Venezuela y la crisis mundial

Por Venezuela Real - 18 de Noviembre, 2008, 10:28, Categoría: Economía

FRANCK VILORIA B.
El Nacional
18 de noviembre de 2008

El gobierno bolivariano creía hasta hace poco que el crecimiento de la economía venezolana es estructural, es decir, inevitable, ya que la demanda mundial de petróleo seguiría su indetenible crecimiento, arrastrando con ella los precios, y la oferta nacional de petróleo, sustentada en la mayor reserva de del mundo, era la única capaz de satisfacer esa creciente demanda mundial. Pero ningún proceso que se base en variables no controladas internamente puede ser estructural, y una muestra es la caída de los precios internacionales del crudo, que pasaron en muy pocas semanas de casi 150 dólares por barril a cerca de 60 dólares.
 
Pero la crisis de la economía norteamericana parece haber servido de advertencia sobre la necesidad de establecer algunas regulaciones a los mercados y la importancia de disminuir la dependencia energética del petróleo.
 
El cambio en la forma habitual de concebir el mercado se hace evidente con las palabras de Allan Greenspan, ex director de la Reserva Federal de Estados Unidos, quien declaró recientemente que la creencia que mantuvo durante los últimos 20 años de que los mercados se autorregulaban fue una equivocación ¡y cómo! Ahora piensa que las regulaciones son necesarias, aunque sin pretender controlarlos ya que ello implicaría vaciarlos de significado y decretar su inutilidad, como sucedió en los países comunistas.
 
Cuando se trata de imaginar los efectos de la crisis sobre Venezuela, la convicción del mundo desarrollado acerca del imperioso final de la era petrolera adquiere la mayor importancia.
 
El petróleo provee 94 de cada 100 dólares que ingresan en Venezuela y la mitad de los ingresos del Estado, pero debido a la baja de la demanda mundial, por de la crisis, su precio ronda en estos momentos los 60 dólares. Para equilibrar sus cuentas, Venezuela necesitaría en 2009 un precio promedio de 97dólares por barril, lo cual luce muy difícil de alcanzar, sobre todo si se tiene en cuenta que los expertos contemplan escenarios con un precio alrededor de 55 dólares, en cuyo caso veríamos una disminución de casi 44% en los ingresos petroleros, equivalente a 54% de las reservas internacionales. A pesar de que la OPEP, en su intento por detener la caída de los precios, anunció el 24 de octubre un recorte de la producción de 1,5 millones de barriles diarios, ese mismo día se produjo una reducción de 4 dólares en el precio del crudo West Texas. Tal indiferencia de los mercados al recorte de producción revela que esa estrategia perdió eficacia para controlar los precios.
 
Esto significa que el Gobierno venezolano tendrá que restar de sus ingresos, además de los dólares producto de la caída de los precios del petróleo, la pérdida del poder adquisitivo del dólar, el aumento de los costos de producción, la subvención al mercado nacional, el contrabando de extracción y los regalos a los "socios estratégicos". En consecuencia, los efectos inmediatos de la actual crisis mundial sobre Venezuela son inevitables: disminución significativa de los ingresos; problemas financieros y tecnológicos para aumentar la producción, a los que se añaden las disposiciones de la OPEP; sequía del financiamiento externo; gasto público deficitario; inflación; escasez alimenticia; desempleo; disminución del clientelismo político nacional e internacional; balanza de pagos deficitaria y su consecuente devaluación de la moneda.
 
En suma, una creciente y generalizada crisis que parece haber comenzado y que puede mostrarle a este gobierno cuán equivocado anda pensando que Venezuela se "independizó del capitalismo mundial".






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog