Fracaso y corrupción - La gran estafa II

Por Venezuela Real - 22 de Noviembre, 2008, 10:54, Categoría: Política Nacional

El Editorial
El Nacional
22 de noviembre de 2008

Ayer nos referíamos a la gran estafa que significó esta década perdida, en la cual no se avanzó en la solución de los problemas sociales, de la inseguridad personal y de la lucha contra la corrupción, a pesar de que el Gobierno contó con ingresos sin precedentes gracias a los altos precios del petróleo, así como con un amplio apoyo de la población, lo que le hubiera permitido llevar a la realidad sus programas.

Hoy queremos referirnos al área económica, una segunda gran estafa bolivariana, caracterizada por el entorpecimiento y la obstrucción sistemática de la capacidad nacional de producción de bienes. Algo absurdo, si se toma en cuenta la inevitable expansión del consumo que ocurriría en todos los sectores sociales, impulsado por los altos ingresos petroleros. De allí que, ante el debilitamiento de esos ingresos, la parálisis del aparato productivo traiga desabastecimiento y un alza desbocada de los precios al consumidor, y quizás, una odiosa y socialista libreta de racionamiento.

Ahora, cuando enfrentamos una caída de los precios del petróleo, la carencia de una sólida base agrícola e industrial nacional se hará sentir con mucha mayor fuerza. De manera que, el próximo año, sufriremos las consecuencias de los diarios discursos alocados del Presidente, de sus llamados a tomar fábricas y cerrar comercios, a nacionalizar empresas en producción y agregar bancos a la mafiosa red financiera del Estado, ya de por sí quebrada y en mora con las obligaciones en cuanto a préstamos obligatorios al sector agropecuario y a las pequeñas y medianas empresas.

Pero la tragedia bolivariana va para peor: no hay en el sector público, ni en el privado bolivariano, inversionistas de talla capaces de inyectar los recursos para financiar el alza de las importaciones. El modelo económico, propiciado por el Gobierno, colapsará cuando las reservas del Banco Central de Venezuela ya no puedan subsidiar el volumen de las importaciones de alimentos, los servicios y otros rubros vitales para el funcionamiento del comercio y la industria.

No se trata de alarmar sino de alertar a los sectores oficiales sobre la tragedia que se cierne sobre nuestra Venezuela, donde la economía se maneja al antojo de un ignorante. El Gobierno carece de capacidad empresarial y, con la compra de industrias en marcha se ha sobrecargado de obligaciones gerenciales que no sabe ni puede cumplir.

Nadie quiere quitarle facultades ni ámbitos de acción al Estado: es la mediocridad y la corrupción con que se manejan nuestros asuntos públicos lo que nos preocupa. Mientras se exportan a la Argentina maletines llenos de dólares de Pdvsa, aquí, en nuestro querido país, se ha reducido la capacidad de exportación de bienes distintos al petróleo y del petróleo mismo.

La miles de promesas de obras han quedado en nada, desde el idiota gasoducto del sur hasta la simplona reparación de la torre del Parque Central. La única obra que puede exhibir el gobierno es la limpieza de la Plaza Caracas. ¡Qué estafa!






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog