El chavismo y el hampa - Crimen sin castigo

Por Venezuela Real - 18 de Noviembre, 2008, 10:25, Categoría: Seguridad/Inseguridad

El Editorial
El Nacional
18 de noviembre de 2008

Los informes sobre los asedios del crimen, la proliferación de la delincuencia, los secuestros, el creciente padecimiento de las víctimas, la agresividad de los asesinos, el consumo y el tráfico de drogas, son expresiones de uno de los problemas que mantiene en ascuas a la población de Venezuela. Frente a la inquietud de los ciudadanos tenemos un gobierno indiferente e incapaz de enfrentar el problema.

El Presidente jamás se refiere a estos asuntos. Acusa de ladrón a los gobernadores que no le lamen las botas, llama asesino a Bush y narcotraficante a Uribe. Pero tanto la GN como sus funcionarios de la Policía Científica, la Disip y la DIM, aprietan el gatillo bolivariano contra cualquier persona. Además, las víctimas de los motorizados rojo rojitos jamás reciben justicia porque están bajo la protección de Miraflores.

Los problemas de seguridad del ciudadano, del obrero y del joven desempleado, del oficinista de la clase media que regresa a su hogar así como del profesional que acude a su sitio de trabajo, no le importan a Chávez, ni a su entorno corrupto, que se traslada a todas partes con un séquito de guardaespaldas.

Pero la oleada de crímenes en los barrios de las principales ciudades de Venezuela y la capital tiene su origen cuando se decidió "armar al pueblo" y se le entregó armamento a las bandas que actuaban al margen de la ley en los barrios. Al poco tiempo, en cada sector de Caracas aparecieron grupos juveniles que se encargaron de imponer su propia ley, es decir, la de las armas. Hoy hay jovencitos que no llegan a los 12 años de edad y que ya tienen una docena de muertes encima.

Este fin de semana, un minucioso reportaje reveló uno de los rostros más perversos de esta peste a la que estamos condenados. La sociedad está tan desamparada que "los señores del delito imponen la ley en sus feudos", y la comunidad busca protección en los delincuentes de sus barriadas en contra de los otros delincuentes. La indefensión, dice la investigadora del Laboratorio de Ciencias Sociales Verónica Zubillaga, es tal que la gente de los barrios recurre a esta salida porque no tiene alternativa.

Según esta investigadora, la situación ha llegado a los más inverosímiles extremos: la comunidad da protección a los delincuentes ante las autoridades, a cambio de que la protejan de los delincuentes de otros lugares.

Cuesta creer que las condiciones de nuestra sociedad hayan descendido tanto. Y cuesta creer la persistente indiferencia del Gobierno, la incapacidad y la insensibilidad. Como si no tuviéramos gobierno o éste no supiera cuáles son sus responsabilidades.

No escasean los diagnósticos. Para la doctora Elsie Romero, de la UCV, la ausencia del Estado tiene diversas explicaciones. Investiga al Estado y menciona el surgimiento de otro subproducto de la violencia como son las prácticas conocidas como "paraestados". El vacío siempre encontrará quien lo llene. Pero lo que llama más la atención es la absoluta ausencia del Gobierno bolivariano.









TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog