JOSÉ PERALES : "El futuro de las relaciones dependerá de si Chávez quiere trabajar con Obama"

Por Venezuela Real - 9 de Noviembre, 2008, 11:01, Categoría: Política Internacional

ARMANDO AVELLANEDA
El Nacional
09 de noviembre de 2008

JOSÉ PERALES -  Académico pide cautela ante las expectativas sobre el nuevo presidente estadounidense
El profesor del Programa de Estudios sobre América Latina del Centro Internacional Woodrow Wilson afirmó que debido a la crisis económica y financiera mundial a Venezuela no le conviene romper la relación comercial
El presidente electo Barack Obama no se ha referido a la región luego de su triunfo

" Cuidado con las altas expectativas que se hacen sobre Barack Obama en América Latina", es la frase que marca la conversación telefónica con José Perales, profesor senior del Programa de Estudios sobre América Latina del Centro Internacional Woodrow Wilson, con sede en Washington.
 
Este analista de 38 años de edad evita triunfalismos sobre las "sobredimensionadas expectativas" que ha generado el futuro presidente de Estados Unidos, quien asumirá el poder el 20 de enero. Prefiere mirar todo en su justa medida. No es fatalista, sino de la idea de que se producirán pocos cambios en comparación con la política regional de George W. Bush.
 
Fundamentalmente, cree que no habrá imposiciones sino cooperación.

Considera que la prioridad de la política exterior del gobierno de Obama será la reconstrucción del sistema financiero mundial.
 
A su juicio las relaciones comerciales entre Washington y Caracas se mantendrán porque la clave está en el petróleo. No ve razones para que Obama y el presidente Hugo Chávez no se reúnan, aunque está muy claro en que la decisión dependerá de que ambas partes tengan una voluntad real de hacerlo.

–Obama habló de la necesidad de cambiar la relación de Estados Unidos con América Latina. ¿Qué se puede esperar ahora?
–Los retos de Estados Unidos son amplísimos y afortunadamente, dependiendo del lado del que se vea, América Latina es una región de estabilidad, lo que no significa la ausencia de problemas. Pienso que él tiene un interés en reforzar la cooperación internacional; quiere tener socios.

Su gobierno será menos confrontacional. Mucha gente que rodea a Obama ha entendido que hay que reconstruir la relación con la región. Hay una expectativa de cambio radical de Obama hacia América Latina y eso me preocupa.

Habrá cambios en la relación, acercamientos pero las expectativas deben ser reales.


–Dijo que Estados Unidos no ven riesgos regionales, pero en Venezuela se dice que el presidente Chávez sí lo es. ¿Se sobredimensionan sus amenazas?
–Desde América Latina hay interpretaciones distintas. El surgimiento de dirigentes de izquierda no tiene por qué preocupar a Washington, en la medida en que sean producto del ejercicio natural de la democracia. Venezuela es otra cosa; el propósito de Chávez es mortificar a Estados Unidos, busca convertirlo en su gran amenaza, imitando al régimen cubano. Eso no implica que el resto de los países latinoamericanos lo seguirán.
 
–¿Qué riesgos enfrenta Estados Unidos en la región?
–La disyuntiva con Cuba, energía y seguridad son temas que heredará y Obama tendrá que resolverlos. Una de las cosas que hará será trabajar más en conjunto con América Latina. Ha habido cambios en ese sentido. El Comando Militar Sur ha venido desarrollando una doctrina interna basada en la noción de que los temas de seguridad de la región no se pueden tratar como confrontación militar, sino desde la colectividad, con la sociedad. Privará más la cooperación que una imposición de agendas.
 
–¿Cómo será la relación del gobierno de Obama con Cuba, Colombia y Brasil?
–Hay un interés por cambiar la política hacia Cuba, el problema es que ese tema tiene ramificaciones en la política interna. Se vislumbran cambios, pero no creo que nadie decida levantar el embargo.
 
Habrá una disposición a nuevas salidas, con la posición de que se apoya una Cuba democrática. Con Colombia, no creo que cambie su apoyo al Plan Colombia, aunque estará sujeto a revisión. Sobre el TLC, no me extrañaría que se haga algo parecido a lo de Perú: conversen para hacer cambios, sobre todo en la exigencia de respeto a los derechos humanos. Con Brasil quiere concluir la Ronda de Doha y estrechar los vínculos energéticos, porque una colaboración cercana en esta materia, puede ayudar al país a alcanzar una mayor independencia energética del Medio Oriente y de Venezuela.

–Obama dijo que quiere la independencia energética. ¿Es posible? ¿Cómo afectará las relaciones venezolano– estadounidenses?
–El desarrollo de la relación petrolera entre ambos países no surgió de la noche a la mañana y no creo que se deshaga tan fácil. La decisión de romper con la dependencia energética no se tomó por un conflicto con Venezuela. Tiene que ver con una sensación de vulnerabilidad económica por la fluctuación de los precios del petróleo. Ese hidrocarburo siempre primará en la relación bilateral entre ambos países. A Venezuela no le conviene romper con Estados Unidos porque con una contracción económica en diferentes partes del mundo, no es fácil conseguir nuevos clientes. Además, comienza a tener problemas serios en la balanza de pagos y en su capacidad de endeudamiento por la caída del precio del petróleo y la política fiscal de Chávez. Habrá que ver en qué términos se desarrollará la voluntad de Chávez para trabajar con Obama. Ya se le quitó el problema principal, que es Bush.
 
–Obama ha dicho que quiere reunirse con Hugo Chávez, Fidel Castro y Mahmoud Ahmadijenad. ¿Es posible?
–Es temprano; estamos en el momento de las felicitaciones y las palmadas de hombro.

No veo razón para pensar que no se vaya a dar. Nunca ha habido en la historia de las relaciones entre esos países una situación tan problemática.

Hay pasos que se pueden dar sin que eso signifique que vamos a entrar en una luna de miel. Chávez y Ahmadinejad no pueden estar en el mismo saco; el reto de seguridad que implica Ahmadinejad es más grande que el de Chávez.

–Venezuela ha estrechado relaciones con Irán y con Rusia. ¿Qué posición tendrá Obama sobre eso?
–Se le prestará una atención importante. No está pasando inadvertido. Hay conciencia de que se hace para mortificar a Estados Unidos. Se le sigue, pero no hay un desborde, una situación de pánico, de que esto hay que resolverlo ya.
 
–Washington congeló bienes de Ramón Rodríguez Chacín y de dos generales por su supuesta colaboración con las FARC. ¿Cree que un gobierno de Obama tomará medidas similares?
–Se ha entendido que la cooperación con los grupos considerados terroristas es un problema y eso conduce a unas políticas, con procedimientos burocráticos. Si hay circunstancias que tocan problemas que Estados Unidos ha identificado y que corresponden a posiciones de Estado, no dudo de que se repitan, quizás en otro contexto, en otra forma.
 
–¿Qué debe hacer Obama para rescatar la relación con Venezuela?
–Será muy importante la dinámica que se suscitará en la Cumbre de las Américas, en Trinidad, en abril de 2009.
 
Una de las cosas que él hará con Venezuela es tratarla en el entorno suramericano o regional; no hacer de esto un asunto bilateral sino entre un grupo de países.
 





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog