todo la masacre que ocurrió. Los comisarios y los ocho metropolitanos son los únicos presos, pero no aparece el delito, ni la acusación, ni la condena después de tantas diligencias, traslados, investigaciones y procedimientos. No importa que el jefe del Estado decretara una amnistía que pasaba la página de los sucesos de abril, como ya antes los venezolanos pasaron la página de hechos peores, como las centenas de víctimas del golpe del 4 de febrero de 1992 y de su repitencia sanguinaria del 27 de noviembre de ese mismo año; o la matanza a sangre fría del tren de El Encanto, sobre la que Guillermo García Ponce, vea, pues, tiene mucho que contar aún; o antes, la práctica de "ejecutar" cada día a un policía si no se liberaba a los presos políticos: casi 70 padres de familia que aparecieron sin signos vitales en las calles del país. Ahora los teóricos de aquella salvajada son los miembros del alto gobierno de esta dictadura con elecciones, y se refocilan en su crueldad cuando constatan que su ineptitud les sirve para multiplicar los sufrimientos que infligen a sus adversarios en situación de indefensión.
 
La retaliación y la venganza sustituyen el debido proceso del que tanto se ufanaron.
 
Han devenido en verdugos, en gente que ha abjurado de principios y valores a cambio de disfrutar de prebendas.
 
Cuando se voltea la mirada y se engavetan los sueños, se fusila la propia dignidad. La realidad brinda demasiadas tentaciones para los débiles de espíritu. Le temen a la libertad propia, pero mucho más a la ajena. No fío ni me fío.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog