Inesperadas elecciones

Por Venezuela Real - 18 de Noviembre, 2008, 10:53, Categoría: Política Nacional

Oswaldo Barreto
TalCual
18 de noviembre de 2008

¿Quién, entre nosotros, desde aquel 2 de diciembre de 2006, no ha visto crecer en su fuero interno o en el de la gente que lo circunda, el interés por los comicios que han de realizarse, después de muchos meses de intensa preparación, el próximo domingo? ¿Quién, entre nosotros, entrado ya en edad adulta en materia electoral, ha dejado de percibir que estas son las elecciones regionales (las que concluyen con la designación de gobernadores, alcaldes y miembros de los cuerpos legislativos de Estados y Municipios) que mayor interés y más complejas expectativas nos han creado? Antes mismo de que se iniciara la campaña electoral, la entera vida política del país comenzó a girar, en la conciencia de todo el mundo, en torno a los posibles resultados electorales. Y esto se ha dado en los diversos planos de tal vida: nacional, regional o estrictamente o local. En el primero de esos planos, donde la apuesta primaria es ganar el mayor número de gobernadores y alcaldías, todo acontecimiento, ha sido vivido y comentado en función de su incidencia en esta primera apuesta.

Así, asuntos que aparentemente se escapan por completo a nuestras potestades, como la crisis económica o la elección de Obama, conciente o inconcientemente han sido siempre leídos a través de la misma interrogante: en qué sentido influirán en nuestras elecciones de diciembre, ayudarán a los candidatos del chavismo o a los de la oposición. Y una cuestión semejante nos planteamos, de manera explícita o callada, a lo largo de todas las peripecias que se han dado en el tan singular proceso (jurídico, diplomático, financiero, pero también cultural y altamente ideológico) de Miami. Todo –sí, todo– ha sido visto por los virtuales participantes de los comicios de noviembre 23 en función de estos comicios.

Pero mientras esto ocurría en el plano nacional, en las regiones, tanto en las capitales de estado, como en los otros centros urbanos y en las ya tan escasas comunidades campesinas, también comenzó a reinar la obsesión por los resultados electorales, pero ya no tan fundada en las posibles incidencias de cuanto acontecía en la vida social, política y económica del mundo y del país en nuestros comicios, sino, como es costumbre, en el peso que podían tener los programas, las prédicas, los ofrecimientos de las diversas fuerzas en las escogencias del electorado. Ciertamente, no se descartaba la influencia de aquellos acontecimientos, si podemos decir, extra regionales, en la escogencia de gobernadores, alcaldes y legisladores, pero los resultados de las elecciones se preveían como resultado de la confrontación en la campaña entre las aventajadas fuerzas del oficialismo y las fuerzas, que nunca se han mostrado intimidadas, de la oposición .

Y así, mientras a nivel nacional, especulábamos con razón sobre la incidencia de los grandes acontecimientos en los resultados electorales del inminente 23 de noviembre, en las regiones cundía un debate entre los candidatos de las diversas fuerzas y sus respectivos programas. Y aparecieron , por ejemplo, programas tan absolutamente centrados en los problemas regionales, como este del estado Trujillo (lugar a donde ocurro, como quizás tengan presente mis lectores, cada vez que quiero sentir qué pasión electoral se esconde detrás de las cifras que muestran las encuestas): Proponemos la actualización y elaboración de las siguientes Leyes Regionales: Ley de ciencia, tecnología e innovación del estado Trujillo(...), Ley de creación del Instituto Trujillano de la Mujer(...), Ley para asumir la administración y mantenimiento de las vías de comunicación terrestre (Programa de la corriente de oposición ADETRU).

Así andaba la marcha de estos comicios hasta que ocurrió la intempestiva intervención de Chávez a fin de convertir estos comicios regionales, no ya en un campo donde habrían de enfrentarse electores determinados por factores sociales, ideológicos, políticos y culturales, sino en un escenario para plebiscitarse y obligar a que no se diera sino una sola escogencia: votar por los gobernadores, alcaldes o legisladores que escogiera Chávez o votar contra Chávez escogiendo a cualquier otro tipo de candidatos.

¿Y qué es lo que ahora, a una semana apenas de que se realicen la elecciones, estamos viviendo? Pensábamos en unos comicios determinados o, cuando menos, fuertemente influidos por acontecimientos internacionales y nacionales extra electorales y por la confrontación de posturas y programas de los diversos candidatos.

Chávez se propuso imponer una elección plebiscitaria y ¿qué está pasando? Por lo que podemos ver con toda claridad en Trujillo, en Zulia, Sucre, Carabobo, Nueva Esparta, Guárico, Miranda y algún lugar que se me escape. Con lo que podemos ver, sin mucha mala intención o extrema perspicacia, que ocurre aquí en Caracas, no hay duda que Chávez ha logrado que los electores vayan a votar por ideas y sentimientos no determinados ni por acontecimientos extra-electorales ni por programas políticos de los candidatos o de los partidos. Los electores van a votar, como es escandalosamente manifiesto en los lugares que he mencionado, en defensa de su independencia como estados, en defensa de su autonomía, en defensa de sus derechos como entidades federales y contra la voluntad de imponerles una voluntad, no sólo centralista, sino una voluntad personal, la de un tirano.

Eso lo hemos podido percibir serenamente en los lugares de Trujillo donde presenciamos el desenvolvimiento de este proceso: ya de lo que se ocupan los electores es o de imponer la voluntad de Chávez o de votar a los candidatos, gobernadores o alcaldes que tengan mayores posibilidades de triunfar contra esa voluntad. Esto ya no quiere decir votar por Chávez o contra Chávez, sino votar por el candidato de Chávez o votar por la independencia, la autonomía y la limitada soberanía del Estado.

Eso es lo que serenamente se vive en el estado Trujillo y lo que ya, con toda evidencia, se vive con pasión y con angustia en Zulia.

Ya no Dios y Federación sino Chávez o federación. Una elección inesperada. Una elección que está predeterminada por nuestra historia y que contribuirá, sin duda, a definir nuestro futuro.







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog