Reparaciones impiden clases

Por Venezuela Real - 16 de Noviembre, 2008, 11:26, Categoría: Educación

MARIELA HOYER GUERRERO
El Nacional
16 de noviembre de 2008

EDUCACIÓN La Federación Venezolana de Maestros advierte que muchos niños pueden perder el año escolar
Al menos 503 escuelas están cerradas o trabajando parcialmente
Con más de un mes de retraso comenzaron las clases en el liceo Creación, de Antímano.

Durante ese tiempo, su director esperó respuesta sobre la posibilidad de una mudanza a una sede nueva, pero le dijeron que el lugar que había ofrecido el Ministerio de Educación, en Carapita, se había llenado con otra matrícula de alumnos.

Decidió solicitar apoyo al Ministerio de Educación, a la Fundación de Edificaciones y Dotaciones Educativas, a las alcaldías y a Miraflores para la reparación de baños y filtraciones, aunque no obtuvo respuesta. La comunidad recogió dinero para los arreglos y contrató unos obreros, pero dejaron los materiales y se fueron.

No corrieron con suerte y, a pesar de las adversidades, comenzaron las clases en la institución que tiene 15 años. No podían postergar más el inicio del año escolar.

Las maestras aportaron fondos para comprar pinturas y los estudiantes, brochas en mano, han coloreado poco a poco las instalaciones. Sin embargo, los 579 alumnos del plantel que depende del ME sólo cuentan con un baño de tres pocetas –de las cuales sólo funcionan dos y sin puertas, para las niñas–, y dos más que en emergencias piden prestado al personal. Por esta circunstancia, sus jornadas en el liceo no se extienden más de tres horas diarias. Asisten por turnos que duran justo lo que sus vejigas pueden aguantar.

"Necesito que arreglen los baños rápido porque se ve feo que, cuando me dan ganas de orinar, tenga que pedir permiso para ir al baño de las niñas. No me gusta el horario provisional que pusieron hasta marzo", dice Jimmy Marín, estudiante de octavo grado.

Enderson Hernández, por su parte, ha adaptado otra rutina: "Espero que terminen las clases y, al salir, orino en un palo".

El año pasado, antes de que se redujera el horario, los jóvenes hacían sus necesidades en el pasillo a consecuencia de la clausura de los baños, cuenta la secretaria Scarlet Azócar. A ese problema se suma la presencia de humedad y polvo, que invaden el olfato y los pulmones. "Además, cuando llueve, el techo del laboratorio y la biblioteca se convierte en un colador", agrega.

El deterioro de los baños es una constante en muchos planteles públicos del país, pero la situación que se ha expandido este año y que perciben con asombro expertos y gremios magisteriales es que un alto número de escuelas ha visto sus horarios afectados por el deterioro o reparación de la infraestructura escolar.

Algunos directores han optado por horarios de contingencia con menos tiempo de actividades, mientras otros han decidido no abrir hasta que se desarrollen las obras.

Al 15 de octubre y a un mes del inicio de clases, 30% de los planteles oficiales no habían comenzado la jornada de estudio, dice Nancy Hernández de Martín, ex presidenta de Fenasopadres, con base en información obtenida de los gremios magisteriales.

Los consultados coinciden en que el mayor número de planteles que no han empezado las clases por esas razones se encuentran en el interior del país. No obstante, en la capital también transcurre un primer lapso con irregularidades. La escuela José Gregorio Hernández, del 23 de Enero, es otro ejemplo de ellas.

El director de la institución, Milet Gómez, explica que desde el 2 de septiembre, a dos semanas del inicio de clases, se empezaron a hacer trabajos de iluminación y en paredes del plantel: "La Alcaldía Metropolitana está haciendo refracciones que van adelantadas. Falta que asignen una partida para culminar la obra, pero tampoco se debe suspender clases".

Los 640 alumnos fueron trasladados al edificio de preescolar y se turnan las tres aulas en un horario temporal que les permite estudiar dos días a la semana durante dos horas y media. En otras palabras, en mesas que se quedan pequeñas para los niños de sexto grado, reciben –en lugar de 36, como es debido– 5 horas de clase a la semana.

Al ser consultado sobre los mecanismos que podrían implementar para recuperar el tiempo perdido y sobre la posibilidad de empezar más tarde las vacaciones, responde: "Eso lo determinará la Secretaría de Educación".

Riesgos.

La Federación Venezolana de Maestros adelanta un censo sobre las escuelas que no han empezado clases, que esperan para finales de mes. Su presidente, Orlando Alzuru, hasta ahora ha visitado el liceo Simón Bolívar de San Francisco de Yare, que no ha tenido ni una hora de actividades. Asegura que los estudiantes en situaciones como ésa corren el riesgo de perder el año escolar.

Alexis Ramírez, presidente de Fenasopadres, calcula que alrededor de 700 escuelas están en esa situación, que se podría solventar en enero o sencillamente perdurar hasta el próximo año académico.

Olga Ramos, presidenta de la organización Asamblea de Educación, sostiene que sin cifras oficiales es poco lo que se puede analizar, pero afirma que al menos 503 planteles deben estar afectados. Obtiene la cifra por simple suma y resta: El ministro Héctor Navarro informó el 14 de septiembre que fueron inauguradas 124 obras en todo el país y anunció que 627 colegios estarían refaccionados y ampliados antes de diciembre.

"El ministro reconoció que esa cantidad de escuelas estaba en obras. Un plantel así, o no comienza, o lo hace a medias. En el primer caso se afecta el derecho a la educación. En el segundo, las garantías a la salud. El problema no sólo está en las que no han comenzado, sino también en las que están trabajando con horario restringido y eso es resultado de que no hay un inventario del estado de las escuelas, ni una política de planificación a largo plazo", denuncia Ramos. Advierte que los problemas se acumulan, pues las que el año pasado tenían filtraciones ahora corren riesgos de desplomarse.

Ramírez no es optimista: "Los padres no pueden hacer nada ante esa realidad. Los muchachos van a tener una preparación deficiente porque deben recibir 180 días de clase y ya han perdido 50. Aparentemente, en este país la única opción es salir a protestar, pero eso no va a reparar una escuela destruida. Pueden hacer lo que ya vienen haciendo: meter a sus hijos en colegios privados, aunque eso signifique sacrificar dinero para comer".







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog