Medidas económicas después del 23N

Por Venezuela Real - 23 de Noviembre, 2008, 10:19, Categoría: Economía

Guillermo García
El Universal
23 de noviembre de 2008

Existe mucha expectativa entre los agentes del mercado y público en general, sobre la adopción de algunas medidas económicas, luego de conocerse los resultados de la elección de gobernadores y alcaldes. Sin duda, el resultado de los comicios tendrá un efecto sobre las posibles decisiones que pudiese tomar el Ejecutivo en los próximos meses; pero el factor electoral y político, aunque dé peso para las decisiones futuras, no será el único determinante en las medidas a ser implementadas. La situación de crisis mundial y los efectos de recesión que ya se registran en las economías de los países desarrollados (Alemania, Inglaterra, Italia, Japón, Estados Unidos) y su incidencia sobre los precios del petróleo, será en definitiva el factor de mayor peso finalmente para la implementación de medidas. Los precios de los Futuros de petróleo que se negocian en el Nymex (Bolsa Mercantil de New York) cerraron el pasado jueves en $ 49,62 por barril, rompiendo la barrera psicológica de los $50.00,  su nivel mas bajo  desde mayo de 2005. Esto estaría llevando la cesta venezolana a niveles de los $41,00 (por su composición: crudos pesados). Si tomamos en cuenta, que el presupuesto 2009 fue calculado sobre un nivel de precios del crudo de $60.00, de mantenerse estos niveles de $50.00 dólares por barril para el primer semestre del año, la presión sobre el mantenimiento del nivel de gasto público y de importaciones que se han registrado en los últimos años, se haría costoso y difícil de mantener en términos de reservas y utilización de los recursos colocados en los diferentes fondos (Fonden; Chino, Miranda).

El presupuesto 2009 y los anteriores se ven como una referencia solamente, y no son indicadores del todo confiables  de las premisas consideradas, ya que finalmente las mismas dependen principalmente del comportamiento de los precios del petróleo. Si se mantienen altos los precios, el Gobierno podrá disponer de una mayor suma de recursos excedentarios para aumentar el gasto presupuestado, lo que lo lleva a subcalcular el valor de la cesta de crudo en épocas de bonanza para acumular la diferencia para sus gastos discrecionales. La experiencia de años previos demuestra que así ha sido la política fiscal en Venezuela, por ejemplo el año 2006: el gasto presupuestado correspondía a VEF 87.000 millones, pero al terminar el año sumó VEF 129.000 millones, lo que significa un excedente de VEF 42.000 millones, debido a que el barril petrolero fue presupuestado en US$ 26 y realmente promedió durante ese año US$ 56,4. El 2007 es otro ejemplo de lo planteado; el gasto presupuestado ascendió a VEF 115.000 millones, pero el ejecutado lo sobrepasó en VEF 28.240 millones y nuevamente se repite en que lo va del corriente año, cuando el presupuesto original estimaba un gasto de VEF 137.500 millones y el gasto acumulado hasta la fecha suma VEF 183.000 millones y el Gobierno estima que cierre el año en VEF 203.298,9 millones. En consecuencia un escenario internacional con un menor crecimiento o de recesión prolongada, impactaría los niveles de ingresos del país tanto por los ingresos petroleros, como los ingresos fiscales producto de una reducción  en la recaudación de impuestos del sector petrolero y no petrolero, debido al menor crecimiento de los precios de exportación y regalías, como de  nuestra economía en los diferentes sectores.

¿Bajo estos escenarios planteados qué medidas podría implementar el Ejecutivo Nacional?  1) Recorte del gasto público que podría oscilar entre 3 o 4 puntos del PIB, siendo los más afectados el gasto de infraestructura, las transferencias a las regiones y los beneficios salariales para los empleados de la administración pública.  2) Devaluación del tipo de cambio oficial de entre 20% o 30%. 3) Mayor control y jerarquización de importaciones al tipo de cambio oficial (alimentos, salud, bienes de capital). 4) Posible establecimiento de un tipo de cambio dual para importaciones consideradas no esenciales. 4) Incremento de l IVA. 5) Implementación del ITF con una tasa menor a la de 1.5%. 6) Cancelación de los procesos de nacionalización (Banco de Venezuela).  7) Reducción de los convenios internacionales (Petrocaribe)  8) Financiación a través del endeudamiento interno por dificultades en los mercados internacionales de capitales. Con un menor crecimiento de la actividad económica, los bancos colocarían más recursos en títulos valores públicos de deuda.

Considero que estas serían las principales acciones a ejecutar en una situación sostenida de baja de los precios y de una profundización y extensión de la recesión en los principales países desarrollados. El apostar a  una salida de la recesión para el año 2009 es aventurado señalarlo en los actuales momentos, y con ello una recuperación de los precios del petróleo. En consecuencia, el apostar a que se puede capear el temporal sin ningún tipo de restricciones con los recursos que se disponen, eleva la probabilidad de un ajuste de shock para el año 2010 de persistir la recesión. En la próxima entrega trataré de señalar lo que en mi opinión debería adelantar el Gobierno para reducir las posibilidades de impacto de la crisis en el país.

Asesor de Inversión





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog