El cuento de Houston

Por Venezuela Real - 14 de Noviembre, 2008, 11:55, Categoría: Política Internacional

Joanny Oviedo
TalCual
14 de noviembre de 2008

El presidente Chávez dijo el lunes que removió al cónsul de Venezuela en Houston, Antonio Padrino, tras problemas con una nueva sede diplomática, pero al parecer todo el cuerpo diplomático fue despedido

A unque tienen el mismo propósito, ser expulsado de un país y recibir una exhortación a salir de éste presentan connotaciones distintas. El pasado lunes, el presidente Hugo Chávez señaló que el Departamento de Estado estadounidense "invitó" al personal diplomático del Consulado de Venezuela en Houston a abandonar el país por haber violado los procedimientos legales y administrativos para solicitar un cambio de sede.

Incluso, el mandatario aclaró que sólo "removimos al cónsul", Antonio Padrino, y que "no fue como informaron algunos medios, que habían expulsado a no sé cuántos funcionarios nuestros". Sin embargo, de acuerdo con información suministrada por un residente venezolano en Houston y colaborador de aporrea.org, Elio Cequea, "la remoción del cónsul de Houston de ninguna manera aclara la situación", puesto que "con la misma suerte corrió el resto de los apresurados viajeros", refiriéndose a los demás empleados del cuerpo diplomático.

Explica que al Consulado se le exigió "parar sus operaciones hasta que reciba permiso" de parte de Washington para funcionar en una nueva sede que habían alquilado y que el 1º de noviembre funcionarios del Consulado y del Departamento de Estado se habían reunido para intentar solventar el asunto, pero que el resultado del encuentro no lo supo el personal venezolano sino una semana después: a todos los trabajadores se les había retirado la visa y deberían abandonar el país antes del 10 de noviembre.

Cequea relata que ello ocurrió una semana después de que Chávez echara al embajador de Estados Unidos en Venezuela, Patrick Duddy, el 11 de septiembre, por lo que los roces diplomáticos entre ambas naciones de alguna manera estarían involucrados en la problemática.

El primer cambio de edificio se debió a que el dueño de la construcción no quiso renovar el contrato de alquiler del Consulado (vencido desde el 31 de agosto), en vista de las "escuálidas, pero incómodas protestas" que se daban a las puertas del lugar, además de que otro cliente estaba interesado en rentar todo el piso, según señaló la fuente.

Cequea advierte que en abril Padrino obtuvo aprobación por parte de la Cancillería de Caracas para proceder al alquiler del lugar y que esa era la segunda vez que el funcionario le entregaba al Ministerio de Relaciones Exteriores una propuesta de sitio: "La primera vez que consiguió un espacio, se le cayó el intento de mudanza, porque la Cancillería no le respondió a tiempo", de modo que "el dueño de la propiedad retiró la oferta".

No obstante, el mandatario venezolano expresó en Venezolana de Televisión que el cónsul no había esperado la autorización del MRE. Son "esas cosas que todavía ocurren, (falta de) disciplina. Los códigos de conducta de un alto funcionario tienen que ser muy sólidos".

Entretanto, Cequea dice que "extrañamente" la Embajada de Venezuela en Washington no le comunicó al mismo Padrino que su despacho debía detener sus actividades. Ante problemas como éstos resalta que, en este caso, "los cabos sueltos abundan".






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog