Una crisis hecha en casa

Por Venezuela Real - 16 de Noviembre, 2008, 11:58, Categoría: Economía

Alberto Quirós Corradi
El Nacional
16 de noviembre de 2008

La pregunta obligada es cómo afectarán los bajos precios del petróleo la economía venezolana. Vale la pena revisar algunas realidades gruesas que nos pueden dar la pista sobre lo que nos espera y a establecer las responsabilidades por nuestra imprevisión.

Ingreso petrolero de 2009.

El presupuesto nacional calcula un precio del petróleo de 60 dólares por barril, una producción de 3,6 millones de barriles diarios (b/d) y una exportación de 2,9 millones b/d. Si bien para el momento de su elaboración un precio de 60 dólares por barril lucía adecuado, a la luz de los últimos acontecimientos el estimado pudiera ser alto. Lo que no se justifica es predecir una producción de 3,6 millones b/d cuando es público y notorio que la producción real es no más de 2,4 millones b/d. No puede quedar duda alguna, de que el ingreso petrolero para 2009 está groseramente sobreestimado.


Reservas financieras.

Si bien las reservas del Banco Central están en un alto nivel histórico de 40.000 millones de dólares no es menos cierto que el nivel de importaciones está en ese mismo rango y, por tanto, si se calculara las reservas operativas (las disponibles de verdad) se cubriría apenas 6 o 7 meses de importaciones. Se ha dicho que fondos como el Fonden tienen en sus arcas otros 40.000 millones de dólares de disponibilidad. No es cierto. Aunque no se conozca con exactitud las cifras reales no hay duda que muchos de sus activos son papeles de Pdvsa y otros activos sin liquidez. Hemos quedado desnudos ante la crisis sin “un colchón” que pueda compensarnos por la pérdida de ingresos petroleros.


El gasto nacional.

Durante 2008 el precio promedio del petróleo estuvo cerca de 100 dólares por barril. Aún bajo esos precios Pdvsa y el país se endeudaron y la contribución de esta última a los programas sociales del gobierno disminuyó sensiblemente. No hay disciplina fiscal. Se gasta siempre más de lo que ingresa.


Pagos pendientes. A pesar de los altos ingresos, el régimen acumuló deudas importantes durante este año. Quedan por pagar numerosos compromisos laborales de bonos y aumentos salariales acordados, amén de pagos pendientes de deudas anteriores. Las cuentas del Estado por pagos de bienes y servicios han ido escalando y no se han cancelado las nacionalizaciones de empresas como Sidor y las cementeras.

Flexibilidad financiera.

El control político del régimen sobre las instituciones y poderes públicos del país ha resultado en un abuso de los recursos nacionales, ignorando expresas disposiciones constitucionales. Se ha hecho uso de lo público sin los controles propios de la democracia. Esto ha permitido birlarle a las regiones recursos financieros a los cuales tenían derecho. En 2009 eso ya no será posible. El presupuesto oficial ha sido sobredimensionado y el nuevo mapa político que surgirá después del 23-N le hará saber a Chávez lo que es gobernar con centros regionales fuertes de oposición, agrupados en un gran frente prodefensa de la descentralización.


Inversiones externas. La pérdida de poder político del régimen resultará en graves dificultades para continuar la informalidad en el uso externo de los recursos nacionales. Esto obligará a países como Irak, China y Rusia a revisar sus políticas económicas hacia Venezuela. Como el régimen ya se cerró el acceso a los mercados financieros más convencionales, lo anterior resultará en un mayor aislamiento económico del país.

Salvo la posible conducta de los actuales socios internacionales, en lo aquí dicho no hay especulación alguna. Saquen sus conclusiones y todos a votar el 23-N.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog