Chavismo no escatima recursos para ganar

Por Venezuela Real - 22 de Noviembre, 2008, 16:10, Categoría: Prensa Internacional

CASTO OCANDO
El Nuevo Herald
21 de noviembre de 2008

La campaña electoral para elegir a 22 gobernadores y más de 300 alcaldes en Venezuela, podría pasar a la historia como una de las más excéntricas, costosas, violentas y controversiales, con récords sin precedentes en la historia democrática del país sudamericano.


Según expertos y analistas, las elecciones del próximo domingo podrían ser las más importantes en una década, ya que podrían reconfigurar el mapa del poder de una manera radical y hasta decidir el destino político del presidente Hugo Chávez.

Por primera vez desde que el chavismo conquistó el poder en diciembre de 1998, los grupos opositores alcanzaron un alto nivel de unidad en más del 90 por ciento de las candidaturas, mientras que el oficialismo acude a los comicios signado por la división en regiones clave del país.

También por primera vez, Chávez opacó notablemente a sus candidatos a gobernaciones y alcaldes, con una campaña sumamente agresiva y controversial, en una estrategia que según analistas mostró más su lado vulnerable y un chavismo relativamente debilitado.

El estilo de la campaña, caracterizada por un lenguaje con frecuencia violento de parte del presidente Chávez, es "históricamente inusual'', dijo a El Nuevo Herald Aníbal Romero, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Metropolitana de Caracas.

"En Venezuela nadie había utilizado, en nuestra historia, un lenguaje de esa violencia, de esa grosería, para descalificar a los adversaries políticos como lo ha hecho Chávez en esta campaña. Es algo que no tiene precedentes'', dijo Romero, que es profesor invitado de la Universidad de Miami.
Dirigiendo personalmente una intensa campaña electoral en estados de alta densidad poblacional como Zulia, Carabobo y Miranda, el mandatario venezolano utilizó crudos epítetos contra líderes de la oposición como Manuel Rosales, Henrique Capriles Radonsky y Henrique Salas Feo, y amenazó abiertamente con la intervención militar en caso de que se produjera una victoria dela oposición en esas regiones.

El oficialismo también empleó, por primera vez en unos comicios, el control del aparato judicial y un amplio arsenal jurídico, para inhabilitar o enjuiciar a importantes candidatos opositores que ofrecían un triunfo holgado para la oposición, como Leopoldo López para la Alcaldía Mayor de Caracas, el ex gobernador Enrique Mendoza para la gobernación de Miranda, y el gobernador Rosales, que aspira a la alcaldía de Maracaibo.

Adicionalmente, la campaña fue escenario de excentricidades y medidas de corte populista, por primera vez en algunas regiones, como el caso de los aspirantes que trataron de ganar votos ofreciendo regalos y que obtuvieron el apelativo de "los candidatos de la línea blanca'', por su afición a obsequiar neveras y lavadoras en zonas populares del país.

De acuerdo con el alcalde opositor Leopoldo López, "el estado venezolano es como un camión de 18 ruedas rodando cuesta abajo y sin frenos. No hay control. Para ganar un voto dan lavadoras, camas o neveras. Competimos bazucas contra chinas (piedras) y aún así vamos a ganar espacios''.

Aunque resulta imposible estimar con precisión el costo global de la campaña, algunos cálculo independientes han ofrecido un panorama aproximado.

Según Carlos Rodríguez, presidente de la firma Asesores de Imagen Pública (AIP), que asesora a varios candidatos regionales, una campaña de tres meses tiene un costo mínimo de $1.4 millones y un máximo de $3 millones por cada estado, un costo global entre $30 y $60 millones.

Estas estimaciones no incluyen las inversiones realizadas por los gobiernos regionales, tanto del chavismo como de la oposición.

En todo caso, las tendencias en pugna han dejado en claro que se trata de unas elecciones de ‘‘vida o muerte

"Nos estamos jugando el futuro de la revolución, el futuro del socialismo, el futuro de Venezuela, el futuro del gobierno revolucionario, y también el futuro de Hugo Chávez'', dijo el mandatario venezolano durante un acto de masas esta semana.

"Lo que está en juego es el destino definitivo de la patria'', dijo por su parte Ismael García, secretario general del partido disidente Podemos.

"Son las elecciones más cruciales en la última década'', dijo Vilma Petrash, académica del Miami Dade College. "Y son las primeras en que es notable el debilitamiento interno en el chavismo''.

La analista dijo también que los niveles de confrontación política de estos comicios "no lo habíamos visto en anteriores elecciones''.

"Tanto el chavismo como la oposición están dispuestos a defender lo que tienen y lo que creen que pueden ganar, a capa y espada. Y un actor como Chávez que se siente acorralado, se vuelve muy peligroso'', indicó.
'





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog