La caída del petróleo golpea a Venezuela

Por Venezuela Real - 19 de Noviembre, 2008, 9:04, Categoría: Petróleo/Energía

Banca y Negocios
18 de noviembre de 2008

Venezuela, Rusia e Irán, países que hasta ahora se habían regodeado de las dificultades de Estados Unidos para enfrentarse a la crisis económica, están demostrando no ser inmunes a la caída de los precios del petróleo.

Según datos de analistas del sector, estos tres países son los productores más sensibles a la caída imparable del precio del crudo, más aún si se recuerda que en verano llegó a cotizar a 147 dólares, mientras que en la actualidad ha registrado el nivel más bajo de los últimos dieciséis meses, al caer por debajo de los 60 dólares y a media mañana del dia de hoy el precio se coloca por debajo de 55 dólares.

Paralizar sus proyectos en aguas profundas

Un informe de Deutsche Bank alerta de que Irán y Venezuela necesitan un precio del petróleo de más de 95 dólares el barril para equilibrar sus inversiones, mientras que Rusia requiere un precio de 75 dólares. Estas cifras chocan con países productores donde resulta mucho más barato la extracción de crudo, como Arabia Saudí o Libia, cuya rentabilidad se alcanza con un petróleo a 50 dólares el barril.

Conforme a estas cifras, parece que algunos países podrían optar por paralizar sus proyectos de exploración en aguas profundas. Es el caso de Venezuela. El presidente de este país, Hugo Chávez, ha manifestado recientemente que se conforma con que el precio del crudo venezolano se estabilice en el entorno de los 80 dólares. "Con esta cotización, seguro que vamos a continuar impulsando el desarrollo nacional y vendiendo petróleo a medio mundo", apuntó.

El mandatario ha asegurado también que si el barril se ubica a 60 dólares tampoco se frenarán los proyectos de su gobierno y no habrá consecuencias "trágicas" para el crecimiento, ni incrementará la inflación. "Tú me pones el petróleo a 60 dólares y yo te digo que Venezuela no se verá afectada", añadió.

Además, tanto Venezuela como Irán han reconocido que presionarán a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) en la próxima reunión que se celebrará en diciembre para conseguir una reducción de la producción de crudo. Si se aprueba esta medida, se añadirá al recorte aprobado la pasada semana de recortar la producción en 1,5 millones de barriles, en un intento de frenar la caída del petróleo. Sin embargo, la cotización del crudo continuó retrocediendo.

Apuesta por el oro negro y sus consecuencias

Y es que estos países han realizado una apuesta clara por el mundo del oro negro. Por ejemplo, Irán ha incrementado considerablemente su inflación debido al importante presupuesto dedicado al negocio de extracción, en detrimento de las subvenciones dedicadas al azúcar, el aceite de cocina y el trigo.

Por su parte, Venezuela ha tenido que abrocharse el cinturón con un presupuesto de austeridad y los primeros afectados podrían ser sus aliados internacionales, puesto que la energía del país ayuda a otras naciones afines a la cruzada populista de Chávez. Además, se ha reducido su programa de créditos para compañeros caribeños en el acuerdo de energía PetroCaribe de 50 al 40%. Al mismo tiempo, los gastos de defensa también pueden experimentar una reducción.

Rusia es quien presenta una mejor posición de estas tres economías, puesto que antes de la hecatombe bursátil aumentó sus reservas en euros y consiguió hundir al dólar. Otros expertos sostienen que estos países van a seguir apostando por invertir en proyectos de aguas profundas, puesto que la demanda seguirá creciendo y este negocio ha estado condenado al ostracismo con una cotización del dólar de 25 dólares.

Sin embargo, la Agencia Internacional de la Energía (AIE) advierte que con los proyectos en marcha difícilmente se cumplirán plazos previstos, debido a los retrasos generalizados en la obtención de nuevos yacimientos de petróleo en funcionamiento. Según los analistas, el agotamiento de los yacimientos ya existentes se ha acelerado más del 4%, una tasa que actualmente resta casi cuatro millones de barriles al día de la producción anual. A esto se une el encarecimiento de los proyectos asociados con muchos de los mayores megaproyectos de petróleo del mundo.

Retrasos en los proyectos

Así, desde Kazajstán a la región del Delta de Nigeria, los prolongados retrasos en algunos de los mayores megaproyectos de energía del mundo tendrán un enorme impacto en el crecimiento actual del suministro sobre los próximos cinco años.

En este sentido, una investigación del CIBS World Markets ha revisado casi 200 nuevos proyectos de petróleo para comenzar la producción en los próximos cinco años y ha descubierto que los plazos de producción previstos eran demasiado optimistas, siendo la norma el retraso de los mismos y no la excepción. Así, la firme confianza en los yacimientos de alto costo, como el proyecto Kashagan en Kazajstán, Sakhalin II de Rusia y las arenas de petróleo de Canadá y Venezuela han dejado el crecimiento del suministro mundial en entredicho.

En total, esta demora restará más de 700.000 barriles al día de las predicciones de producción para principios de 2012. En algunos países, los inmensos costes han producido la suspensión temporal o indefinida de las licencias operativas.

Nuevos retos en la industria

En el momento actual, la industria petrolera mundial se enfrenta al reto de localizar yacimientos de hidrocarburos en zonas cada vez menos accesibles. En áreas como el Golfo de México, una de las zonas de aguas profundas más prolífica, donde se estima que pueden existir 37 billones de barriles de petróleo recuperables, el subsuelo está formado por una capa salina de unos 3.000 metros de espesor que entorpece la propagación de las ondas sísmicas, de manera que se hace muy difícil la visualización de yacimientos.

En cualquier caso, el principal reto ahora es enfrentarse a las grandes inversiones necesarias, en un momento de incertidumbre económica mundial, debido a la falta de liquidez.

Todos los gobiernos ya son conscientes de esta situación y enmarcan la caída de la cotización del crudo dentro de la crisis que se viene produciendo en el sistema financiero internacional durante las últimos meses: quiebra de Lehman Brothers, nacionalización de bancos en Estados Unidos y Europa, planes de salvamento, decisión de asegurar los depósitos bancarios en Europa, medidas para reforzar la confianza y la liquidez del sistema, etc.

Otro hecho relevante ha sido todo lo que se refiere a los huracanes Gustav y Ike que afectaron al Golfo de México. Toda la producción de petróleo y gas de esta zona cerró por el temporal, además de los oleoductos, puertos y canales. Un cuarto de la producción refinera de Estados Unidos quedó fuera de servicio, lo que llevó a que las reservas de gasolina se quedaran en mínimos desde noviembre de 2000. Es de destacar también la importante disminución de demanda de crudo y de productos petrolíferos en los países ricos.

Revisión a la baja

Con todo, la demanda mundial para el presente año 2008 se ha revisado a la baja respecto de la anterior previsión en 0,33 millones de barriles diarios. La situación de la economía de Estados Unidos es una de las principales causas de esta revisión a la baja. Esta situación empuja hacia bajo la demanda de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económica (OCDE) en más del 1,8%, como consecuencia también de la disminución de la actividad económica.

 





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog