A una semana del cambio

Por Venezuela Real - 16 de Noviembre, 2008, 11:41, Categoría: Electorales

RAFAEL ARRÁIZ LUCCA
El Nacionanl
16 de noviembre de 2008

Nunca he entendido por qué Chávez no se ha esmerado en la creación de un partido político que lo trascienda, que vaya más allá de la coyuntura que todo hombre representa, en razón de su propia finitud.

En estas elecciones regionales tenía la oportunidad de hacerlo, de dejar volar a sus candidatos, pero optó por plebiscitar la contienda dejando a los suyos en un papel de insignificancia patente.

Al parecer, sus asesores le dijeron que de no hacerlo las consecuencias serían catastróficas; de allí que deambule por medio país, levantándoles las manos a unos seguidores que en poquísimos casos tienen entidad propia. Visto con frialdad y distancia, la situación es penosa y, la estrategia: un reconocimiento de que no se ha podido construir una fuerza política significativa.

Evidentemente, un proyecto político que depende de un solo hombre es algo tan frágil como una familia que vive de un solitario ingreso, que en cualquier paso de luna se lo lleva el viento.

A pesar de contar con la más fabulosa cifra que cualquier Presidente de la República de Venezuela haya tenido, la verdad, reconocida hasta por sus propios partidarios, es que no se ha hecho casi nada en proporción con la montaña de dinero recibida. En nueve años se ha vulnerado severamente el aparato productivo, afectando gravemente el empleo y, lejos de generarse riqueza, se ha logrado aumentar la pobreza y la dependencia del petróleo. Ahora somos mucho más pobres que hace una década, aunque se pretendía que no fuese así; tomando el camino equivocado del socialismo rentista petrolero, no había manera de que la situación fuese otra.

Los platos rotos los recogerá Chávez y quienes lo acompañan en sus errores desde hace años. Pasará, indefectiblemente pasará.

El proceso de desengaño de quienes han sido sus seguidores continúa en marcha, y en estas elecciones se dará un paso más hacia adelante en la tarea de abrirle los ojos a quienes todavía creen en él y sus despropósitos. Por su parte, la oposición ha aprendido mucho y aquellos errores del pasado, como el de optar por la abstención o insuflar figuras públicas sin sustento popular, hay menos probabilidades de que ocurran. La ciudadanía está ahora más dispuesta a escuchar los argumentos de los líderes de los partidos políticos democráticos, que los cantos de sirenas de los representantes de la antipolítica de viejo y nuevo cuño. Esto, que constato a diario, es un paso gigantesco, ya que sin el fortalecimiento de estas organizaciones no habrá posibilidades de construir una alternativa real de poder.

Felizmente, todos los partidos de la oposición saldrán fortalecidos de la contienda.

Además, se ha dicho muy poco que la suma de votos de todas las fuerzas políticas será mayor que la de los votos del chavismo. Incluso más, en algunos estados donde el oficialismo puede ganar, ello ocurrirá siendo una minoría, ya que la suma de los candidatos que se le enfrentan será mayor.

Por segunda vez los votos de la oposición podrían alcanzar un número superior, incluso en el caso de que las gobernaciones obtenidas por el oficialismo sean más que las de la oposición.

Queda por despejar el enigma de la abstención. Las encuestas recogen un descenso, pero hasta el 23-N no sabremos qué pasará en este sentido. Al Gobierno le preocupa este fenómeno, ya que el 2-D perdió porque los suyos se abstuvieron de votar. Si vuelven a hacerlo, el chavismo tendría sus días contados. En una semana se despejarán las incógnitas y el país habrá avanzado en la superación de uno de sus errores históricos más tristes y lamentables.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog