Los huecos en el cinturón

Por Venezuela Real - 22 de Noviembre, 2008, 10:50, Categoría: Política Nacional

FAUSTO MASÓ
El Nacional
22 de noviembre de 2008

En el Washington Post, Richard Cohen confesaba que banqueros, políticos y economistas ignoraban cómo superar el terremoto económico mundial. Los gobiernos aprueban gigantescos planes de subsidios, sin mayores resultados y en vez de provocar inflación se menciona el fantasma de la deflación, el peligro de una depresión. Alarmado, el premio Nobel Paul Krugman denuncia que en los 60 días que gobernará Bush dañará fatalmente la economía, por cruzarse de brazos como buen conservador.

Chávez menciona una alianza con China, que está firmando un acuerdo de libre comercio con Perú. El milagro chino y vietnamita entran en crisis: el consumidor norteamericano ya no tiene para comprar y complacerá a esos críticos de la sociedad de consumo como el propio Chávez, que exigían una conducta austera y que gastara menos gasolina. Los venezolanos viviremos a comienzos del próximo año con un barril de petróleo a 50 dólares.

En Washington, la reunión del G20 señaló que el G7 pasó a la historia. Los países industrializados reconocen que no hay soluciones posibles sin los países emergentes, como Brasil, Rusia, China, la India y la participación de países que poseen gigantescas reservas de divisas, los dueños de los famosos fondos soberanos.

En la reunión del G20, se habló de la necesidad de un nuevo Bretton Woods, volver transparentes las transacciones financieras internacionales y rechazar políticas proteccionistas. Ha sido el G-20 y no el G-7 el que se ha reunido, reflejando que las grandes decisiones ya no las tomarán las grandes potencias mundiales si no van acompañadas de igual a igual por los países emergentes. Probablemente, en Washington el mundo unipolar del G-7 ha muerto y ha nacido un mundo más multipolar y multilateral.

A la reunión del G20 en Washington no asistió Venezuela por razones políticas y porque nuestro país no cuenta con 400 millones de dólares de reserva, lo que lo volvería un actor mundial.

Raúl Castro viaja a Brasil para conversar con Lula, con lo que inicia un diálogo indirecto con Washington. Fidel Castro rechaza toda aproximación hacia Estados Unidos, y Raúl Castro confiesa que ignoraba que debía visitar al "sobrino", pero si Chávez lo exige viajará puntualmente, con razón.

Algo se cocina en el mundo. El discurso del socialismo del siglo XXI se vuelve más irrelevante porque encajaba mejor en una situación que barrerá el desbarajuste económico. Esto no quiere decir que Chávez perderá el poder, su permanencia en Miraflores dependerá de su habilidad y de que no surja un líder de calibre en la oposición. Muchos economistas venezolanos suponen que el país no sobrevivirá a un barril de petróleo a 50 dólares. Una revista conservadora como Forbes supone que, a corto plazo, 2009, Venezuela vadeará la tormenta. A largo plazo, si no repunta el precio del petróleo cambiará la historia. Veremos pronto a Chávez exigir en la OPEP un corte brutal de la producción de petróleo.

Cuando nuestra casa comienza a arder, sin bomberos a la vista, no hay tiempo para escuchar predicadores que nos hablan del hombre nuevo, hay que salvar el pellejo. Los gobiernos saben que las barbas están ardiendo y quisieran poner en remojo las suyas. ¿Cómo? Cae el precio del cobre, la soya, el níquel y el acero. Faltan huecos en el cinturón.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog