De la civilidad a la barbarie

Por Venezuela Real - 9 de Noviembre, 2008, 13:14, Categoría: Política Nacional

Marta Colomina
El Univesal
09 de noviembre de 2008

Chávez nos ha hundido en una barbarie caracterizada por la disolución de instituciones.

Al seguir la transmisión de las elecciones presidenciales norteamericanas sentimos una sana envidia al admirar el impecable comportamiento institucional del candidato perdedor, John McCain, y la humildad del ganador Barack Obama, demostrativos de la solidez democrática alcanzada por el pueblo estadounidense y de la fortaleza de sus instituciones. Tan pronto como se conoció la tendencia a favor de Obama, McCain reconoció con rapidez el triunfo de su contendor, a quien dirigió elogiosas palabras, a la par que manifestaba su disposición a seguir trabajando en favor de la libertad y del progreso de su país, hoy inmerso en unas crisis económica y financiera de grandes proporciones.

Sana envidia porque mientras veíamos en la pantalla del televisor esa formidable lección de democracia y civilidad, recordábamos el desplante de Chávez en su ejercicio atropellador del poder, cuando en el acto de traspaso del cargo de manos del presidente Caldera, golpeó la Constitución vigente de 1961, a la que calificó de “moribunda”. Sana envidia al contrastar los respetuosos discursos de McCain y de Obama con las obscenas agresiones que Chávez dirige constantemente a líderes y partidos opositores y a cientos de grupos sociales que expresan su desacuerdo con las tropelías ejercidas desde el poder, ¿ustedes se imaginan a Obama gritándole “desgraciado” a McCain o al pésimo gobernante que ha sido Bush, o llamándolos ladrones, criminales y golpistas. Eso nunca podrá ocurrir en EEUU porque si el presidente o un alto funcionario ha engrosado su fortuna personal con recursos del Estado, será enjuiciado por unos tribunales independientes del Poder Ejecutivo, en contraste con la sujeción a la abusiva voluntad presidencial de los poderes en Venezuela. ¿No es cínico y penoso escuchar a uno de los cuatro rectores chavistas decir que “la participación de Chávez en esta campaña electoral está apegada a las normas”, cuando sufrimos hasta tres cadenas diarias y mítines transmitidos en vivo de hasta 6 horas continuas en VTV, en los que Chávez insulta y amenaza a los candidatos opositores; se desgañita a favor de sus “bacalaos” y utiliza recursos oficiales sin que ningún poder se inmute? ¿Conciben al alto mando militar nor- teamericano gritando “Patria, capitalismo o muerte”? ¿Podríamos pensar que Obama amenazase a los electores de los estados que votaron por McCain que no va a enviar recursos a sus regiones, o que ordenase inhabilitar políticamente a quienes puntean en las encuestas?

Cabe preguntarse entonces, ¿por qué hemos llegado a la barbarie actual si tuvimos más de 40 años de democracia y durante varias décadas ayudamos a consolidar el sistema de libertades políticas en buena parte de nuestro continente? Las causas son múltiples y una de ellas ha sido el control de los poderes públicos que el militar (golpista) Chávez fue logrando, a los que ha utilizado para conformar un conjunto de leyes (habilitantes o emanadas de la servil AN, en su mayoría violatorias de la Constitución) que le otorgan una aparente legitimidad a sus actos inconstitucionales y represivos. Chávez ha puesto los enormes ingresos del boom petrolero al servicio de su proyecto hegemónico dentro y fuera de Venezuela y así ha “conquistado” a quienes, pudiendo haber engrosado las filas de la resistencia democrática, prefirieron enriquecerse o disfrutar de la lucrativa burocracia, como ha ocurrido con ciertos sectores de “izquierda”, no pocos empresarios (incluyendo los de nuevo cuño, mejor conocidos como “boliburgueses) y un grueso número de militares, muchos de los cuales, sin méritos académicos y personales, han ascendido meteóricamente.

Chávez nos ha hundido en una barbarie caracterizada por la disolución de instituciones como el Parlamento, el TSJ, la Fiscalía y hasta la FAN, que tradicionalmente habían operado como contrapesos a los abusos del poder. Los notables políticos de Europa del Este que acaban de visitarnos, se fueron convencidos de que en Venezuela “hay un Estado totalitario en progreso evidente” y de que “es imposible calificar el gobierno de Hugo Chávez como democrático”.

A pesar del dominio que Chávez tiene de los poderes que legislan, enjuician y castigan siguiendo los antojos presidenciales, afortunadamente todas las encuestas revelan que los venezolanos no queremos una dictadura, ni un régimen como el cubano. Y la mejor manera de demostrar nuestra voluntad de vivir en democracia es votar masivamente el 23 de este mes. Con nuestro sufragio masivo no sólo reconquistaremos gobernaciones, alcaldías y consejos legislativos regionales para atender la inseguridad, los huecos en las calles, la basura, la salud y la educación, sino que rescataremos la institucionalidad perdida que actuará de freno a los abusos cada vez más groseros e inconstitucionales de Chávez.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog