El día después ¿habrá mañana?

Por Venezuela Real - 24 de Noviembre, 2008, 14:36, Categoría: Política Nacional

Santiago Quintero
El Universal
24 de noviembre de 2008

Las sociedades terminan eligiendo su destino, igual que los individuos. Las sociedades eligen ser sumisas ante el Estado autoritario, eligen ser soldados y no civiles, eligen la obediencia sin criterio ni voluntad, eligen el miedo ante el poder por la comodidad de no ocuparse de su destino, igual que los individuos. Las sociedades eligen el tener un Estado gendarme o un Estado de servicios. Las sociedades inventan su santo para que le haga favores, crean un ícono necesario para expiar y conjurar todas las faltas. En un acto masoquista de auténtica patología social y cultural, las sociedades trasladan al Estado su Edipo y su Electra juntos, se enamoran del Estado, viven su relación idílica con él y se desviven por él, en un arranque emocional que llama amor al pedir que no miren los defectos.
 
El poder pide para sí el amor ciego de la sociedad. La pasión absoluta, La entrega total. La emoción desbordada. El poder galán sabe como conquistar a la sociedad sumisa. Aunque le pegue, aunque la castigue, aunque ande por allí con un moretón en el rostro, la sociedad soporta humillada el castigo inclemente, diario, continuo, del Estado ebrio de poder que todo los días le pega, le castiga, le amenaza, le humilla y le culpa de todos los males que hayan ocurrido en generaciones pasadas y de las que vendrán per secula seculorum.
 
Pero la sociedad sabe hasta cuando le va a aguantar sus demanes al Estado. Ese momento llega cuando se ve al espejo y se pregunta  "¿Qué estoy haciendo? ¿Hasta cuándo tengo que aguantar a un Estado grosero, parlanchín, locuaz, un Estado que no me deja ver mis novelas ni mis juegos de pelota, que me quita mi distracción después de un largo día de trabajo para mantener a mis hijos, que quiere encadenarse a cada rato, que tiene un solo discurso repetitivo hasta la saciedad, "Yo, Yo y Yo" y no sale del Yo ni por un momento. Hasta le dio por llenarme la casa con gente de afuera para desplazarme a los hijos y que muchos de ellos tengan que irse de la casa porque no lo aguantan? ¿Hasta cuándo voy a permitir que siga jugando con mis afectos? Hasta que le diga, basta vale, el que se va de la casa eres tú y que se queden mis hijos. Todos son diferentes, pero se respetaban, se querían en sus diferencias. Tú me los pusiste a pelear, porque con una programación que te metieron en la cabeza, te ha dado por querer hacer soldados a todos mis hijos. ¿Hasta cuándo te lo voy a permitir? Cuando busco un espacio para hablar contigo, me sacas un arma y me dices que estas armado, que tú no discutes con mujeres, que cuidado con lo que diga porque me vas a meter en cintura, que lo tuyo es la revolución, que te agrada la revolución y entonces sales disparado a echarte palos de poder en el botiquín donde se la pasa bailando la fulana revolución, haciendo que sabe qué cosas con los que se caen a palos de poder todos los días con ella  y a cada hora. Mientras tanto, tengo que trabajar para mantener a mis hijos y mantenerte el vicio del poder que te tiene ebrio.
 
El momento para la sociedad pudo haber llegado. Si en verdad decidió cambiar su vida, entonces ayer tuvo que haber elegido diferente. Tuvo que haber elegido por retomar su condición ciudadana y la de rescatar  la de todos sus hijos. Tuvo que haberle dado la responsabilidad  a los muchachos para que desde ya se vayan ocupando de la casa que cuesta tanto mantener, para que la adecenten un poco, para que la ordenen y sobre todo para que en el hogar que se llama patria, reine la paz, el respeto y la armonía y no la pelea, el abuso y la ruptura. Si así ocurrió, hoy podríamos amanecer diferente. El hoy tendrá un mañana diferente. Si no ocurrió así, entonces la sociedad seguirá esclava de su impotencia, de su falta de valor y coraje, será expropiada a la larga de su casa, en donde vendrá a danzarle el vientre la revolución a todos los ebrios de poder que terminarán eliminándose los unos a los otros para conquistar sus embriagadores favores de poder.
 





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog