Fraude en Nicaragua

Por Venezuela Real - 23 de Noviembre, 2008, 10:33, Categoría: Política Internacional

Carlos Blanco
El Universal
23 de noviembre de 2008

Numerosas irregularidades hacen pensar que se desvió la voluntad popular

En Nicaragua hubo elecciones municipales el 9 de noviembre y la oposición ha denunciado el fraude cometido por Daniel Ortega y el Consejo Supremo Electoral nicaragüense. Las elecciones tuvieron lugar en 143 municipios y la oposición sostiene que el organismo electoral ha desviado la voluntad popular. Cuando la disidencia democrática ha protestado en las calles, las fuerzas de choque del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) de Ortega, les han caído a palo limpio a los manifestantes.
 
Los Hechos.

El diputado nicaragüense José Pallais Arana se ha dirigido a la Asamblea Nacional de su país en la cual ejerce la Presidencia de la Comisión de Justicia y Asuntos Jurídicos, para proponer una ley que declare la nulidad de esas elecciones. Argumenta Pallais Arana lo siguiente: "
1.- Que numerosas Juntas Receptoras de Votos (JRV), cerraron sus puertas antes de cumplirse el término legal, aun cuando los ciudadanos empadronados en dichas JRV hacían fila para esperar su turno para depositar su voto;
2.- Que en numerosos centros de votación, a un gran número de ciudadanos que portaban su documento electoral y que están empadronados en su respectiva Junta Receptora de Votos (JRV), se les impidió el derecho a ejercer el sufragio por los candidatos electorales de su preferencia, aduciendo el presidente de la JRV que no se encontraban en dicho padrón electoral;
3.- En otras ocasiones, en muchas de estas Juntas Receptoras de Votos (JRV), fueron expulsados del recinto electoral los fiscales electorales acreditado;
4. En otras oportunidades se anularon numerosas Boletas por causas ajenas a las que establece el Art. 125 L.E. (Ley Electoral) el cual permite anular únicamente aquellas boletas en las cuales no sea posible determinar la voluntad del elector y aquellas que fueron depositadas sin marca.
5.-Asimismo, en muchas ocasiones a los fiscales acreditados no se les recibieron los recursos de impugnación que oportunamente presentaron ante las anomalías que detectaron y que ellos hicieron ver".

 
En su impugnación dice que "en diversos lugares de la República, como por ejemplo en "El Fortín de Acosasco".., en Tipitapa.., en el municipio de Dolores&, fueron descubiertos crematorios electorales en los que se incineraron tanto materiales electorales propios del Expediente Electoral.., como materiales propios del Paquete Electoral& y material auxiliar&, lo que sin lugar a dudas refleja una extraordinaria e ilegal manipulación de la Valija Electoral&".
 
Más adelante sostiene que "(t)odas estas irregularidades descubiertas han producido un clima de inestabilidad, desconfianza y zozobra que alteró la tranquilidad pública y tiene al país al borde de una virtual guerra civil. El Consejo Supremo Electoral ha puesto oídos sordos y no ha ordenado las providencias necesarias para corregir estas anomalías, a pesar de que los medios de comunicación de nuestro país han publicado de manera cierta y evidente la existencia de todas estas anomalías y, sobre todo de los Crematorios Electorales, ilegales. Por otro lado, la infundada e ilegal decisión tomada por el Consejo Supremo Electoral para no permitir la Observación Electoral Nacional e Internacional de los recién pasados comicios, echó por tierra los avances que en materia electoral (se habían logrado en Nicaragua)."
 

El Presente.

La pregunta que emerge es sobre las razones de Ortega para perpetrar un fraude tan tosco y de tal magnitud. Edmundo Jarquín, líder del sandinismo disidente, agrupado en el Movimiento de Renovación Sandinista (MRS), considera que el presidente nicaragüense está haciendo una mala lectura de la situación internacional. Ortega estima -según Jarquín- "que hay un nuevo momento de la revolución mundial, porque cree estar ante el fin del capitalismo; ve el modelo autoritario de Putin en Rusia, como la continuación de la revolución soviética bajo nuevas circunstancias, y por eso busca una alianza estratégica con Rusia; aprecia la oleada "izquierdista" en (América Latina) como parte de ese nuevo momento de la revolución mundial; y finalmente piensa que el creciente poderío económico y político de China también forma parte de esa "revolución mundial". En esa equivocada valoración del contexto internacional, Ortega ve espacio para retomar lo que considera "revolución inconclusa" de los años 80. Y aquí está su mala lectura de la realidad nacional. Su gobierno, aunque lo pretenda, no es la continuación de los años 80 bajo nuevas circunstancias".


Ortega ganó las elecciones con el 38% de los votos. Era minoría y sigue siendo minoría, pero en la idea de continuar la revolución "inconclusa", ha arremetido contra la voluntad popular para imponerse. El propósito autoritario no le garantiza -por ahora- el control de la Policía y el Ejército, pero sí la incondicionalidad de funcionarios del Estado, como se revela en la siniestra declaración del procurador de Nicaragua, quien afirmó "que si el comandante Daniel Ortega dispusiera llamar (a sus partidarios) a las calles, no quedaría piedra sobre piedra en este país y sobre ninguna emisora, sobre ningún canal de televisión o medio de comunicación"
 
Perspectivas.

La revolución sandinista triunfó en 1979 y representó una esperanza para el pueblo nicaragüense y para América Latina. Significó eyectar una tenebrosa dictadura; pero, bien pronto comenzaron los problemas. Sectores importantes del sandinismo no entendieron lo que su esfuerzo había representado y se desentendieron del compromiso de cambio, al generar prácticas masivamente corruptas en el ejercicio del poder. Como contrapartida, el Gobierno de EEUU y la Inteligencia argentina se dedicaron a apoyar ilegalmente a la "contra" lo cual contribuyó a hacer inviable un régimen que, ante ese enemigo, acentuó sus rasgos autoritarios. Cuando ganó Violeta Chamorro se abrió un período de paz, institucionalización y estabilidad. Hasta Ortega parecía que se había regenerado. Sin embargo, al volver al poder, el mismo de antes, tal vez más cínico y sinvergüenza, ha procedido a perfilar un régimen autoritario cuyo epítome es el reciente fraude electoral. Afirma Jarquín que "(e)l elemento central de la evolución postelecciones del 9 de noviembre ha sido que las fuerzas de choque de Ortega, con total pasividad de la policía, han impedido las manifestaciones de protesta de la oposición. Lo han impedido a pedradas, garrotazos, morteros artesanales e incluso balas. Lo grave es que al bloquear calles, carreteras, requisar personas y bienes, están despojando a la policía de sus facultades. Es decir, el monopolio de la fuerza ya no es solamente de la Policía y el Ejército (que no ha intervenido del todo, todavía)".

 
El proceso descrito revela que la democracia en Nicaragua también está amenazada. Como ocurre cuando las insatisfacciones sociales caen en manos de aventureros capaces de recurrir a prácticas fascistas. ¡Ay, Nicaragua! Si supieras lo que te espera. Apenas es el comienzo...
 





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog