Mediocridad

Por Venezuela Real - 20 de Noviembre, 2008, 10:30, Categoría: Cultura e Ideas

Armando Scannone
El Universal
20 de noviembre de 2008

Cada día se habla más y se vislumbran menos soluciones a problemas que padece el planeta

Si recordamos los líderes y gobernantes que más se distinguieron en el siglo XX, después de la II Guerra Mundial, por lo constructivo de sus ideas, por la huella que dejaron y por el coraje, sabiduría y patriotismo de sus decisiones, podríamos citar algunos a escala mundial, entre ellos: Churchill, De Gaulle, Roosevelt, Regan, Adenauer, De Gasperi, Suárez, González, Wallesa, Havel, primordialmente. En Latinoamérica la escogencia se hace muy difícil y escasa, en todo caso podrían citarse a escala regional algunos como: Betancourt, Figueres, Kubischek, Balaguer, Alesandri, Pérez, Haya de la Torre, electos democráticamente y que gobernaron democráticamente, salvo el último que no llegó a gobernar, pero que fue muy influyente.

Si hacemos lo mismo con los líderes de hoy a la luz de los citados anteriormente, desilusiona profundamente su mediocridad: Sarkozy, Berlusconi, Rodríguez Zapatero, Brown, Merkel, y otros en Europa, Ortega, Morales, Correa, los Kirschner, etc., en Latinoamérica, donde la mediocridad es tan difundida y tan destructiva, que hace pensar en el futuro del continente.

Parece que la mediocridad se ha instalado en el mundo. Si es personal, por mezquindad o por exceso, carece de importancia, y aunque como rasgo adquirido podría remediarse, no se le hace caso, a cada cual lo suyo, y se olvida.

Pero cuando es una característica de gobierno, se convierte en un problema de Estado, que puede ser grave, y que hace pagar al país y a sus ciudadanos, ya que puede traducirse en descrédito del país y vergüenza y apatía en la ciudadanía, mucho más cuando se convierte, casi, en un signo del tiempo.

Pero los gobiernos son electos por los pueblos, habría que preguntarse por qué pasa. Será que, por alguna razón, cíclicamente los pueblos se adormecen y se dejan llevar ingenuamente por las ofertas y esperanzas ofrecidas y entonces no saben escoger sus líderes. Algo parecido pasó antes de la II Guerra Mundial y, quizás llegando a esos extremos se hace necesario que se produzca un sacudón, para percatarse del fracaso y resurgir como el ser humano lo hace siempre, para seguir avanzando.

Quizás lo mas extraño y contradictorio, es que esto se pueda decir o sospechar en un mundo avanzado, globalizado y tecnificado como nunca lo fue, en el cual el hombre lleva a cabo, apoyado por la ciencia, cosas increíbles, mágicas, pero agobiado por temas que cada día se hacen más difíciles de resolver como, el crecimiento de la población, la pobreza, las migraciones, los derechos humanos, la contaminación, el ambiente, entre otros, llega a un estado, casi de desesperación, actúa con inmediatez, como si de paños calientes se tratara, ocurre a más populismo y pierde la sensatez, espera todo de la ciencia y deja de lado el humanismo y la experiencia.

Quizás eso sea la más clara demostración de la mediocridad en los gobiernos del planeta, pues cada día se habla más y se vislumbran menos soluciones a esos problemas, pareciendo insolubles o, al menos, difíciles de afrontar y resolver, aunque es notorio que cada uno le achaque la culpa a otro o a razones puntuales ajenas y fuera de su alcance. ¿Bush?

¿Habrá rejuvenecido demasiado y muy rápido el mundo, para que la petición unánime de los pueblos sea pedir cambio, siempre cambio, sin saber lo que viene y desechando de paso la experiencia, que ya vale para un mundo joven y totalmente tecnificado? Allá los sabios, a los ciudadanos comunes, yo entre ellos, sólo nos cabe preguntar.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog