No botes tu voto

Por Venezuela Real - 20 de Noviembre, 2008, 10:33, Categoría: Electorales

José Mayora
El Universal
20 de noviembre de 2008

Después de casi 50 años ininterrumpidos de sufragios explicar la función del  voto es un ejercicio baladí. Sin embargo, tratar de establecer cuál es la finalidad del voto en los próximos comicios del 23 de noviembre es una cosa muy distinta. Comencemos por reconocer que hay dos motivaciones o finalidades en los votos que se emitan en estas elecciones: las del oficialismo y las de la oposición.
 
Para el oficialismo o, mejor dicho, para el líder del proceso revolucionario bolivariano, estas elecciones no representan ni evaluación ni ratificación de las obras regionales de gobierno. Más aún, no hay una campaña en torno a programas estadales o municipales sino más bien el aglutinamiento de individualidades en torno a un programa nacional de gobierno que es el proyecto revolucionario. Tan es así que la única campaña o algo que se considere como tal, es la que está haciendo el Presidente en cada ciudad donde se presenta. La solicitud que se le hace al electorado es  que voten por él, sin importar quién es el candidato.
 
Lo anterior nos permite entender mejor la finalidad del voto oficialista. El organigrama del gobierno es una estructura muy grande compuesta de unidades staff representadas por los poderes públicos, como se les conoce en las democracias; un parasistema representado por las misiones; y un partido de gobierno cuya estructura operativa compite ya y, en otros casos, competirá con muchos organismos del gobierno central hasta que se imponga el más fuerte (ley de vida), es decir, el PSUV.

Pero el organigrama aún está incompleto. Se requiere contar con todas las alcaldías, todas las gobernaciones y, fundamentalmente, con  todos los consejos legislativos, paso final para alcanzar dos de los objetivos políticos no logrados hasta ahora: la elección indefinida y la nueva geometría del poder. Con semejante dominio, es viable que por cualquier vía se incorpore una enmienda constitucional que consagre la reelección indefinida y, por otra parte, lograr que el 75% de los consejos legislativos afectos al gobierno aprueben la nueva geometría del poder, es decir los nuevos límites de estados y municipios.
 
Del lado de quienes no comulgan con el proceso revolucionario, el voto tiene una función restauradora, que exige ganar el mayor número de alcaldías y gobernaciones con lo cual no sólo se habrá rescatado un territorio, sino que es la vía constitucional de retornar  a un sistema democrático de gobierno plural, institucional, justo, incluyente y, sobre todo, con un proyecto verdaderamente  nacional de consolidación democrática. De allí que si bien es importante quien sea el candidato, quizás lo sea más aún lo que él representa de cara al futuro inmediato. No debemos olvidar que, mientras persista el actual escenario, a las alcaldías y gobernaciones que sean ganadas por la oposición les resultará cuesta arriba gobernar, lo que por demás ya ha sido anunciado.
 
De lo anterior se desprende que el gran triunfo de esta justa será impedir las  dos metas políticas que aún le faltan al comandante Chávez. La del 23 de noviembre no es una votación más, es la continuación de la campaña admirable que tiene como meta salir masivamente a rescatar la democracia incluyente que se le quiere arrebatar al país.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog